Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa situación de Boys es muy crítica y también de quiebre: no tiene dinero y está a un tris de perder la categoría. Pese a ello, tiene apoyo permanente, aunque igual sigue encasillado en un dilema.

 

En Boys, cada fin de semana se cree que se está jugando el último partido. Los hinchas no entienden exactamente qué está pasando con el equipo y el plantel está en completo abandono, tanto que solo se sostiene de la buena voluntad del aficionado para sus gastos básicos. En lo deportivo, al elenco rosado ya le restaron cuatro puntos (por no presentar planillas de mayo y junio) y, de acuerdo con la norma, en los primeros días de setiembre le debieron quitar dos más por no presentar la planilla del mes de julio. No obstante, el respirador artificial se le extendió y a partir de allí todo es una interrogante.

¿Qué pasó? Se tiene entendido que el equipo rosado presentó una apelación por las planillas de junio (los jugadores la habrían firmado, pese a que tácitamente no había el dinero), situación que habría generado un entrampamiento para que su acta de defunción se extienda. El meollo del asunto es que Boys necesita 95 mil dólares, en principio para este jueves, para abonar el pago por planillas de julio y presentar dicho documento, pero el gran problema es que no se sabe si este dinero está siquiera en el limbo.

No hay dinero en el Boys. Sin embargo, algunas instituciones han sido sostén para que el cuadro rosado no descienda (Foto: Jorge Montenegro Hoyle / prensa ADFP-SD)

El principal responsable del club, Ignacio Basombrío, está no habido, y el dinero que está recaudando el equipo a través de las cuentas de apoyo que ha abierto en las últimas semanas no pueden ser usadas hasta que salga el trámite de carta poder a un nuevo representante del equipo que sería Juan Carlos Reyes (quien da la cara por el club en la ADFP-SD). La buena noticia, si se puede decir de alguna manera, es la Radiotón que se está organizando vía el Grupo Comunicaciones ASI, en la que se va a hacer una serie de actividades para abastecerse de recursos económicos.

Así transita Boys en la actualidad. Vive del momento, pero no tiene la certeza de qué le va a pasar al día siguiente. Aún así, cuando la FPF, la ADFP-SD y hasta el mismo Safap se han manifestado, han dicho abiertamente que van a apoyar al club, situación que ha generado anticuerpos en otros clubes que atraviesan por la misma situación (Victoria, Gálvez y Ugarte). Y el otro problema, más serio, es que desde octubre Boys tiene que empezar a pagar la primera cuota de su plan de restructuración (bordea los 100 mil soles) por la deuda concursal, la cual bordea los 15 millones de soles y se debería cancelar en un lapso de 18 años.

Aunque todo es un dilema en el Callao, para algunos sigue siendo una opción más realista que el club Sport Boys Association toque fondo y, al aparentar estar en un entrampamiento sin salida, opte por la refundación, ya que la deuda igual va a permanecer pese a que un descenso por deudas lo inhabilitaría por cinco años. Para otros, la lucha debe continuar, ya que por encima de todo está la tradición del club. La figura, igual, es muy complicada.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Jorge Montenegro Hoyle / prensa ADFP-SD

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy