Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comVenezuela logró su primera victoria al ganar por un abultado 3-5 en un partido que su delantera, en especial Jeriel de Santis, fue plenamente efectiva. Bolivia plantó cara dentro de sus carencias, pero la derrota lo dejó sin puntos y con complicaciones con miras a sus objetivos.
    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

El Capo: Santo Grial

De Santis se robó todos los flashes con su hat trick. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Jeriel de Santis fue la indiscutible figura del partido. Con tres goles, dio muestras de su calidad técnica, con un don escaso reservado para los grandes: efectividad. Ya había dado muestras de genialidad al entrar contra Perú, y esta vez lo sufrió Daniel Pérez, quien se vio relegado en la lucha por el puesto de delantero. Vale indicar que la madre de De Santis es peruana, aunque esta vez no estuvo en la cancha para apoyarlo.

La Pizarra: Cree en los mismos

Zambrano y Hernández coincidieron en sistemas y en abundancias ofensivas. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Bolivia repitió la oncena que perdió contra Ecuador: un 4-cuadrado-2 con muchas deficiencias en defensas y desequilibrio desde la medular vía Robson Tome. José Hernández también mandó un 4-cuadrado-2, con dos cambios respecto al empate contra Perú. Rodrigo de La Terga fue al arco en vez del lesionado Jesús Vega, y el mencionado De Santis lo hizo por Pérez. La propuesta llanera funcionó bien en líneas generales, con un Yorlen Cordero siempre inquietante y dos atacantes como el juvenil goleador del Caracas y el siempre peligroso Oswaldo Ruggieri.

La Clave: Tres no es peligroso

Ruggieri llevó el partido a la goleada con una magnífica definición. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Venezuela pegó en momentos claves. El primero de De Santis se produjo apenas a los 6'; luego otra vez el mismo jugador pegó a los 21', y por si decían que el 2-0 era peligroso, Ruggieri a los 36' acabó con cualquier fantasma. Ni el ingreso de Carlos Abastoflor a los 39' pudo empujar la igualada del partido, pese a las dignas peleas individuales que ejerció el mediapunta alt‬iplánico.

La Joyita: Cara de niño, pegada de hombre

Carmona vino desde el banco y regresó a él para gritar su golazo. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Con 16 años recién cumplidos pero con capacidad de definición veterana, Wilkelman Carmona ingresó y se mandó con un golazo. Recibió de Ruggieri, la paró de derecha y definió de zurda imposible al segundo palo de Jorge Mejía.

El Cambiazo: La Peña del Olvido

Adrián Peña durante el calentamiento previo a su ingreso, que levantó el nivel boliviano. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Progresar es levantarse ante las adversidades y, pese al marcador, Bolivia siempre peleó. Por ello, Adrián Peña entró con el 2-4 parcial en procura de empujar hacia el empate. De Santis ya había marcado el quinto, pero el volante del JMP Soccer aprovechó un error defensivo llanero para convertir el tercer descuento y correr con el balón en búsqueda de la proeza. Esta vez no fue, pero actitudes así harán que la siguiente vez tenga más posibilidades.

La Calamidad: Mejor se esconde

Aramburu salió usualmente bien desde el fondo venezolano, aunque toda esa zona falló en el tercer gol boliviano. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

El error indicado en el acápite anterior pasó por un balón hacia atrás que Óscar Conde pifió y terminó quedándole a Peña para que se acomodara y definiera fuerte ante Rodrigo de La Terga. Está dicho que no fue suficiente para que Bolivia consumara la remontada, pero las caras del zaguero y el arquero parecían de derrota pese a la diferencia en el marcador.

La del VAR: El lamento no es boliviano

Chura marcó el descuento y lo celebró así con Tome y Flores. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Con el primer tiempo casi terminado, entró Jeyson Chura al área venezolana y salió rápido el capitán Joaquín Suárez para detenerlo. El uruguayo Andrés Matonte entendió que el zaguero había golpeado al ariete boliviano y pitó la pena máxima. Los reclamos fueron de más, y el mismo Chura puso el 1-3 parcial.

Kazuki Ito: Sin rencor

Matonte pasó un partido tranquilo a pesar del ritmo. Acá le saca una amarilla a Tome. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Pocos problemas para el uruguayo Andrés Matonte y su cuarteta. El juez no se vio necesitado de aplicar situaciones extremas y controló un partido en el que los goles rellenaron el protagonismo. Sí fue visible que el juez dudó un poco más en el primer penal para Bolivia que en el segundo.

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Bolivia 3 - Venezuela 5

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy