Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa última vez que Perú jugó en África fue hace casi treinta años. Aquella vez, el rival, Argelia, jugó con demasiada rudeza para conseguir el 1-1 final. A los árabes de esta ocasión habría que decirles as-salaam-alaikum (la paz sea contigo).

 

Han pasado casi treinta años desde que Perú jugó por última vez en África. Este miércoles por la tarde enfrenta a la selección de Túnez, en la capital de dicho país que lleva el mismo nombre. El rival es una nación árabe, tal como lo es Argelia, que fuera el oponente de la blanquirroja el domingo 25 de abril de 1982. Entre las curiosidades de este encuentro, fuera de lo inusual del rival, es que se programó para jugarse en domingo, siendo, según las crónicas del encuentro, un día de trabajo regular. El descanso en Argelia, se tomaba los jueves y viernes. 

Algunos de los seleccionados de Perú retratados al arribar a Argel. Se puede ver a Franco Navarro, Freddy Ravello, Jorge Olaechea, Germán Leguía, Miguel Seminario, Eusebio Acasuzo, César Cueto y José Gonzales Ganoza (Recorte: diario El Comercio)El equipo peruano llegó un día antes a Argel, la capital, desde Madrid (como lo ha hecho el cuadro de Markarián) para enfrentar al combinado local en su preparación para afrontar el Mundial de España que se disputó aquel año. En la Madre Patria, la selección que está en Túnez practicó en el mismo Madrid; la recordada selección de inicios de los ochenta, lo hizo en La Coruña. Argelia era uno de los principales equipos de África; de hecho también se preparaba para participar en el Mundial ibérico donde terminaría siendo una de las revelaciones junto a Camerún, el otro representante del continente negro. Justamente Camerún sería rival mundialista de Perú, en el partido que terminó igualado sin goles en el Riazor de La Coruña.

Germán Leguía trata, de manera infructuosa, de hacerse con el balón ante la tenaz oposición de la defensa de Argelia (Recorte: diario El Comercio)Perú llegó a Argelia comandado por el brasileño Elba de Padua Lima, ‘Tim’, y contaba con grandes jugadores en sus filas. La alineación que presentó el inolvidable técnico fue la siguiente: Ramón Quiroga en el arco; Jaime Duarte, Jorge Olaechea, Rubén Díaz, y Roberto ‘Cucurucho’ Rojas en defensa; José Velásquez, César Cueto y Germán ‘Cocoliche’ Leguía en el mediocampo; Eduardo Malásquez, Guillermo La Rosa y el ‘Diamante’ Julio César Uribe en la ofensiva. Tim dispuso un 4-3-3 más parecido al 4-3-2-1 que empleó Markarián en la reciente Copa América. Para este partido fueron Uribe y Malásquez los que “jugaron” de Chiroque y Vargas respectivamente. El ‘Patrón’ Velásquez “jugó” de Adán Balbín. Esto por supuesto, eso para situar al lector con la propuesta táctica del 82, no se está comparando los niveles futbolísticos de uno con los de otros.

 

 

El partido fue jugado con velocidad y vehemencia por parte de los argelinos. Fue tanta la rudeza que el lateral Rojas sufrió la fractura de su tibia derecha y no llegaría a disputar el Mundial. Iba como titular fijo en la escuadra de Tim. Otro de los perjudicados fue el portero Quiroga, quien dejó el campo con una fuerte lesión en el tobillo. Afortunadamente, no impidió que sea uno de los destacados del combinado patrio en ese partido y también en el Mundial. El árbitro argelino, Belaid Lacarne, de desastrosa actuación, no protegió a los jugadores peruanos que fueron víctimas del juego fuerte de los africanos.

La imagen muestra el momento del gol peruano anotado por César Cueto. El fuerte remate del zurdo volante peruano fue tan preciso que de nada le sirvió la volada a Mourad Amara, portero de Argelia (Recorte: diario El Comercio)Lo que también se vio fue el juego atildado de ese equipo peruano, que con mucho fútbol pudo tener a raya a los de Argelia. De hecho, se puso adelante en el marcador a los 34 minutos, con un golazo que marcó Cueto desde 20 metros. El marcador favorable no se pudo sostener y a dos minutos del final, Madjer marcó la igualdad. De todos modos fue un resultado positivo como lo destacó el mismo ‘Tim’. Lamentó el empate sobre el final, pero destacó que se haya logrado evitar la derrota como visitante ante un equipo que corrió “como nunca antes había visto” el entrenador. Luego Perú viajaría a Francia, donde disputó su siguiente partido de preparación. Esperemos que en el futuro, la selección tenga rivales de la categoría de dicha selección francesa y que nadie acabe lesionado. Recordemos que se trata de un amistoso de preparación; queremos ver fútbol en paz.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario El Comercio

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy