Foto: AFPCaminando seguro y sin complicaciones, Cruzeiro clasificó por cuarta vez en su historia a la final de la Copa Libertadores tras empatar 2-2 con Gremio en Porto Alegre. El equipo azul, dirigido por Adilson Baptista, vuelve a la instancia decisiva 12 años luego de haber derrotado en ella a Sporting Cristal.

 

Al igual que la Copa pasada, la final tendrá como protagonistas a dos equipos que durante el mismo torneo se enfrentaron en la fase de grupos y se volvieron a encontrar para definir al campeón. En el Olímpico de Porto Alegre, Cruzeiro fue siempre más y el 2-2 quedó corto para un dominio que le otorga todas las credenciales para ser rival de Estudiantes de La Plata en la definición del certamen.

El que mucho abarca…

Como era de esperarse, Gremio buscó el arco rival desde el primer minuto de juego y estuvo muy cerca de concretar sus oportunidades. Pero al igual que en el partido pasado, sus atacantes no estuvieron precisos al momento de la definición. Los locales necesitaban ganar 2-0 para lograr la tan ansiada clasificación a la final, y pese a dominar totalmente en los primeros 30 minutos del partido no lo lograron.

Con uno no me basta

Como ya está dicho, Gremio manejaba a su gusto el balón pero no concretaba sus oportunidades, mientras que Cruzeiro se limitaba a no desordenarse en defensa y buscar a sus atacantes con pases largos. Sobre los 34 minutos llegaría la sorpresa tras un gran desborde por derecha de Kléber, quien luego de ingresar al área cedió el balón para su compañero en ataque Wellington Paulista. Este tan solo la tuvo que empujar para decretar el 0-1. Los locales no terminaban de asimilar el inmenso golpe que significaba el primer gol de la visita cuando, tres minutos después, el mismo Wellington Paulista marcaba el segundo tras muy buen centro del lateral derecho Jonathan. Con este resultado parcial, y luego del 3-1 en el partido de ida, los dirigidos por Paulo Autuori debían marcar cinco tantos si querían llegar a la final.

  • SIEMPRE CONTIGO. Los jugadores de Cruzeiro le agradecen a los 2,500 'torcedores' por su aliento incondicional. (Foto: AFP)
  • MEJOR PARADO. Thiago Heleno supera en el salto al argentino Germán Herrera (Foto: AFP)
  • NO TE ME ESCAPAS. Salvo en el segundo gol, Fabinho opacó toda la noche a Souza (Foto: EFE)
  • NO LE SALIÓ NADA. La dupla de atacantes argentinos no le resultó a Paulo Autuori. Gue muy poco el peligro que llevaron Herrera y 'Maxi' López (Foto: EFE)
  • TRACTOR. Junto con Ramires, Jonás se comió la cancha frente a Gremio (Foto: EFE)

Cuando no alcanza

Para el segundo tiempo Gremio adelanto sus líneas y por momentos jugaba con dos hombres en defensa, mientras que sus laterales se convertían en delanteros, lo cual aparentemente empezaba a traer resultados positivos, pues apenas a los 54' los locales encontraban el descuento tras cabezazo de Réver. Pero todo el sistema de ataque ideado por Autuori se vería afectado luego de la expulsión de Adilson, con lo que el sueño finalista se alejaba aún más.

Dame que te doy

Pese a quedar con menos jugadores, Gremio siguió atacando con todo su poderío; pero, como es obvio, dejaba grandes espacios en la retaguardia. Por ello, en varios pasajes del partido los visitantes estuvieron más cerca del tercero que los locales del empate. Faltando 15' para el final, Diego Souza marcaría un golazo desde fuera del área para el 2-2, pero igual no alcanzaría.

Ataque mentiroso

En estos dos partidos de semifinales, Cruzeiro ha demostrado ser un equipo que no necesita atacar constantemente para lograr resultados positivos. Tan sólo le basta con adormecer a su rival con toques cortos en la mitad del campo y aprovechar la gran eficacia de sus delanteros Kléber, Wellington Paulista y Magrao. Además, tiene en el seleccionado Ramires al eje del equipo, ya que el volante trajina todo el campo de juego y es tan efectivo en defensa como en ataque.

Fotos: AFP

Comentarios (1)add
...
escrito por axel , julio 03, 2009
Bueno y donde quedaron los ex-tecnicos de alianza ?
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy