Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comPerú está listo para partir: un equipo cada vez más consolidado derrotó 2-0 a una discreta Escocia en el Nacional, en la despedida ante la hinchada antes de viajar a Europa para disputar la Copa del Mundo.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

¿Fue el amistoso ante Escocia una prueba real de cara al Mundial o tuvo más bien una connotación ante todo simbólica?

Si bien es cierto que el rival se mostró por ratos como un equipo sólido y no tan fácil de superar, conforme se abrió el partido y pasaron los minutos, Perú ratificó que tenía todo para ser bastante superior y derrotarlo cómodamente, algo que finalmente ocurrió. Para responder concretamente a la pregunta; probablemente haya sido más lo segundo, ya que en Rusia difícilmente haya adversarios que jueguen de esa forma y que tengan individualidades tan discretas como las que tuvo Escocia.

La visita no vino con muchas de sus principales figuras y eso sí se sintió. Y por si fuera poco, el futbolista más importante de su once titular –el centro delantero Matt Philips- fue anulado de manera perfecta por Alberto Rodríguez. Optó por formar con líneas muy juntas, agruparlas en campo propio y evitar que Perú tenga claridad necesaria para lanzar y para moverse en ataque. En ese sentido, futbolísticamente, el partido sirvió para entrenar un posible escenario de enfrentar a un equipo replegado y contra el que haya poco espacio en los últimos metros.

Quedó bastante claro cuáles son los procedimientos ofensivos de Perú en este tipo de encuentros: la proyección de Luis Advíncula y Miguel Trauco al mismo tiempo, el constante lanzamiento de balones largos de Yoshimar Yotún, la constante rotación entre André Carrillo, Christian Cueva y Edison Flores en la segunda línea de volantes y la movilidad por todo el frente de ataque de Jefferson Farfán. Fue un partido, en líneas generales, similar al de Nueva Zelanda que finalmente le dio la clasificación a la bicolor.

Luis Advíncula y sus arremetidas por derecha fueron una constante en el Nacional. Scott McKenna lo acompaña en la imagen. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

No fue una prueba tan fehaciente de lo que podrá pasar en Rusia por ciertos motivos: En primer lugar, ningún equipo en la Copa del Mundo va a crear tan pocas oportunidades como creó Escocia en el Nacional, por lo que en defensa no se puede hacer una evaluación tan exacta. Como segundo punto está el hecho de que será difícil también encontrar algún cuadro con tan poca calidad individual –sin menospreciar el correcto trabajo por momentos que realizaron los dirigidos por Alex McLeish- en distintos sectores del campo, con un arquero debutante como Jordan Archer que además tuvo cierta complicidad en ambos tantos. En cuanto al juego, enfrentar a Escocia no cambió las sensaciones que se tenían previamente de Perú y tampoco permitió que surgieran nuevas dudas.

Sirvió, ante todo, como una prueba simbólica de lo que representa este equipo en todo sentido. Más allá del rival, Perú llegó, con este triunfo, a trece partidos consecutivos sin perder y logró superar la mejor racha histórica que tenía. Ha acostumbrado a un grupo de jugadores a ganar y eso es lo mejor que puede pasar de cara a un torneo en el que puede haber sólo tres partidos y en el que una victoria puede cambiarlo todo. Si bien en los amistosos el resultado debería ser lo de menos, es cierto también que jugar respaldado por una serie de resultados detrás refuerza a todo un plantel.

A vísperas de una vuelta al Mundial, al menos un partido tenía que jugarse en Lima como despedida entre la selección y su gente. En un momento de fanatismo desbordante y hasta romántico, duelos como este –en los que se le diera menos importancia al rival y más al equipo que es despedido- refuerzan el vínculo con los hinchas, quienes además se motivan por el triunfo, sea cual sea el equipo que hubiera al frente. También resalta el guiño histórico al Perú - Escocia del Mundial de 1978 y genera una retrospectiva hacia el 2014, cuando fue la bicolor la que visitó a un país mundialista en su casa antes de partir: es el caso del duelo ante Inglaterra en Wembley hace ya cuatro años, aunque Perú con un papel invertido.

Christian Cueva celebra el primer gol del partido. Perú sigue ganando y esta racha parece no acabar. El momento de la blanquirroja es formidable de cara a la Copa del Mundo.  (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Vendrán Arabia Saudita y Suecia, dos equipos que sí estarán en Rusia y que probablemente vayan exigiendo cada vez un poco más hasta llegar a los duelos tan esperados. Futbolísticamente, lo visto ante Escocia no sorprendió, pero ratificó lo que ya se tenía claro y no le quitó a nadie la confianza de que Perú podrá ir a la Copa del Mundo a hacer una campaña más que aceptable. El estadio Nacional fue escenario, más que de un partido de la selección, de una partida de la selección. Una partida a Europa con más certezas que dudas, y con más ilusiones que preocupaciones en la percepción del grueso de hinchas peruanos.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Perú 2 - Escocia 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy