Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCon un buen planteamiento de Massimiliano Allegri, la Juventus se impuso 0-2 al Mónaco en el Estadio Luis II y casi aseguró su lugar en la final de Cardiff. El local tuvo algunas llegadas en el primer tiempo, pero vio como Gonzalo Higuaín superó su arco en dos oportunidades.

Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

Es difícil que un equipo como el Mónaco no haya despertada simpatía entre los aficionados del fútbol mundial. Sucedió con el Dortmund en 2013 y luego con el Atlético de Madrid en 2014. Los equipos no top que llegan a instancias finales suelen generar simpatía. Pero en el caso del cuadro de Leonardo Jardim, se le podía sumar la juventud de su plantel y la aparición de jugadores como Kylian Mpabbé, Thomas Lemar y Benjamín Mendy.

Al frente tenía quizás al rival más incómodo que tiene esta edición de la Champions. El bianconeri, dirigido por Massimiliano Allegri, llegaba a este partido sin haber recibido goles en sus cuatro enfrentamientos previos -de eliminación directa- y con un plantel preparado para sumar, finalmente, su tercera 'Orejona'. Pero el mérito de Allegri no está sólo en los resultados, sino en el estilo que tiene este equipo.

Sin dudas, como buen equipo italiano, el pentacampeón de la Serie A salió con una defensa de tres y apostando mucho al ida y vuelta de sus carrileros: Dani Alves y Alex Sandro. Con Paulo Dybala libre y con la responsabilidad de ganarle la espalda a Fabinho y a Tiemoué Bakayoko, el atacar nunca dejó de ser una prioridad. Y así fue. Luego de pasar un mal rato en algunos momentos del primer tiempo, la Juventus se hizo de la pelota y del medio campo. Mpabbé tuvo a maltraer a Andrea Barzagli cuando se tiraba para la banda, pero pese a que lo superara, no podía encontrar un receptor desmarcado.

Ante la Juventus, Mbappé fue neutralizado. En consecuencia, la opciones de Mónaco se redujeron. (Foto: Reuters) 

Algo que sí encontró la 'Juve' en una salida por el medio que tras un par de tacos -de Dybala y Alves- terminó en gol de Gonzalo Higuaín. El argentino anotó así quizás su gol más importante en su carrera. El Mónaco quiso responder, pero los de Turín bajaron las revoluciones hasta el mediotiempo. Jardim se demoró en darle ingreso a Joao Moutinho y apostó a la agresividad en el ataque de los jugadores que ya tenía en cancha. Así, Radamel Falcao García llegó a posición de remate dentro del área luego de un error de Miralem Pjanic y una buena asistencia de Bernardo Silva. Pero como ya había pasado antes cuando falló la defensa turinesa, apareció Gianluigi Buffon.

Dybala y Alves sí aprovecharon un error en salida de Bakayoko para conseguir el segundo. Un centro milimétrico del brasileño encontró en el segundo palo al 'Pipita' que ampliaba el marcador. El 0-2 casi cerró el partido. Juventus retrocedió líneas y siguió apostando al contragolpe, mientras que el Mónaco -ya con Moutinho en campo- no sabía bien cómo hacerle daño a la muralla azul. No lo pudo hacer.

Ambos técnicos refrescaron jugadores pero la defensa italiana volvió a imponerse ante animado pero poco efectivo ataque monegasco. Con Thomas Lemar desaparecido y Mbappé ahogado en la marca, toda la labor de ataque recayó en encontrar a Falcao García. Al final, la 'Juve' se llevó un triunfo que casi lo mete en la final de Cardiff y mantuvo por quinto partido consecutivo su valla invicta. Luego de haberse vuelto dominador de su liga, el siguiente paso de esta generación -liderada por Buffon- es alzarse con la Champions. Un título que le ha sido muy esquivo a varias grandes generaciones bianconeras y que este equipo de Allegri espera poder volver alzarlo.

Los Goles

Fotos: Getty Images, Reuters

24Win

Leer más...

La ficha del Monaco 0 - Juventus 2

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy