Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn una entretenida y disputada final, el Barcelona se impuso 1-3 con un dominio de juego notorio sobre la Juventus. Así, los catalanes consiguieron el triplete y su quinta Copa de Europa en Berlín.

El partido fue…

INTENSO. La Juventus comenzó las acciones presionando en su campo la salida del rival, táctica que se aplicó hasta que el Bacelona abrió el marcador en su primera ofensiva antes de los 5’. A partir de allí, el equipo de Luis Enrique pasó a dominar el partido hasta la finalización de la primera etapa. Un café en el entretiempo hizo que el equipo de Turín fuera por el empate y el campeonato. Tras conseguir lo primero, los jugadores fueron en bloque hacia el campo rival en la búsqueda del objetivo principal. Los ataques de los catalanes continuaron, en menor medida, pero con una similitud: Luis Suárez probó y probó al arco hasta que, al fin, una de tantas pelotas ingresó. Continuó el encuentro con una Juventus que siguió intentando, aunque sin la potencia de los primeros minutos. El cuadro culé volvió a adueñarse del ritmo y lo liquidó a los 97’+ con un remate cruzado de Neymar que venció a Buffon, quien pese a todo cumplió. Cakir pitó el final y todo quedó en un profundo Visca Barça.

El Capo: Luis Suárez (17)

El delantero central del campeón no solo aportó con un gol y recurrentes disparos al arco italiano, sino que además se recogió para apoyar en la generación de juego y acelerar la transición de defensa al ataque, principalmente durante el final del encuentro. Fue el más incisivo en ataque.

La Pizarra

Ambos cuadros apostaron por los clásicos esquemas. Allegri con su 4-3-1-2, con Vidal de ancla detrás de Tévez y Morata, con Pirlo entre los volantes repartiendo los balones que Marchisio y Pogba recuperaban. Durante todo el encuentro, la línea defensiva se mantuvo en su cuarto de cancha, mientras que la de volantes hizo el desgaste cuando se defendió. Por su parte, Luis Enrique mandó el 4-3-3 de siempre: ataques veloces por las bandas que lleguen a campo rival en unos cuantos pases. El trío de ataque popularmente llamado 'MSN' se apoyó en Rakitic e Iniesta, quienes lo alimentaron de balones, mientras Busquets se paró delante de la los centrales esperando con atención cualquier amenaza.

Kazuki Ito: Cüneyt Carkir

Aceptable la actuación de la sexteta turca, quienes no tuvieron mucho trabajo más allá de las vehementes entradas de Vidal en el primer tiempo, que tranquilamente pudieron significar una segunda amarilla y expulsión. La innecesaria polémica se produjo por la anulación del gol de Neymar a los 72', por un desvío del balón en su muñeca.

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Juventus - Barcelona

CALETAS: Antecedentes de croatas, uruguayos y brasileños anotando en una final de Champions League

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy