En 1949, Brasil ganó la Copa América que organizó y en ella consiguió su mayor goleada en un partido oficial: 10-1 a Bolivia, resultado sellado con un tanto de Nininho a 4 minutos del final en el arco del sacrificado golero Vicente Arraya y que, en su momento, resolvió importantes rencillas internas.
Auspicio Hyosung Perú


SAO PAULO, BRASIL, 10 DE ABRIL DE 1949.
El Paulo Machado de Carvalho, 'Pacaembú' para mayores y universales señas, es testigo de un partido de un solo lado. Brasil aplasta a Bolivia con contundencia y autoridad en la segunda jornada del Sudamericano, y parece haberse acostumbrado a los marcadores excesivamente holgados. En el primer partido le ganó 9-1 a Ecuador, y ahora hace lo propio con la también débil Bolivia. Sin embargo, desde las tribunas no han bajado solamente aplausos, sino también críticas: la hinchada paulista no le perdona al DT Flavio Costa haber dejado fuera del 'Scratch' a Leónidas da Silva, aún vigente como figura y goleador en el Sao Paulo. En su lugar, ha optado por darle el pilotaje del ataque ante los altiplánicos a un futbolista de perfil más bajo, debutante a nivel selección: Antonio Francisco 'Nininho', el ariete del Portugesa paulista. Y este ha respondido con creces: dos goles que han acallado las silbatinas junto a otros ocho de sus compañeros. Pero a los 86' tuvo espacio para una más: se metió al área y se la cruzó al meta Vicente Arraya, sacrificadísimo porque salvo José Bustamante con algunos despejes en la misma raya, ha sido el gran perjudicado de la tarde.

Una de las cargas brasileñas sobre el pórtico del victimado portero Arraya. (Recorte: diario A Noite)

Aquel 10-1 de Brasil sobre Bolivia significó no solamente la máxima goleada del 'Scratch' en la historia de la Copa América, sino el mejor resultado en general de un seleccionado brasileño en un cotejo oficial. La historia contará que siete jugadores paulistas y cuatro cariocas integraron aquella oncena en que cada afición citadina peleaba por tener mayor representatividad. Pero aquella tarde de abril, gracias a la decena de goles, el 'Pacaembú' lució distinto: generoso con todos en el aplauso y el elogio. Y el hat trick de Nininho, quien nunca más volvería a anotar con la Seleção pero sí totalizaría 115 goles con el Portuguesa para convertirse en su tercer goleador histórico, acabó siendo una clave de integración de esas que quizá la memoria histórica no recompensa con similar generosidad.


Leer más...

Otro gol de Copa América al minuto 86: Roberto Palacios (Perú) vs. Bolivia en 2004

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy