Foto: ConmebolEn partido de discreto nivel, Monagas maniató a Defensor Sporting, lo llevó a su ritmo, trabó el partido y aprovechó un grueso error del arquero violeta Guillermo Reyes. Así, el cuadro azulgrana ganó 1-0, sumó sus tres primeros puntos en el Grupo A y se metió en la pelea por el pase a octavos.

Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

ESCASEZ DE IDEAS. Escaso público acompañó hoy al conjunto local; tal vez por su posición en la tabla, tal vez por la crisis económica que agobia al país llanero. Lo cierto es que el fútbol desplegado por ambos equipos durante los 90' fue proporcional a la poca gente en el Monumental de Maturín.

EL DE NEGRO NO AYUDÓ. La ansiedad de Monagas por obtener su primeros puntos y la necesidad de Defensor Sporting de concretar los tres puntos que había considerado en el presupuesto antes de iniciar la Copa -apremiado además porque Cerro Porteño había ganando en Maturín en la primera fecha- contribuyeron a que fuera un partido con pocas luces. Las cosas las complicó más el árbitro colombiano Andrés Rojas, quien no le dio fluidez al juego, al cortarlo ante la mínima falta con escaso criterio.

EL DESCANSO NO AYUDÓ. El primer tiempo terminó cuando los equipos aún no habían encontrado la pelota, más allá de un disparo de Luis González Cova que remeció el travesaño violeta. Y si había expectativa que para el regreso del entretiempo los entrenadores movieran el banco o, al menos, modificaran su planteamiento, pues ella se esfumó rápidamente porque el inicio de la segunda mitad fue una continuidad del primer tiempo: un tramo plagado de juego errático.

 

CON LA VIEJA RECETA. Cuando no se puede llegar al gol, sea por deficiencias  propias, sea porque el rival no te lo permite o, sea porque se presentan ambos supuestos, pues la única manera de mover el tablero es aprovechar el error del rival, y así sucedió. Un tiro libre desde la derecha, ejecutado con el perfil cambiado por Christian Flores, lanzó el balón hacia el límite del área chica; eso forzó un error de cálculo del arquero violeta Guillermo Reyes y el capitán local, Lucas Trejo, se elevó para romper el cero y abrir el partido.

LUZ EN LA PENUMBRA. En un partido que muy pronto casi nadie recordará, tal vez, sí quedará en la agenda de los memoriosos el tranco largo, velocidad, potencia y habilidad de un delantero de complicado nombre: Jhonder Cádiz. Tiene todo eso; le falta el gol. Ya lo encontrará y, cuando ello suceda, la 'Vinotinto' lo va a agradecer.

El Gol

Fotos: Conmebol


Leer más...

La ficha del Monagas 1 - Defensor Sporting 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy