Foto:
Aldo Ramírez/ DeChalaca.com, enviado especial a CuricóArgentina derrotó 0-1 a Uruguay y se despejó momentáneamente del fantasma de la eliminación prematura. En un partido con escasas chances de gol, un golazo anotado por Gonzalo Maroni bastó para que la tranquilidad llegara a tienda albiceleste y la angustia se instalara en la celeste.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: ¿Para qué más?

El '10' argentino, Gonzalo Maroni, fue la manija que su selección necesitaba para abrir las puertas hacia la victoria. Si bien no apareció en todo su esplendor, los chispazos que brindó bastaron para que el cuadro albiceleste consiguiera los tres puntos y se colocara así en zona de clasificación para el hexagonal final. Con el balón en los pies, contuvo las arremetidas que intentó el elenco charrúa.

La Pizarra: Engañamuchachos

Fabián Coito y Fernando Batista optaron ambos por sendos 4-2-3-1 engañosos, pues en los dos planteamientos se priorizó el juego defensivo y el conservar el cero en el arco. Sin embargo, al atacar el sistema en mención pasó a un 4-3-3. Por el lado de Uruguay, los laterales Ezequiel Busquets y Maximiliano Araújo casi no cruzaron la mitad de la cancha y no sirvieron como desfogues para los hombres de contención en las jugadas de ataque. La pareja de primera línea pasaba de tener dos a tres hombres cuando el balón estaba en posesión celeste: en estos casos, era Emiliano Gómez quien retrocedía algunos metros y dejaba más adelantados a Agustín Dávila, Nicolás Schiappacasse y Darwin Núñez.

En Argentina la situación fue similar, pues los laterales participaron poco en el juego ofensivo. La diferencia se materializó en el cambio de sistema, dado que Julián Álvarez, en lugar de meterse entre los volantes de marca, se ubicó unos metros por delante y fungió como un enganche para el tridente que conformaron Gonzalo Maroni por derecha -cambió constantemente de banda-, Aníbal Moreno y Adolfo Gaich.

La del VAR: Qué pena, no lo cobró

Fausto Vera espera el balón. La albiceleste fue más sóida en el duelo de marcajes. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Curicó) 

El encuentro estaba por finalizar con la victoria argentina casi en los bolsillos cuando se dio una jugada más que polémica. Juan Boselli cayó dentro del área albiceleste cuando se encontraba en una buena posición para anotar. El ariete uruguayo reclamó penal y el juez Alexis Herrera hizo caso omiso. Las repeticiones televisivas demostraron que Leonardo Balerdi -el reciente fichaje del Borussia Dortmund- jaló de la camiseta y derribó al delantero charrúa. El juez venezolano, al parecer, no sancionó la falta porque estuvo tapado por los futbolistas participantes de la acción.

La Calamidad: Piernas sagradas, piernas malditas

Un excelente saque del portero argentino Manuel Roffo a los 37' inició el que fue el mejor contragolpe de Argentina en el partido. El pelotazo del '1' encontró a Maroni por la banda derecha; sobre la base de velocidad, el conductor albiceleste ingresó al área uruguaya y definió ante la salida de Renzo Rodríguez. El disparo del '10' argentino se estrelló en las piernas del guardavallas y no se concretó el gol. Si al portero uruguayo le bastaron las piernas para evitar el gol, a Maroni le faltaron, tal vez por la corrida que ensayó desde la mitad de la cancha.

La Joyita: Aquí sí le sobraron

Maroni tuvo su revancha ante Rodríguez en el segundo tiempo. El '10' argentino ensayó una diagonal desde el sector izquierdo de la cancha al medio y sacó un remate colocado a la zurda del guardameta celeste. El balón cruzó la línea de gol sin atenuantes e hizo inútil la espectacular estirada del '12'. Esta vez las piernas no le bastaron al arquero para evitar la caída de su arco.

El Extraviado: Con 10 de nota

Shchiapppacasse a la caza de Álvarez. El conductor uruguayo no brilló como en otras oportnunidades. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Curicó) 

Usar la '10' celeste conlleva una gran responsabilidad y lamentablemente Nicolás Schiappacasse -esta vez- no la cumplió. El jugador que ante Perú le cambió la cara al cuadro uruguayo empezó en esta ocasión como titular y pasó desapercibido. Cuando su selección más lo necesitó, no se erigió como el punto de apoyo necesario, y el buen fútbol que lo caracteriza estuvo ausente. No aportó en ataque y tampoco colaboró con la defensa.

La Cancha: La alegría pasa por los niños

El partido se disputó a una hora distinta de aquella a la que se venían desarrollando los segundos encuentros en todas las jornadas, dizque para no coincidir con el sorteo de la Copa América. De las 19:30 locales se pasó a jugar a las 19:45 (17:30 y 17:45 hora peruana, respectivamente), y entre partido y partido se disputó un cuadrangular de equipos Sub-9. Al parecer dichos encuentros animaron al público, que no se cansó de alentar a sus escuadras pese a que el miniduelo despertó más de un bostezo.

Kazuki Ito: Se les fue de las manos

El venezolano Alexis Herrera tuvo una actuación floja. Si bien empezó el partido marcando una postura de no pasar por alto las fuertes infracciones -amonestó bien a Busquets apenas a los 3'- esto se le fue pasando con el transcurrir de los minutos. Los jugadores de ambos equipos disputaban los balones divididos con demasiada vehemencia, y a pesar de golpear a sus rivales el juez no los amonestó. La permisividad del réferi fue tal que durante el partido hubo más de un conato de bronca -y al final del encuentro también-.

El Gol

Fotos: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Curicó


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Uruguay 0 - Argentina 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy