Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras un cierre de 2018 incierto por problemas administrativos, Binacional hizo una campaña antológica y le dio a la Región Puno su primer título nacional. Casi imbatible de local en Juliaca y algo complicado de visitante, el ‘Poderoso del Sur’ ganó el Apertura de la mano de Javier Arce y concretó la vuelta olímpica al mando de Roberto Mosquera.
Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor


Las Cifras

El goleador del equipo: Donald Millán (23 goles)

El mejor resultado: Deportivo Binacional 7 - Alianza Universidad 0 (Clausura, fecha 12)

El peor resultado: Deportivo Binacional 1 - Sport Huancayo 3 (Apertura, fecha 14)

Cantidad de jugadores empleados: 27

Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 3

Técnicos: 3 (Javier Arce, fechas 1 del Apertura a 5 del Clausura; Javier Uturunco, fechas 6 y 7 del Clausura; Roberto Mosquera, fechas 8 del Clausura a vuelta de la final)

* Nota: son elegibles como El Capo del equipo aquellos jugadores que disputaron al menos dos tercios de los partidos de Deportivo Binacional en 2019 (24 partidos) y, satisfecha esa primera condición, aquellos jugadores que disputaron dos tercios de los minutos correspondientes a ese mínimo de partidos (1440 minutos)

La Pizarra

El 4-2-3-1 fue el esquema más empleado tanto por Javier Arce como por Roberto Mosquera, con algunas variantes ocasionales en las que jugaron tres volantes en primera línea o dos centrodelanteros. Michael Sotillo fue el dueño del arco en la mayoría de partidos, a pesar de que Mosquera decidió darle la confianza a Alexander Araujo –a quien dirigió en Sporting Cristal- para los consagratorios partidos de la final ante Alianza Lima.

Ángel Pérez y Jeickson Reyes fueron los laterales titulares, mientras que la zaga central estuvo normalmente conformada por Éder Fernández y Hervé Kambou. Sin embargo, tras el retorno de John Fajardo luego de un breve paso por Sport Huancayo, el marfileño se vio algo relegado en el Clausura. El colombiano Ramón Córdoba fue el principal defensor suplente, y sorprendentemente tuvo minutos en la final antes que el propio Kambou.

La dupla en la primera línea salió casi siempre de memoria, y fue uno de los puntos más altos de la temporada: Yorkman Tello y Edson Aubert le dieron equilibrio, marca y buena salida al 'Poderoso del Sur' e incluso aportaron algunos goles y asistencias. Aubert fungió como el “Yotún” de Binacional: marcó el ritmo de juego y fue el principal encargado de lanzar balones, además de siempre amenazar con su remate de larga distancia. Tello, en tanto, fue quien hizo de todoterreno en el medio: le sumó a su buen recorrido y marca una mejoría en el trato del balón respecto de temporadas anteriores, y demostró ser un buen nexo y repartidor también. Aunque en el papel Ángel Ojeda era el principal recambio, el ex Unión Comercio fue utilizado muchas veces como relevo de Pérez por el lateral derecho.

Punto aparte merecen la llegada y el aporte de Dhawling Leudo para el Clausura merecen un párrafo aparte. El ex FBC Melgar, destacado por su despliegue y velocidad, cumplió buenas actuaciones tanto como un tercer volante que acompañó a la dupla Aubert – Tello con una mayor vocación ofensiva o como hombre por la banda derecha. La polifuncionalidad del colombiano ya era conocida por su paso en Arequipa, pero su integración y contribución al equipo fue, en silencio, mucho mejor de lo que se esperaba.

En la segunda línea de volantes estuvieron dos de los mejores del campeonato: Andy Polar tirado por izquierda a perfil cambiado, y Donald Millán como enganche y creador del fútbol del ‘Poderoso del Sur’. Ambos jugaron juntos detrás del punta cuando el equipo formó con un 4-2-3-1. Por la banda derecha alternó en principio Marco Aldair Rodríguez, aunque cuando este jugó de punta permitió que sumaran minutos los Sub-20 José Hilario y Joaquín Astorga, habitualmente relevados por el trágicamente fallecido Juan Pablo Vergara. El paraguayo Roque Guachiré mostró ser un recambio polifuncional de características interesantes, a pesar de no gozar de tantos minutos.

El propio Rodríguez fue también el mejor atacante del equipo, y tuvo –con diferencia- más partidos y minutos que Jeferson Collazos y Héctor Zeta. Aunque ambos fueron de la partida en varias ocasiones, no era habitual que jugaran los 90 minutos, por lo que el principal referente en ataque fue el potente extremo surgido en las canteras de Alianza Lima.

El Capo: Andy Polar

Polar y un talento inagotable de una zurda al servicio de Binacional. (Foto: David Ramos / DeChalaca.com)Uno de los sobrevivientes del campeonato de la Copa Perú 2017 fue nuevamente una de las sensaciones del torneo, y al mismo tiempo -como en la temporada anterior- el jugador con mejor promedio para DeChalaca en filas de Binacional, aunque con una cifra mucho más elevada. El volante de 22 años de edad ya es más que conocido por su habilidad en el uno contra uno y su capacidad para salir para cualquiera de los dos lados. Sumado a su desequilibrio, marcó incluso más goles que Zeta y Collazos, por lo que se convirtió con largueza en una de las principales claves de la histórica campaña de Binacional.

La Mejor Contratación: Donald Millán

Millán le regaló su magia al campeón. (Foto: David Ramos / DeChalaca.com)Su puntaje promedio es ligeramente menor al de Polar, y junto a él se erigió en la principal figura del equipo. Marcó 23 goles, una cifra voluminosa para alguien que juega de enganche –apenas un gol menos que los tres principales delanteros del plantel juntos-, y su sola presencia en el campo era un dolor de cabeza para los rivale. El colombiano exhibió técnica y mucha inteligencia tanto en altura como en el llano y de ese modo fue el eje del juego del campeón.

La Revelación: José Hilario

Hilario, sangre cusqueña para alegrar a la Región Puno. (Foto: David Ramos / DeChalaca.com)El joven y menudo volante gozó de varias oportunidades en la banda derecha y cumplió mejores presentaciones que Joaquín Astorga, el otro Sub-20 que alternó con él en el puesto. Si bien fue principalmente empleado por el tema de la Bolsa de Minutos, el cusqueño -quien había jugado 6 partidos en 2017 con Real Garcilaso pero luego careció de chances- mostró virtudes como el dominio y uso frecuente de ambos perfiles y una tendencia a buscar el uno contra uno, por lo que se lo puede considerar una aparición interesante de esta temporada. Logró marcar un gol en la goleada ante Carlos A. Mannucci en el Clausura.

La Decepción: Fernando Adrián

El curioso boliviano Adrián apenas jugó 13 minutos y fue campeón nacional. (Foto: Prensa Binacional)Poco se pudo conocer sobre el delantero boliviano de 30 años, quien solo tuvo la oportunidad de jugar 13 minutos frente a Ayacucho en el Apertura cuando ingresó por Roque Guachiré. Los refuerzos del país del Altiplano son poco usuales en el torneo local y su fichaje pudo generar algo de expectativa o novedad, pero por algún motivo jamás se tomó en cuenta al ex Real Potosí y su fugaz presencia acabó dilapidando un cupo de extranjero.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: David Ramos / DeChalaca.com; Prensa Binacional


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy