Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUn gol agónico -de penal- de Derlis González le dio la victoria a Paraguay por 2-1 sobre Perú en el Feliciano Cáceres de Luque. Paolo Guerrero había igualado transitoriamente para una blanquirroja que mostró cosas positivas y otras reincidentemente negativas.

El partido fue...

CAUTELOSO. Dos países que en términos deselección están mal vistos por los últimos resultados se cruzaron y dieron un partido opaco, pocas llegadas de gol y planteamientos cautelosos, que priorizaron ante todo el cero en el arco propio, con temor al golpe moral que pudo significar recibir el primer tanto. Sin embargo, fuera de desmotivarse tras el tanto de Ángel Romero, un gran desborde de André Carrillo culminó en el empate de Paolo Guerrero. Sobre el final, Óscar Ruiz escapó a la marca de Mario Velarde y cabeceó hacia el arco; una acción intuitiva de Yotún originó que el lateral de Sporting Cristal golpeara el balón con la mano, lo que culminó en el segundo gol guaraní a través de un disparo desde los doce pasos de Derlis González.

El Capo: Cristian Riveros

Es el jefe del mediocampo paraguayo. Él arma y desarma cuando quiere. Seguidor directo de la obra de Carlos Humberto Paredes, Riveros es aquel volante que marca bien, ataca bien y distribuye bien, todo aquel que un entrenador moderno desea tener en su equipo. La experiencia del jugador del Gremio brasileño sirvió para inclinar la balanza en el terreno de juego, lo que complicó la salida limpia de Perú.

La Pizarra

Víctor Genes sabía que tenía que ganar. Por ello envió al terreno de juego un equipo ofensivo plasmado en dos delanteros extremos para acompañar a Roque Santa Cruz: Édgar Benítez y Tony Sanabria. En el medio sector la presencia de Riveros descrita líneas arribas fue secundada por los dos Víctor guaraníes: Ayala y Cáceres. En la defensa, Moreira y Junior Alonso se mostraron como dos laterales con mucha salida, y complicaron accionar de las bandas peruanas a lo largo del encuentro. Gustavo Gómez acompañó al experimentado Paulo Da Silva como centrales, delante de Justo Villar.

En el frente, Pablo Bengoechea repitió el sistema táctico de los últimos partidos: 4-3-2-1. Advíncula y Yotún se mostraron incisivos en ataque; sin embargo, en defensa se sintieron superados por los laterales paraguayos, principalmente en los primeros minutos. Callens volvió a ser titular, esta vez acompañado por Christian Ramos. En el medio, Ballón siguió consolidándose como el jugador ancla de la selección, Ascues no reeditó actuaciones anteriores y Ramírez dio una opción diferente de lo que fue Rinaldo Cruzado en partidos anteriores, lo que ratificó la importancia de mantener a un futbolista jugando en su club. Arriba, Carrillo intentaba y Hurtado chocaba, mientras Guerrero retrocedía a ayudar en la elaboración. El ariete sabía también que cuando había que estar en el área por la necesidad de una referencia de ataque, debía decir presente.

Kazuki Ito: Ricardo Marques

Un partido muy amistoso en términos de jugadas vehementes. Apenas en el primer tiempo afrontó una exagerada reacción de Ramírez ante la presión de Junior Alonso que, afortunadamente para él, vio a Marques haciéndose de la vista gorda. Sobre el final, bien cobrado el penal y sancionada la expulsión a Yoshimar Yotún, quien obstruyó el transcurso del balón que ingresaba al arco de Pedro Gallese.

Foto: AP

Leer más...

La ficha del Paraguay - Perú

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy