A apenas dos semanas para el inicio del Mundial Sub-17, la expectativa por la participación peruana no está exenta de optimismo. La anfitriona Corea del Sur, Togo y Costa Rica serán sus rivales en el grupo A. ¿Qué posibilidades reales tienen los “jotitas”? ¿Podrán Manco y compañía dar otra alegría a la sufrida hinchada peruana? 

Imagen: Diego Rodríguez / Peru Evolution Soccer

El día 18 de agosto en la ciudad de Suwon, la selección de Juan José Oré debutará nada menos que frente al organizador. Si bien la selección coreana nunca ha sido una potencia futbolística, la expectativa es máxima en el país sede del evento. Reciente cuartofinalista del campeonato asiático Sub-17, la principal figura de los anfitriones es el mediocampista Yoon Bitgaram, gran promesa del fútbol coreano. El goleador del equipo se llama Bae Chun-Suk, con 16 años de edad, perteneciente a la academia Pohang.

Estos jóvenes futbolistas serán dirigidos por el internacional Park Kyung-Hoon, quien está a cargo de la categoría desde diciembre del 2004. Gran figura como jugador del Pohang Steelers de su país, llegó a componer el plantel mundialista que participó en Italia ‘90. Su carrera como entrenador data ya de 13 años, transcurridos principalmente en la local K-League. Su expectativa es, sin duda, superar la mejor campaña lograda por Corea del Sur en un Mundial Sub-17: los cuartos de final en Canadá ‘87. La hinchada en contra será otro aspecto al que deberá hacer frente la blanquirroja, así como ciertos temas adicionales -es el tipo de competencias en el que no puede descartarse la presencia de una suerte de Armando Archundia juvenil o quizá, evocando el Mundial de mayores del 2002, de alguna especie de polémico egipcio Ghamal Gandhur que deje de cobrar dos penales en contra de los locales-.

 

 

¿Celebrarán Manco, Zeballos y Correa en el Mundial coreano? (Imagen: Peru Evolution Soccer)

 

Tras esta presentación, y sin moverse de Suwon, Perú enfrentará tres días después a Togo. Esta selección africana llega al Mundial Sub-17 por primera vez, tras organizar la ronda de clasificación de la CAF. Los gavilanes no pudieron campeonar, ya que perdieron en la final frente a Nigeria (también clasificada y sembrada en el grupo D).

El cuadro togolés es guiado por su goleador Camaldine Abraw, quien ya ha sido ojeado por el Anderlecht belga, club en el que pasará un periodo de prueba una vez concluida su participación en el certamen. Los seleccionados por Samer Abraw -padre del mencionado delantero- buscan dejar una buena imagen, y esperan por lo menos ganar un partido. Contarán para ello con las instrucciones de su técnico, formado en Leipzig, Alemania, y quien también dirigió a clubes de la Primera División togolesa. Curiosamente, Abraw también ocupa el cargo de segundo entrenador del combinado olímpico (Sub-23) y de la selección Sub-20.

Para cerrar la primera fase, la selección inca jugará el 24 de Agosto en JeJu a una conocida en esta categoría: Costa Rica. Frente a la selección tica, Perú perdió el tercer partido disputado en el Mundial del 2005: el encuentro, jugado en la ciudad de Iquitos, quedó 0-2 y marcó la eliminación nacional de aquel torneo. Los costarricenses buscarán mejorar sus tres presencias en cuartos de final en mundiales de la categoría y conseguir el rótulo de ser la primera nación centroamericana en colocarse entre los cuatro mejores de un Mundial. Corea del Sur 2007 es el sétimo Mundial -cuarto consecutivo- para la Sub-17 tica.

El entrenador del último rival es un conocedor de este tipo de certámenes, ya que también dirigió a Costa Rica, en el Mundial de Finlandia 2003: Manuel Ureña, quien autoproclama practicar el “estilo tico”, un juego a ras de piso y con toques rápidos. Ureña es conocido por su extrema dedicación a estudiar a fondo cada rival que va a enfrentar, por lo que es de suponer  que el nombre de Reimond Manco ya está en su agenda. En la de Jota Jota Oré deberían figurar estos nombres: Jorge Castro y Diego Brenes, principales figuras costarricenses.

 

 

Postal de la derrota 0-2 contra Costa Rica en Iquitos por el Mundial Sub-17 2005 (Foto: El Gráfico Perú) 

 

Una curiosa casualidad en esta primera fase, si se la compara con la del anterior Mundial Sub-17, es que los tres rivales de Perú son nuevamente una selección asiática (esa vez fue China, ahora Corea del Sur) una africana (Togo en vez de Ghana) y una centroamericana (la misma Costa Rica). Si bien no fue claramente una buena presentación para los dirigidos entonces por el argentino José Luis Pavoni, el mejor respaldo a los “jotitas” y los 12 amistosos de preparación deberían contribuir a mejorar la opaca campaña de hace dos años.


Comentarios (1)add
...
escrito por Omar , abril 05, 2010
Y vaya que mejoró.

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy