Foto: ConmebolUruguay estuvo a punto de dejar escapar el triunfo ante Brasil, pero un golazo de Pablo García pasado el tiempo regular le dio el 2-3 con el que se ubica en la cima del hexagonal final del Sudamericano Sub-20 y prolonga su paternidad sobre el 'Scratch' en la categoría.

 

    David Sánchez | @dacvalin
    Redactor

El Capo: Todo un caso

Nicolás Schiappacasse ha demostrado en este hexagonal final ser el líder, en lo que a calidad se refiere, de su equipo. Phelipe logró evitar que el atacante del Atlético de Madrid celebre en un par de ocasiones, pero fue poco lo que pudo hacer tras el penal que el mismo uruguayo había fabricado.

La Pizarra: Atrévete más

La necesidad hizo que Carlos Amadeu cambiaa su habitual estrategia para incluir dos delanteros en su sistema. Ramires e Igor Gomes fueron incluidos desde el pitazo inicial con la misión de presionar la salida del cuadro charrúa. Si bien no hicieron una mala labor en ese sentido, el técnico de la 'Canarinha' decidió el ingreso de Lincoln en la segunda mitad para volver al 4-3-3 conocido.

En el banco contrario Facundo Bautista fue ubicado como único punta para formar un 4-trapecio-1-1. Esto le dio a Schiappacasse mayor posibilidad de moverse por todo el frente de ataque apoyado por Juan Manuel Boselli y Emiliano Gómez por las bandas.

La Clave: Nada cándidos

 

Después del empate parcial obtenido por Luan Cándido, Uruguay salió a buscar ese triunfo que, por un momento, había estado en su bolsillo. El 2-3 fue premio para una reacción rápida del conjunto celeste, a pesar del poco tiempo disponible, guiado por aquellos cambios en la ofensiva que ejecutó Fabián Coito en los últimos minutos.

La joyita: Aprovecha su oportunidad

Pablo García no había sido considerado en el triunfo ante Ecuador tras su actuación en el debut del hexagonal final frente a Venezuela. Esta vez marcó un golazo que le dio el triunfo a su equipo producto de un disparo de media distancia que se ubicó en un ángulo inalcanzable para Phelipe.

El jugadón: Corrida de toros

El ritmo frenético fue una constante del ataque de Brasil en los primeros minutos. La chance más clara llegó en una trepada de Jonas Toró tras pase de taco de Igor Gomes. Sin embargo, tras superar a tres rivales a punta de velocidad pura, al ingresar al área el volante eligió ceder el balón a un compañero y falló una clara ocasión de gol.

El tapadón: Con más que Phe

 

Después de que Renzo Rodríguez salvara su valla en dos oportunidades, le llegó el turno a Phelipe de demostrar sus habilidades. La pared entre Schiappacasse y Emiliano Gómez burló a cuatro defensores, hasta dejar al primero frente al portero. El guardameta de Gremio achicó el ángulo y evitó con el pie el primero del partido.

La Cancha: Que se vaya, que se vaya

El fuerte sol ha sido una constante en este Sudamericano Sub-20. Esta vez no fue la excepción en el estadio El Teniente de Rancagua y afectó a todos por igual. Los atacantes charrúas mostraron mucho cansancio hacia el final producto de las condiciones climáticas y el poco público presente buscaba una zona con sombra en la tribuna para poder refugiarse.

Kazuki Ito: Sin nada de terror

La cuarteta peruana no sufrió mayores problemas durante el duelo. Diego Haro sancionó correctamente un penal -tras falta de Matheus Thuler sobre Schiappacasse- y, fuera de algún reclamo ocasional, estuvo en una tarde aceptable.

Fotos: Conmebol


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Brasil 2 - Uruguay 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy