• LA CAMISETA NO SE MANCHA. Verón tiene un conato de gresca con Leonardo Silva, resuelto por el juez Chandía (Foto: Reuters)
  • A PIE TRAVIESA. Braña se anticipa a Kléber. Fiel a su estilo, el 'Pincha' supo poner pierna fuerte en Belo Horizonte (Foto: AFP)
  • DÉJALO VOLAR. Desábato se encoge ante la acrobacia de Ramires. Cruzeiro se quedó con la miel en los labios (Foto: AFP)
  • ESTÁS TARDE. Henrique remata ante la mirada de la 'Gata' Fernández. El volante azul marcó el único tanto de su equipo (Foto: Reuters)
  • A TIEMPO LLEGÓ. Schiavi, refuerzo pincharrata para la parte final de esta gloriosa campaña, se anticipa a Kléber (Foto: Reuters)
  • LA GLORIA PINCHA. En el cincuentenario de la Libertadores, el trofeo volvió a La Plata (Foto: Reuters)

Quizá el planteamiento del equipo platense fue el mismo de la semana pasada. Pero la gran diferencia estuvo en que esta vez Cruzeiro se concentró más en buscar el arco rival que en mantener el cero en el propio. Su última línea, habitualmente mal parada, fue víctima de un equipo que estaba por recuperar su historia copera.

Tú la tienes, yo te ataco

Los locales salieron decididos a quedarse con el torneo más importante del continente, atacando por todos los medios posibles, llegando hasta con ocho hombres al área argentina. Por su parte, los visitantes, al igual que a lo largo del certamen, encontraron gran seguridad en el meta Andújar, mientras que las dos líneas de cuatro planteadas por Sabella se batieron para alejar el peligro de su valla, teniendo en Schiavi y Braña a sus más grandes baluartes. Pese a que los brasileños mantuvieron la posesión del balón durante la mayor parte de la primera etapa, Estudiantes de La Plata, de la mano de Mauro Boselli y Gastón Fernández, estuvo mucho más cerca de lograr el primero tras perder dos claras ocasiones.

Semi pinchados

Para la segunda mitad, las cosas parecían seguir igual, ya que los dirigidos por Adilson Batista seguían manteniendo el protagonismo en el partido y se mostraban más incisivos que su rival. Se agregaba la gran presión ejercida por los casi 65 mil espectadores que se dieron cita en el Mineirao. Fue así que, antes de los 53’, Henrique se desenganchó de sus habituales funciones de marca y se adelantó unos metros. Dejó mal parados a Braña y Verón, y ensayó un remate de unos 35 metros que se desvió en la espalda de Desábato para luego vencer a Andujar. En el banco de suplentes rojo y blanco, Alejandro Sabella cruzó los brazos y agachó la mirada. Parecía que su sueño se acababa.

Bruja con pócima

Luego del 1-0, Cruzeiro tomó totalmente el control de las acciones, mientras que su rival pasaba sus peores momentos en el partido. Pero esto tan solo duraría 5 minutos, ya que a los 57’ Juan Sebastián Verón demostró por qué es considerado un jugador distinto. Envió un pase de antología para lo proyección del lateral derecho Cellay, quien envió un centro al área chica, donde Boselli y la ‘Gata’ Fernández peleaban ante un único defensor. Finalmente, el último de ellos terminó celebrando el merecido empate.

Ahí se quedan

Sabiendo que a los equipos brasileños no se les puede regalar espacio, Sabella mantuvo su línea defensiva pegada a la media cancha. Esto hizo caer en desesperación a los jugadores locales, que no encontraban el camino hacia el arco y hacían perder la paciencia a sus hinchas.

Simplemente, el goleador

Cruzeiro, empecinado en conseguir la ventaja, optó por defenderse con solo dos jugadores, que quedaron en constantes mano a mano con los dos atacantes argentinos. A los 73´ se produjo, quizás, el tiro de esquina más importante en la historia de muchos hinchas ‘pincharratas’. Mauro Boselli, el goleador de la edición 50 de la Copa Libertadores, envió el balón al fondo tras potentísimo cabezazo. Estallaron los más de 4 mil hinchas que siguieron a su equipo hasta Brasil y todos los que lo seguían desde La Plata. De ahí en más, Estudiantes se dedicó a defender con uñas y dientes la ventaja, mientras que los brasileños estuvieron muy cerca de lograr el empate, de no ser por el travesaño y la ineficacia de sus jugadores.

¿Y si no fuera por Lentini?

Quizás no sea el momento más adecuado para los recuerdos, pero este campeón de la Copa Libertadores se enfrentó en la fase previa a Sporting Cristal, donde los celestes estuvieron a tan solo 8 minutos de clasificarse, sino fuera por aquella desconcentración defensiva que acabó en el potente cabezazo del joven delantero Ramón Lentini. Es cierto que después Estudiantes cesó a Leonardo Astrada y asumió la batuta Sabella. Por eso, hay veces en que la historia resulta caprichosa. Pero también es cierto que la escriben los triunfadores. Y Estudiantes de La Plata, esta noche, volvió a serlo.

Fotos: AFP, Reuters

Comentarios (5)add
...
escrito por FER , julio 16, 2009
Con tal q no hablen de mística copera ni otros artilugios.
Aguantó, esperó y cuando la tuvo, la metió.
Al Cruzeiro se le notó falto de gente de mando, con experiencia, esa que gana las finales.
Igual el año pasado, el Fluminense se quedó sin copa a manos del LDU en Rio de Janeiro.

...
escrito por giavide , julio 16, 2009
creo que el tiro de esquina más importante en la historia sigue siendo aquel con el que Conigliaro hizo el gol del 1-0 al Manchester United en la ida de la intercontinental 1968 ..
...
escrito por Juan Alberto Arica Mendoza , julio 16, 2009
La mística es fundamental en el fútbol, y Estudiantes la hace respetar: Cerca de este Campeón de América 2,009 han estado Juan Ramón Verón (la primera Bruja, padre de Juan Sebastián), Bilardo y Malbernat. El Comando Técnico lo encabeza Sabella y lo integran Julián Camino (el de la patada brutal a Franco Navarro el 85), Trama, Gugnali y otros que formaron el Gran Estudiantes de los 80 qste del 2,009
...
escrito por Juan Alberto Arica Mendoza , julio 16, 2009
La mística es importante y Estudiantes la ha respetado: A este Campeón 2,009 lo han acompañado los "Pincharratas" de los 60/70: Bilardo, Malbernat y Juan Ramón Verón, el padre de Sebastián, la Bruja actual.
El Comando Técnico encabezado por Alejandro Sabella, también lo integran Trama, Gugnali y Julián Camino (aquél de la patada brutal a Franco Navarro el 85), todos integrantes del Gran Estudiantes de los 80, que catapultaron a Bilardo a la Selección Argentina, con la cual después sería Campeón y Sub Campeón del Mundo.
Esta tradición se alarga a los presentes campeones, cuyo símbolo e insignia es la Bruja Juan Sebastián Verón, cosecha estudiantil de los años 90, y cabal figura excluyente del partido de anoche.
Esta cadena que no se rompe desde hace 40 años, y que forjaron Zubeldía, Faldutti, Geronazzo, Bilardo, Luján Manera, Aguirre Suárez, Poletti, Corigliano, Cremasco y otros, se extiende cada vez más y con principios.
La mística, es una forma de juego, de vida, de filosofía, que se mantiene incólume ante el paso de los años.
Y Estudiantes la ha hecho respetar.
Por más que durante años no hayamos compartido la forma de juego, Estudiantes mantiene vigente su filosofía y ello es elogiable.
Un mensaje saludable para el fútbol en general significa este título platense, y sería bueno que dechalaca.com logre remembranzas de un talento, baluarte y símbolo del Estudiantes de los 80 que labora en nuestro fútbol: Marcelo Trobbiani, Campeón del Mundo con Argentina en México 86.
...
escrito por Ivan , julio 18, 2009
Que lamentable, mas ego para los argentinos y los "periodistas"de fox.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy