Foto: Prensa Sudamericano Sub-20La Venezuela de Rafael Dudamel dio un paso enorme para soñar con el Mundial de Polonia. Con doblete de Jan Carlos Hurtado, derrotó 2-0 a un Brasil carente de precisión y que tuvo como postal final la expulsión de Rodrygo por irresponsable.

 

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

El Capo: Ying y Jan

Empieza el debate: ¿es Jan Carlos Hurtado un buen centrodelantero? Pues, de hecho, pierde muchas ocasiones frente al arco -las más sencillas por lo general-, aunque cuando retrocede unos metros lo compensa con potencia. A despecho de haber marcado un doblete, le corresponde mucho mérito también por el despliegue ofrecido.

La Pizarra: Tres por tres

Hay diferencias entre los 4-3-3 de Brasil y Venezuela. En el 'Scratch' se buscó que Igor y Marcos Bahía tuvieran mayor salida y asociarse con Tete y Jonas Toró -jugando de extremos por derecha a izquierda, respectivamente-; pero faltó acierto en los pases filtrados, situación que hacía más estéril cualquier intento de Rodrygo por participar. Posteriormente entró Lincoln para fungir de atacante central y Rodrygo pasó a la banda izquierda, pero este último fue básicamente un espectador hasta que se ganó la roja.

En tanto, lo de Venezuela pasó por los bloques firmes y un Christian Makoun que lideraba los avances de la vinotinto desde el fondo. Christian Cásseres Jr. fue de los más activos, mientras que Brayan Palmezano y Samuel Sosa disfrutaron por los costados de una 'Canarinha' débil.

La Clave: Mirada al frente

El portentoso Hurtado mantuvo erguido el ataque vinotinto. Acá su curioso festejo junto a Rommell Ibarra. (Foto: Prensa Sudamericano Sub-20) 

Venezuela fue frontal en este Sudamericano y ante Brasil eso volvió a funcionar. Sin ser precisamente la figura, la actividad de Brayan Palmezano para bloquear la salida fue buena.

El Jugadón: Se robó el show

A los 72', Hurtado recibió una pelota en la mitad de cancha y, lejos de apoyarse en Sosa, se lanzó de frente hacia el gol. Fue un bólido que superó a cualesquiera brasileños, aunque solo fueron tres antes de encontrarse con Phelipe, quien no tuvo mejor momento para evitar el tercero. El meta se estiró y evitó la goleada.

El Tapadón: Se puso las pilas

Sobre los 86', Phelipe, de los pocos que se salvó en Brasil, estiró las manos para bloquear un disparo de Sosa tras pase de Jesús Vargas. Una buena intervención para evitar, una vez más, la goleada.

El Duelo: Le dieron gusto

Jonas Toró lució anodino. Acá ante la marca del eficiente lateral llanero Pablo Bonilla. (Foto: Prensa Sudamericano Sub-20) 

Carlos Augusto usa la '6' en Brasil, número de dinastía para un lateral izquierdo de ese país. Sin embargo, no solo de guarismos vive el fútbol, y en el habitual enfrentamiento con Sosa perdió sin atenuantes. Otro que tampoco pudo salir airoso fue Rodrygo, quien cotizado y todo no tuvo los metros suficientes para inquietar a Christian Makoun.

La del VAR: Roja al crack

¿Por qué Mario Díaz de Vivar echó a Rodrygo? Aunque tardó en sacar la roja, sobre los 96'+ se llegó a discutir la acción, pero la repetición televisiva fue explícita: el jugador de mayor nombre en el plantel brasileño fue con los pies hacia adelante para dejar maltrecho a Jesús Vargas. Cartulina bien mostrada.

Kazuki Ito: Distribución a mansalva

A los árbitros paraguayos se los estigmatiza por el hecho de ser muy localistas. Sin embargo, en medio de una Venezuela que dominó en las tribunas y en la cancha, el juez principal llenó de amarillas a los brasileños, y por eso debió haber mostrado alguna roja más antes de los 95'+, como lo hizo con Rodrygo. Walce y Carlos Augusto recibieron el perdón.

Los goles

Fotos: Prensa Conmebol


Leer más...

La ficha del Venezuela 2 - Brasil 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy