Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comA Juventus le bastó un tanto para certificar su clasificación a cuartos: con gol de penal de Paulo Dybala, la gran figura de la 'Vecchia Signora', venció por 1-0 a un Porto que encaró la revancha con estrategia, pero que se desmoronó a partir del tanto triunfal de los turineses.

 

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Llegar al Juventus Stadium con un 0-2 que revertir, indudablemente, era tarea complicada. Eso lo tenían muy claro Nuno Espírito Santo y compañía, y para ello había que planificar una estrategia. Algún tipo de maniobra que, de alguna manera, permitiera abrir los espacios del rival y, a la vez, protegerse con sapiencia ante una de las mejores ofensivas del planeta.

Ese concepto, de hecho, fue el que adoptó Porto ante un rival como la Juventus que tenía el camino prácticamente asegurado a cuartos, pero que debía desandar. Y acaso esa última premisa tardó más de lo debido por un factor de confianza. Los dirigidos por Massimiliano Allegri, pues, encararon el partido con una propuesta ofensiva basada en un 4-2-3-1 que, eso sí, resultó maniatada durante la primera media hora del juego.

Óliver Torres, Yacine Brahimi, Francisco Soares y Andrés Silva se convirtieron en una sociedad que hizo tambalear al bloque posterior de la 'Vecchia Signora'. De hecho, el sector izquierdo de la 'Juve', el de Alex Sandro, fue el más penetrable aunque sin que llegara a generarse un real riesgo en el arco de Gianluigi Buffon. No obstante, toda esa pequeña función visitante iba a tener un punto final. Y se marcó a partir del levante en el juego de Paulo Dybala, el hombre que más corrió en toda la cancha y de cuyos pies nacieron las mejores situaciones de gol para el local.

Paulo Dybala fue el artífice de la clasificación de la Juventus a cuartos de la Champions. (Foto: AP) 

Hubo, así, un antes y un después en el partido. Lo suficiente para liquidar cualquier ilusión del Porto y, de paso, sentenciar la llave con el marcador global. Una falta tras un disparo de Gonzalo Higuaín -específicamente una mano dentro de la línea de meta del 'Maxi' Pereira, que derivó en su expulsión- generó que el '21' de los bianconeri convirtiera en la portería de Íker Casillas y estableciera una ventaja que no necesitó estirarse más.

En efecto, la monotonía fue el principal protagonista de la fracción complementaria. El cuarteto que tomó un rol protagónico sobre el cierre del primer tiempo, conformado por Juan Cuadrado (reemplazado a gran altura en el segundo tiempo por Marko Pjaca), Dybala (que luego dio pase al estreno internacional del venezolano Tomás Rincón con la 'Juve'), Mario Mandzukic y Gonzalo Higuaín se dedicó a sembrar pelotas dentro del área, pero sin la pericia para estirar la cuenta. El rival, en cambio, se rindió ante la superioridad que tuvo enfrente y no agotó mayor esfuerzo en siquiera pisar el arco de Buffon con aplomo. 

La Juventus cumplió con la lógica. Puso la rúbrica y confirmó su presencia en cuartos de final de la Champions. Una tarea poco complicada para una oncena, la de Massimiliano Allegri, que supo manejar de buena manera la renta que cosechó en el Do Dragão. Y que, fiel a su estilo, evitó pasar apuros ante un rival como el Porto que perdió la brújula a partir de un gol que convirtió en fantasía su estrategia orientada a dar el golpe en Turín.

Los goles

Fotos: AP

24Win

Leer más...

La ficha del Juventus 1 - Porto 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy