Luego de acompañar a Perú en un histórico triunfo en Asunción, la barra de la selección, La Blanquirroja, también se ilusiona con la clasificación, pero sobre todo da un mensaje que alienta a seguir a la selección más allá de ese objetivo.
Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

Han pasado 34 años sin que la selección vaya a un Mundial, para unas generaciones algunos lustros o incluso décadas menos. Pero la la carga de esos años se hace sentir en la expectativa que siempre genera Perú cuando empieza una Eliminatoria, cuando se acerca a los primeros cinco lugares, o cuando tiene una victoria que lo mantiene en la pelea. Esos 34 años lo pueden cargar quienes vivieron su niñez en los ochentas, noventas e incluso dosmiles.

No obstante, en el último lustro, alrededor de la selección se ha creado una pequeña burbuja de hinchas que la siguen por un compromiso que va más allá de clasificar al Mundial. Aunque terminar con la sequía de ocho mundiales sin que suene el himno peruano, está en el plan de estos hinchas unidos en barras organizadas como La Blanquirroja, también tiene prioridad cambiar la mentalidad del medio alrededor de la selección.

Hace poco, en Asunción, la sociedad futbolera paraguaya dio un ejemplo en ese aspecto, salvo las excepciones que se pueden encontrar en cualquier lugar. Ante la inédita derrota y goleada ante Perú en el Defensores del Chaco, la prensa, los jugadores, los hinchas, etc; buscaron pasar la página y pensar en Bolivia: avanzar. Ello no significa cegarse ante los errores, sino tener una actitud proactiva para no quedarse estancado en la reacción biliar ante la derrota.

Por ende, es importante que la suma del aliento que se busca en la selección mediante sus barras, y la coordinación -indispensable- que busca la FPF con estas, trascienda la misma clasificación. Así como al equipo, fuera de la posición de la tabla, se le pide competir para crecer; a quien está alrededor de la selección y quiere verla mejorar, deberá entender que la frase "Vengo porque te quiero" no tiene como origen la cultura del 'aguante', sino la intención clara de crear un ambiente positivo y de fiesta cuando juega Perú.

Así lo demuestra La Blanquirroja en su reciente video Vengo porque te quiero: desde las palabras iniciales de uno de sus fundadores en que se reflejan el compromiso con el equipo, hasta la alegría de los hinchas que viajaron a Bolivia y quienes vivieron, desde niños hasta adultos mayores, la fiesta hecha en fechas anteriores en el Nacional.

Una fiesta que ya no la pueden disfrutar debido a la Ley N° 30037 que no ha tenido ni tendrá ningún efecto positivo, sino todo lo contrario, en los partidos de la selección. Pese a estas trabas innecesarias para las tres barras organizadas, La Blanquirroja, La Franja y Sentimiento Blanquirrojo, continúan siendo siendo el soporte, sin importar el momento o resultado, de la selección peruana, porque no van por clasificar, van porque la quieren.

Video: La Blanquirroja (Oficial) / Facebook


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy