Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPerú cumplió con el primer reto en la recta final que conduce a Rusia 2018, y vaya de qué manera. Sin brillar pero con mucha solidez y convicción, le ganó 2-0 a Croacia en Miami con un gol en el amanecer de cada tiempo. El equipo de Gareca no deja de progresar y sugiere que su potencial es más alto que el supuesto.

 

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Enviado especial a Miami

¿Este 2-0 sobre Croacia sugiere realmente que Perú es hoy un equipo capaz de ofrecer competencia a cualquier selección top del mundo?

Aun cuando la blanquirroja está encaminada en la ruta correcta hacia ese ideal y con mayor razón después de un triunfo tan resonante, todavía no. Y por doble motivo.

1. Primero, porque el equipo de Ricardo Gareca no le ha ganado precisamente a una selección top. Sí ha derrotado a un muy buen equipo repleto de jugadores top, lo que no es lo mismo y a la vez no retacea en lo absoluto los méritos de una victoria que posiblemente pueda encumbrarse como una de las más trascendentes en el nivel global en lo que va del proceso del DT argentino, acaso solo comparable con aquel 1-0 sobre el Brasil de Dunga en Phoxborough en junio de 2016. Croacia, como buen equipo descendiente de la extinta Yugoslavia, siempre ofrece más en lo individual que en lo colectivo, materia en la que más bien tiene serios pendientes hace varios ciclos mundialistas.

2. Segundo, y acaso lo más importante a efectos de la blanquirroja, porque si bien el partido ante los vatreni fue uno que reflejó fortalezas y seguridades de una propuesta cada vez más consolidada, no constituyó aún la actuación brillante que un seleccionado que viene del tercermundismo futbolístico necesita para graduarse en la élite. Alguno de esos partidos que, más que un top ten de ranking FIFA, quedan en la retina, y que sin duda este equipo está enrumbado a poder ofrecer en un futuro acaso no muy lejano.

Tapia cumplió un notable trabajo evitando que Modric saque a relucir toda su capacidad individual. (Foto: prensa FPF) 

Dicho lo anterior, queda espacio más que para el elogio, para argumentos que convencen de que esta selección tiene un potencial muy grande por explotar, mucho más que el que aquella noche de Phoxborough -la del punto de inflexión y justo cuando el Perú parecía empezar a escribir como nación un capítulo renovado de su historia que acabó siendo aciago- sugería un gol logrado con personalidad pero ayudado por una mano fortuita.

☑️ Este Perú pega rápido. No es un equipo que sobreanaliza o regala minutos; o mejor dicho, ya no es un equipo con resquemores para capitalizar rápido los márgenes que el rival le ofrece. El estilo Gareca, una suerte de actualización del oblitismo puro, ha basado buena parte de su éxito en sacar provecho máximo del yerro del rival; y para eso ya no espera. André Carrillo pegó en 12' y Édison Flores lo hizo en 7': momentos ideales para dejar groggy, confundido al rival de turno.

☑️ Este Perú no teme innovar. No se ajusta al libreto preconcebido, en este caso representado por ese 4-2-3-1 que acabó con 36 años de ausencia en mundiales. Es un equipo que sabe que en los amistosos el resultado importa tan poco que se puede experimentar aun enviando a un zurdo como Flores por derecha y a Carrillo, a quien siempre le costó jugar de frente al gol, como segundo punta neto para soportar a Jefferson Farfán y combinar con él. Prueba y error, o prueba y acierto en este caso con el 4-trapecio-1-1: como fuere, no importa en sí el resultado del experimento, sino el convencerse de que puede ensayarse variantes con confianza en las capacidades propias.

¿El futbolista más rápido del mundo? Lo cierto es que el momento de Advíncula -como lo demostró ante Croacia- es para destacar. (Foto: prensa FPF) 

☑️ Este Perú se supera a sí mismo. El ícono en la noche del Hard Rock fue Carrillo, un hombre al que siempre le costó pegarle al arco. Nuevamente: no importó tanto que haya sido gol como que la 'Culebra', por fin, haya dejado lejos las taras que arrastra desde inicios de su carrera y se haya animado al zapatazo franco, decidido, convencido desde fuere. André cobró esta vez, pero incluso más confianza que un gol. Y el caso puede extenderse a la ductilidad de Ánderson Santamaría en el fondo -siempre los técnicos apostarán por aquellos defensas que, como el hombre del Puebla, pueden jugar en muchos puestos-, a la madurez del dúo Renato Tapia - Yoshimar Yotún como eje que soporta el ida y vuelta de un equipo trajinador y a un Farfán enchufado, convencido al fin de su rol de hombre de experiencia, alejado de los diminutivos y cuando no definidor, responsable pasador como para el gol de 'Oreja'.

Por lo demás, el 2-0 tiene que ver con matices tales como la poca distancia entre líneas de Croacia, que se canibalizaba a sí misma con laterales como Sime Vrsajlko e Ivan Strinić tan cerca de sus correspondientes atacantes Mario Mandžukić e Ivan Perišić -y que por tanto dejaba espacios muy amplios bien capitalizados por la contra peruana-; con una roja bien mostrada a Yotún que, una vez más, no interesa en sí misma sino en cuanto pueda enseñar que en el primer nivel los árbitros no se miden por la trascendencia de las faltas, sino por lo que estas puramente son; y por las ganas de Cristian Benavente de mostrarse que bien le ameritarán una nueva chance, seguro, contra Islandia el martes 27 en New Jersey.

El 2-0 sobre Croacia, pues, es un gran, inmenso, enorme resultado que no debe importar más que en la medida en que genialmente resumió Christian Cueva en la conferencia de prensa post partido: "Para nosotros el partido más importante siempre es el siguiente". Con esa filosofía clara y la valla cada vez más alta a partir de encuentros como el jugado en esta templada noche de Miami, el enamoramiento de una afición embelesada con su selección seguirá prolongándose a tal punto de plantear retos cada vez más altos. Eso a la par de acompañar con espíritu positivo a un país golpeado al que el fútbol ofrece una significativa alegría, otra vez, justo en un día de cambios que exigen poner al Perú primero, y acaso también segundo, en línea con los dos goles anotados en el arco de Danijel Subašić.

Los Goles

Fotos: prensa FPF


Leer más...

La ficha del Perú 2 - Croacia 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy