Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comAyacucho dejó de ser uno de los regulares candidatos al descenso para pasar a pelear el ingreso a un torneo internacional, que se le escapó por muy poco. De la mano del estable proceso de Mario Viera, los zorros mantuvieron un rendimiento parejo durante todo 2019.

Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

Las Cifras

El goleador del equipo: Mauricio Montes (15 goles)

El mejor resultado: Ayacucho 5 - San Martín 0 (Apertura, fecha 17)

Los peores resultados: Real Garcilaso 3 - Ayacucho 0 (Apertura, fecha 14) y Melgar 3 - Ayacucho 0 (Clausura, fecha 2)

Cantidad total de jugadores empleados: 26

Cantidad total de jugadores Sub-20: 3

Técnicos: 1 (Mario Viera, fechas 1 del Apertura a 17 del Clausura)

* Nota: son elegibles como El Capo del equipo aquellos jugadores que disputaron al menos dos tercios de los partidos de Ayacucho FC en 2019 (23 partidos) y, satisfecha esa primera condición, aquellos jugadores que disputaron dos tercios de los minutos correspondientes a ese mínimo de partidos (1380 minutos)

La Pizarra

Mario Viera probó diferentes formaciones durante el año en Ayacucho FC, pero la más usada y que se asentó en el tramo final de la campaña el fue 4-3-2-1. Éxar Rosales inició la campaña como el arquero titular, y aunque sus números fueron respetables no lograron garantizarle la titularidad, por lo que Carlos Grados se hizo del arco de los zorros en la recta final del Clausura.

La defensa ayacuchana tuvo a Christian Laura, Diego Minaya, el uruguayo Hugo Souza y Luis Trujillo como los cuatro habituales en el fondo. También alternaron por los costados Aldair Perleche y Jesús Mendieta, mientras que por el centro lo hicieron Marcos Delgado -hasta su marcha a la Universidad San Martín-, Óscar Guerra y -sobre el tramo final del año- el colombiano Hanyer Mosquera en una zaga que encajó 43 goles en todo el campeonato, lo cual resultó una mejor sustantiva en comparación con la temporada pasada.

El mediocampo estuvo formado en primera línea por Tarek Carranza como ancla y Ernest Nungaray y Cristian Mejía como los tapones que lo flanquearon. Tuvieron como relevo principal a Éver Chávez y, como grata aparición en el Clausura, a José María Inga; Sidney Faiffer alternó poco.

En tanto, en la función de extremos abiertos hubo una rotación constante: Carlos Preciado fue usado en varias oportunidades por derecha, aunque a veces pasó a cumplir funciones de segundo delantero, mientras que por izquierda su habitual espejo fue Wilmer Aguirre. Cuando se quería más creación que velocidad, los lugares eran respectivamente ocupados por el paraguayo Alejandro Martínez y el menudo Robert Ardiles; y cuando se quería reemplazar velocidad por velocidad, se buscaba aire con Luis Enrique Carranza por derecha y -hasta su retorno a Cristal- Kevin Sandoval por izquierda.

Y si en las bandas hubo casi dos cambios fijos por partido entre los últimos seis jugadores citados, en el centro de la delantera hubo un protagonista único e inalterado: Mauricio Montes siguió, a los 37 años, demostrando ser uno de los mejores delanteros del fútbol peruano a pesar de su edad. El juvenil Jack Cirilo, su único relevo directo, jugó apenas 4 partidos.

El Capo: Mauricio Montes

Montes hizo delirar a Ayacucho 15 veces en el año. (Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com)El siempre rendidor delantero tuvo por segundo año consecutivo una gran temporada en Ayacucho. Fue el que más partidos y minutos jugó en el equipo, además de ser el que más goles gritó con los zorros. El experimentado delantero jalaba defensores y aguantaba la marca hasta encontrar ayuda de sus compañeros. Fue casi imposible de contener dentro del área y, como premio, acabó siendo el capitán de la selección peruana que disputó los Juegos Panamericanos.

La Mejor Contratación: Carlos Preciado

Preciado jugó por el extremo y a veces por el medio. (Foto: Julio Carrasco / DeChalaca.com)El experimentado delantero colombiano fue una apuesta que resultó en el equipo ayacuchano. Preciado se sumó a Ayacucho luego de haber jugado en la parte final de 2018 con Unión Comercio, y terminó siendo el segundo jugador con más partidos en el club. Sus desbordes por los extremos complicaron a los laterales rivales en más de una ocasión y fueron una alternativa cuando Mauricio Montes se encontraba bloqueado por los centrales rivales de turno.

La Revelación: José María Inga

Inga llegó para la segunda parte del año y destacó. (Foto: Julio Carrasco / DeChalaca.com)Salido de las canteras de Sporting Cristal, llegó a préstamo a mediados de año y se hizo de un lugar dentro del mediocampo ayacuchano. El volante de la categoría 1999 aprovechó las oportunidades que le dieron y hasta llegó a anotar el primer gol de su carrera. Su rendimiento creciente ayudó a que los zorros tuvieran una opción de recambio que se ganó el puesto en una volante que buscó marcar y pasar.

La Decepción: Óscar Guerra

Guerra no tuvo el reencuentro esperado con una camiseta con la que supo destacar. (Foto: Julio Carrasco / DeChalaca.com)El defensa negriteño participó en 8 partidos durante el certamen sin mostrar el rendimiento que sus credenciales prometían. Guerra regresaba a Ayacucho luego de cuatro temporadas, con el recuerdo de haber sabido ser un símbolo de la zaga del equipo desde que se llamaba Inti Gas. Los rendimientos parejos de Minaya y Souza, sin embargo, no le dejaron lugar.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Álex Melgarejo y Julio Carrasco / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy