Foto: ConmebolArgentina goleó a una deslucida Venezuela que jugó su peor partido del Sudamericano Sub-20 y demostró que aún tiene camino por recorrer hacia la madurez futbolística. El 0-3 tuvo nombre propio: el hat trick del 'Increíble' Adolfo Gaich lo revela como gran esperanza de gol albiceleste a futuro.

 

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: Adolfo Gaaal

Nadie puede discutir que Adolfo Gaich fue el responsable directo de que Argentina haya goleado a Venezuela. El '18', quien ya se convirtió en el centrodelantero titular de Fernando Batista, convirtió un hat trick que dio el triunfo a la albiceleste y le permite meterse a la pelea por el título del Sudamericano Sub-20. Como buen '9', el duro atacante se las ingenió para anotar tantos de diferente factura. El primero fue recompensa por no dar el balón por perdido y pelearle la jugada a Miguel Navarro; el segundo llegó gracias a un potente y colocado cabezazo que estremeció las redes del arco llanero, previo centro de Pedro de La Vega; y el tercero se produjo gracias a una exquisita definición a un solo toque, tras gran asistencia de Aníbal Moreno.

La Pizarra: La dulce espera

Decir que Rafael Dudamel se equivocó en el planteamiento del partido sería ligero; lo que sí es cierto es que Fernando Batista lo sorprendió. El técnico venezolano mandó al campo su 4-3-3 de costumbre, en el que los ataques por las bandas fueron constantes: mientras que su par albiceleste ordenó un 4-2-3-1 con una orden clara de esperar en su campo. Fue así que se empezó a resolver el partido, pues Argentina -a través de contraataques rápidos- exigió físicamente a Venezuela y lo obligó a retroceder a defender a un ritmo bastante celero. Los laterales llaneros Pablo Bonilla y Miguel Navarro sufrieron ese desgaste en el primer tiempo, y para el segundo ya no pudieron salir con la intensidad con la que lo hacen normalmente. Esto fue aprovechado por Aarón Barquett y Francisco Ortega, quienes poco a poco se fueron animando a pisar campo contrario.

Otro factor importante en la victoria argentina fue que el balón pasara muy poco por el mediocampo de ambos equipos. En Venezuela, Jorge Yriarte, Rommel Ibarra y Cristian Cásseres Jr. participaron casi nada del juego, por lo que la línea defensiva llanera y la de ataque perdieron conexión. En Argentina, entendiendo que el balón transitó poco por el circulo central del campo los volantes de contención se animaron a recostarse cada uno a un lado para organizar juego y participar de las jugadas de ataque.

La Clave: Con las defensas altas

 

Algo de lo que Argentina había adolecido durante todo el certamen era de fragilidad defensiva. Si bien no le han anotado muchos goles, sí ha pasado numerosos riesgos. Contra Venezuela, y específicamente contra Jan Carlos Hurtado -uno de los mejores '9' del torneo-, se daba casi por hecho que la línea defensiva albiceleste iba a sufrir; pero no fue así. Los centrales Nehuén Pérez y Facundo Medina, en gran trabajo conjunto, aislaron a Hurtado del juego venezolano y cortaron cualquier situación de peligro que se aproximó. Además, los laterales Barquett y Ortega supieron apoyar a su zaga central en la tarea ya mencionada

El Duelo: Con paciencia y buen humor

El partido dejó en evidencia un factor clave en el fútbol: saber esperar el momento. Así se puede explicar lo que ocurrió con los delanteros de cada escuadra. En el primer tiempo Hurtado, el '9' venezolano, se mostró muy activo en el juego, pero siempre fuera del área; tal vez por impaciencia, salía del rectángulo rival para participar de las jugadas ofensivas. En esta etapa, por su lado, Gaich apareció poco, pero no lució frustrado como su homólogo venezolano. Para el segundo tiempo se invirtieron los papeles; el que apareció cada vez más fue el '18' argentino y la figura de Hurtado se fue diluyendo. Al final el fútbol premió al delantero que esperó pacientemente su momento y quien confió en que su oportunidad llegaría.

El Extraviado: Rendimiento soso

Si bien todo Venezuela lució irreconocible, resaltó que Samuel Sosa, el '10', y principal figura de su equipo, no apareciera en los momentos complicados. Si bien en el primer tiempo destacó por sus ataques gestados por la banda derecha, en el complemento su desempeño bajó considerablemente y con los goles recibidos por su escuadra llegó a un nivel hasta ahora no visto en el certamen. Ya concretada la derrota, será fundamental que el atacante llanero recupere su nivel para que su combinado logre la clasificación que hasta antes del partido parecía segura.

El Jugadón: El presagio

 

A lo largo del Sudamericano, Gaich había aparecido poco y -podría decirse- hasta muy poco. El primer tiempo del duelo ante Venezuela fue similar al desempeño que mostró en los anteriores partidos, aunque con una ligera mejoría. Sin embargo, el segundo tiempo fue distinto, tal vez por la obligación argentina de sumar de a tres, pues el joven delantero logró desprenderse de la marca de Christian Makoun. Así fue que le llegó un balón dentro del área venezolana; el '18' controló de pecho y, de chalaca, buscó abrir el marcador. Pudo resultar un golazo de no haber sido por la atenta reacción de Carlos Olses, quin atrapó el balón y evitó el que hubiera sido el tanto del campeonato.

La Calamidad: Yerros que se pagan

Tal ve fue por el duro golpe que significó recibir un tanto en contra, pero Ignacio Anzola cometió un error que cambió la historia del partido. Venezuela perdía 0-1 y un centro sin peligro fue controlado por el '21' venezolano. Este prefirió no rechazar el balón e intentó salir jugando; lamentablemente para sus intereses, apareció De La Vega para pelearle la posesión del balón y ganarle en la disputa. Así fue que el extremo de Lanús, ya con el esférico bajo su dominio, sacó un centro que encontró la cabeza de Gaich y, posteriormente, las redes.

Kazuki Ito: Gery Good

El juez boliviano Gery Vargas tuvo un desempeño bastante bueno. Acertado al sancionar faltas, se mantuvo cerca a las jugadas gracias a su buen estado físico; también amonestó cuando tenía que hacerlo y mostró autoridad ante cualquier altercado entre los rivales. Incluso fue bastante práctico al dar los minutos de adición, pues no había necesidad de alargar un partido que ya estaba resuelto.

Fotos: Conmebol


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Venezuela 0 - Argentina 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy