Foto: AFPPerú estuvo lejos de corregir sus falencias. Si bien no fue arrollado por Paraguay, el cabezazo de González bastó para consumar el 1-0 que deja a la blanquirrojita eliminada tras su tercera derrota consecutiva en Cali.
Luis Pérez | @luisperezadrian
Redactor

El sentir colectivo impregnado en el ambiente doméstico antes del inicio del Sudamericano Sub-20 2023 parecía unánime: pocas esperanzas en torno del equipo dirigido por Jaime Serna. Y es que claro, entre el apresurado recambio de técnico y por lo visto en amistosos previos, no era mucho lo que podía esperarse de la excursión a Cali, máxime después del duro sorteo. La teoría terminó siendo correcta, Perú, a falta de completar un partido para culminar su participación, ya está eliminado y con cero puntos. No obstante, ¿no existe nada que rescatar?

Ante Brasil el combinado nacional logró competir, y también logró estar arriba ante Colombia. Frente a Paraguay, sin embargo, le costó sostener el ritmo en ambos frentes. La inseguridad de haber recibido cinco goles en dos partidos, sumada a la variación constante de nombres en el once inicial, originó que la pasividad para crear aflorara en filas blanquirrojas. Dicha pasividad fue escalando líneas, hasta llegar a ser desesperante el ansia de encontrar intensidad para recuperar balones con el marcador en contra.

La solidez defensiva en momentos determinantes no es algo que caracterice a los dirigidos ahora por Jaime Serna, y ello no es novedad. Kluiverth Aguilar terminó quedando expuesto tras su grueso error en la marca de Diego González: el ex Universidad San Martín, con mucha calma, orquestó y anotó el gol de la victoria. No obstante, el lateral del Lommel SK belga no fue el único a quien le pasó factura la tarde-noche en el estadio Pascual Guerrero: los flojos cierres de Álex Custodio, así como las salidas en falso de Nicolás Amasifuén -luego sustituido por Sebastián Aranda- resultaron constantes durante todo el primer tiempo.

El mortífero cabezazo de González se introduce en las redes peruanas ante las miradas impotentes de Sánchez y Aguilar. (Foto: AFP) 

Pero pese a las carencias en defensa y la escasa participación de los hombres de arriba, Perú se las arregló para llevar peligro. Los ingresos de Catriel Cabellos y Sebastien Pineau terminaron por elevar el volumen ofensivo del representativo blanquirrojo, esto luego haber visto lo titánico que resultaba tanto para Kenji Cabrera como para Diether Vásquez trascender en el juego. Los cambios contribuyeron a equilibrar el partido: la blanquirrojita llegó incluso a tener más el balón y, a punta de aproximaciones desordenadas pero con ahínco, logró que los minutos finales se jugaran en área guaraní.

Atrás habían quedado los insistentes esfuerzos por encontrar a Bruno Portugal con balones largos, recurso que se había vuelto una constante ante la poca movilidad de los volantes de primera línea Gonzalo Aguirre y Álvaro Rojas. Dicha alternativa cobró mucho más sentido con Pineau y Diego Otoya como referentes en ataque. De hecho, el portero Ángel González, quien había gozado de un encuentro relativamente calmado para sus intereses, terminó siendo el héroe albirrojo, ya que literalmente le arrebató el grito de gol al joven delantero de Alianza Lima en el minuto final.

Dentro de los contrastes marcados en la Sub-20 peruana, la del complemento termina siendo la más cercana a lo que se debería buscar. Si bien la toma de decisiones termina siendo aún tarea pendiente, haber conseguido llevar peligro pese a las limitaciones termina siendo un logro por examinar. Cabe notar al respecto que la comentada entrada de Otoya permitió que Perú tuviera, por cinco minutos y descuentos, los dos puntas simultáneos de los que jamás había gozado a lo largo de todo el certamen.

Otoya entró al final y Perú mejoró ofensivamente. Aquí disputa el balón con Alfonzo. (Foto: AP) 

Sin embargo, aún no culmina el campeonato para Perú, puesto que se enfrentará ante un rival que aún tiene hambre de cosas por ganar: Argentina. La albiceleste, a pesar de su flojo arranque con derrotas ante Paraguay y Brasil, aún depende de sí misma para clasificar, y en esa línea debe superar a la ya eliminada blanquirrojita para aún soñar. ¿Será una prueba más para encontrar el once? ¿O acaso la excusa perfecta para querer lucirse de cara a siguientes procesos?

Las Caletas

Fotos: AFP; AP


Leer más...

La ficha del Paraguay 1 - Perú 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy