Foto: Prensa FPFFue la diferencia entre una selección mundialista con un proceso relativamente exitoso y otra que apenas se forma. Y aunque parezca increíble, Perú estuvo del lado correcto de la cancha. En el Hard Rock Stadium de Miami, la blanquirroja derrotó 3-0 a Chile, sin discusión ni atenuantes.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

Perú goleó a Chile. Hay que leerlo un par de veces para asimilarlo, sobre todo porque los argumentos para el 3-0 en el Hard Rock Stadium fueron reales. No fue un tema de inusitada efectividad de la blanquirroja, ni que 'La Roja' haya perdido ocasiones de gol a granel. Perú dominó, Perú sometió. En Transfermarkt todos se pueden agarrar la cabeza, pues los presupuestos quebraron: el equipo de menor valor tuvo mayor valor en 90 minutos.

Todo comienza desde el proceso. Mientras una selección tenía el pecho hinchado por ser mundialista, disfrutar de la mejor hinchada del mundo y -en medio de todo el conflicto interno en lo institucional- con la confianza en la continuidad, en frente estaba otra en pleno recambio y con algunos apellidos nuevos. Sin embargo, y para que quede claro, asimilar el 3-0 va a demorar un poco.

El 4-2-3-1 de Ricardo Gareca volvió a funcionar de memoria, porque los automatismos son así. Luis Advíncula desbordó como lo hace Advíncula, Renato Tapia y Yoshimar Yotún estuvieron precisos como lo son Tapia y Yotún, André Carrillo estuvo incisivo -y dubitativo para disparar al arco- como sucede con Carrillo. Y hasta el Pedro Aquino que siempre ingresa bien, ingresó como lo hace Aquino O sea, todo fue de memoria.

Luis Advíncula y Junior Fernandes se enfrentaron en duelo de velocidades. (Foto: Prensa FPF) 

En cambio, Chile presentó una serie de novedades desde la propuesta conservadora, alejada de lo que dejaron los últimos procesos (Marcelo Bielsa, Jorge Sampaoli y ¿Juan Antonio Pizzi?). El 4-3-3 fue el dibujo, pero Gary Medel se quedó metido en su campo, así como Arturo Vidal y Matías Fernández, quienes pasaron muy poco hacia campo rival. El ataque chileno tampoco fue productivo: Ángelo Sagal, Nicolás Castillo y Junior Fernandes hicieron extrañar a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. Este Chile fue irreconocible, y hasta cierto punto demoralizado por tener adelante a un equipo con autoridad.

La más clara del primer tiempo ocurrió a los 28' en los pies de Raúl Ruidíaz, cuando luego de un pase profundo de Christian Cueva se enfrentó a Fernando de Paul, pero el hombre del Seattle Sounders no pudo ante la salida del guardameta de la Universidad de Chile. En realidad, la más clara se produjo a los 30', cuando el mismo Ruidíaz remató a quemarropa sobre el cuerpo de Mauricio Isla en la línea del arco. De inmediato nacieron las reacciones en redes sociales, pero este párrafo no le dará mayor cabida a esto.

Así fue como el primer tiempo acabó con un discutible 0-0, debido a las ocasiones perdidas por Perú. Fue entonces cuando levemente comenzó a brotar esa duda que inspira la regla no escrita de los goles que no se hacen. Este escenario se hizo más real cuando los primeros minutos de la etapa complementaria tuvo a Chile con el control de la pelota y a Perú esperando. Sin embargo, la presión chilena fue pasajera.

Christian Cueva desequilibra ante la presión de Eugenio Mena. (Foto: Prensa FPF) 

El momento de tranquilidad en Perú llegó a los 64' con el autogol de Enzo Roco, por una acción que nació en los pies de André Carrillo y la mala salida de Isla. La 'Culebra' metió un centro de derecha y el zaguero chileno la metió en propia puerta. En tanto, los ingresos de Ignacio Jeraldino y Víctor Dávila le quitaron mucho peso al ataque del cuadro sureño. Por como se dibujaba el trámite, se presentaba el momento perfecto para que la blanquirroja liquidara rápido.

Lo que sucedió después fue caravana. Perú se divirtió ante un Chile que tras el 1-0 se quedó sin recursos. No obstante, el nombre top de la noche en Miami fue uno tocado. Pedro Aquino, el jugador que hace algunos días se encargó de sentenciar una tanda de penales para que León clasifique a las semifinales de la Copa MX, entró a los 74' y al minuto nomás recibió el pase de Édison Flores para definir a placer.

Cabe reiterarlo: Aquino está tocado. Sobre los 86', un nuevo desborde de Flores por izquierda terminó -tras un disparo de Andy Polo al cuerpo de De Paul- en un rebote capturado por el '23', para definir cruzado y establecer el 3-0. Argumentos reales para decir que Perú fue superior a Chile y lo aplastó. Una goleada que motiva, que alienta, y que ratifica una cosa: esta selección, dentro del campo, compite y gana.

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Perú 3 - Chile 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy