Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comArgentina pasó por encima a Brasil y consiguió lo impensado: el 0-3 que provocó un cuádruple empate en los puntajes del Grupo B. Merced a la diferencia de goles, los de Pablo Aimar obtuvieron el último pasaje para el hexagonal y marginaron del torneo al vigente campeón y futuro anfitrión del Mundial Sub-17.

    Mario Azabache | @Mario_Azabache
    Columnista Editorial

El Capo: Joya de exportación

Debía asumir el rol protagónico en un partido trascendental y no le rehuyó a tal responsabilidad. El aporte de Matías Palacios fue tan clave como necesario para un conjunto albiceleste que consumó la epopeya frente a su clásico rival a partir del acierto de Pablo Aimar en el diseño táctico: el '10' argentino fue una especie de radical libre y gozó de espacios para sacarle réditos a su gambeta y buena pegada. De hecho, un zapatazo suyo sirvió para establecer el 0-2 transitorio. Y para redondear una gran faena, el cerebral volante de San Lorenzo de Almagro tuvo participación directa en el agónico gol que desató la euforia colectiva en tienda argentina.

La Pizarra: Intérpretes a la obra

El 4-2-3-1 fue el esquema compartido por ambos elencos. Sin embargo, la ejecución de los respectivos libretos fue diametralmente diferente en materia de efectividad: mientras los dirigidos por Guilherme Dalla Déa exhibieron un semblante irreconocible, los de Pablo Aimar estuvieron en un nivel superlativo, tanto así que generaron hasta ocho ocasiones claras sobre la portería rival a lo largo del compromiso.

Fue sin dudas un gran mérito del DT de Argentina, quien logró darle a su escuadra un matiz sostenido en ofensiva a partir de las proyecciones de Luciano Vera y Julián Aude, algo que reforzó las continuas embestidas de Exequiel Zeballos y Luciano Ferreyra. Todo ello permitió dejar en punta a un Matías Godoy que libró una ardua batalla ante los centrales brasileños.

El Extraviado: Oportunidad despilfarrada

Recibió la titularidad por primera vez en el certamen y no estuvo a la altura de lo esperado. Así de decepcionante fue el rendimiento de Fabinho, quien entró al once principal de la 'Canarinha' por la lesión de Daniel Cabral. Lo cierto es que el volante ancla del Palmeiras no estuvo a tono en un duelo en que varios de sus compañeros tampoco ofrecieron una faceta competitiva.

El Cambiazo: Se hace un nombre

Para muchos fue una modificación que no se compartía por las circunstancias del juego: Luciano Ferreyra había sido de lo mejor de Argentina en el primer periodo. Sin embargo, el mediocampista de Rosario Central se quedó en los vestuarios para darle su lugar a un Franco Orozco que supo gravitar en la etapa complementaria. Otro acierto de Pablo Aimar en una noche en la que todo le salió a favor a la albiceleste.

El Jugadón: Al ritmo de samba

Corrían los 42' y Brasil estuvo a un tris de igualar el lance, luego de una corrida espectacular de Juan desde el sector derecho. El extremo de Sao Paulo fue apilando adversarios hasta ponerse cara a cara con Rocco Ríos, quien le quitó la etiqueta de gol a su definición con una soberbia intervención.

El Tapadón: Añejo reflejo

Como si se tratara de un arquero experimentado, Rocco Ríos también fue factor clave para que Argentina consumara la epopeya frente al 'Scratch': apenas a los 8' el portero de Lanús agigantó su figura al desviar con las uñas un remate venenoso de Gabriel Veron. Una acción que en el balance general valió su peso en oro.

El que Promete: Tiene un plus

Ya le había tocado marcar frente a Paraguay, pero el gol de esta noche, qué duda cabe, tendrá un recuerdo más especial en su carrera. Perteneciente a las divisiones menores de Belgrano, Bruno Amione es el clásico central argentino que, además de ser duro en campo propio, impone su fortaleza cuando busca el desnivel en área contraria. Un rasgo que le valió para anotar el agónico tanto que depositó a los albicelestes en el hexagonal.

Kazuki Ito: Desentona la orquesta

Floja labor del ecuatoriano Luis Quiroz y sus asistentes en un partido que requería de máxima precisión para evitar las polémicas. El primer yerro fue el no haber sancionado un claro penal para Argentina por una alevosa infracción de Henri sobre Franco Orozco, a los 75'. Y el segundo error, que incidió directamente en el marcador, fue el no haber percibido que el balón ya había salido del campo cuando Matías Godoy asistió a Bruno Amione para el 0-3 definitivo.

Fotos: Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Brasil 0 - Argentina 3

Comentarios (1)add
...
escrito por Jose , marzo 31, 2019
No se que pensar, muy raro el resultado. Brasil no jugó nunca.
Para Perú y esto no lo están diciendo es ahora mucho mas difícil clasificar. Si este resultado no pasaba y entraba a la liguilla Brasil iban al mundial 5 de 6 ahora con 4 de 6 y debatamos justamente con Argentina.
Difícil, muy difícil, ahora necesitas hacer 7 puntos mínimo y no los 5 que eran los planeados. Se tiene que ganar si o si en la 2da y 3era fecha a Chile y Paraguay y tratar de empatar con Argentina.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy