Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comA propósito del Torino - Boys del fin de semana, vale recordar a un técnico que dirigió a ambos equipos en una misma temporada: el brasileño José Carlos Amaral, en 1995.

 

José Carlos Amaral es un director técnico que tuvo un recordado paso en el Perú, netamente en la década de los noventa. Así, estuvo en Alianza Lima, Defensor Lima, Municipal, Deportivo Sipesa, Sporting Cristal, Aurich-Cañaña, Sport Boys y Atlético Torino. Precisamente, dirigió a estos últimos dos equipos en un mismo año: 1995. En el presente artículo recordaremos su estadía en los conjuntos chalaco y talareño, de los que se fue sin pena ni gloria.

Planificación rosada

Ante Alianza al Boys de Amaral le fue mal tras caer por 0-1 jugando los rosados como locales en Matute (Recorte: diario El Bocón)En 1994, Sport Boys tuvo una campaña bastante irregular pues culminó en el undécimo puesto con 24 puntos y quedó a cuatro unidades de la zona de descenso. Por ello, si bien el club no contaba con muchos recursos económicos, algunos mecenas decidieron invertir para formar un equipo competitivo y contrataron a Alfonso Yáñez, Andrés 'Balán' Gonzales, Jorge Cordero y Víctor 'Vitito' Reyes, además de un nuevo técnico: el brasileño José Carlos Amaral quien ya había dirigido previamente a Alianza Lima, Defensor Lima, Municipal, Deportivo Sipesa y a Sporting Cristal.

El brasileño tenía como objetivo consolidar un grupo de jóvenes como Luis 'Pico' Tordoya, Bratzo Gil y Walter Daga Jr. que estuvieran apoyados en los jugadores que se habían contratado. Si bien pensar en el título era una tarea difícil, Amaral anhelaba tener a un equipo protagonista y consideraba que tenía la experiencia necesaria debido a su paso por dos de los equipos capitalinos más importantes.

Al término de las quince fechas de la primera rueda, Sport Boys sumó cinco triunfos e igual número de empates y derrotas. Si bien no era una campaña del todo mala, los dirigentes porteños no tuvieron mucha paciencia con el técnico brasileño y decidieron rescindirle el contrato. Con ello, el proyecto inicial quedó truncado y Amaral tuvo que buscar nuevos horizontes. 

Trabajo taladrado

Torino salvó el año apelando a su condición de local en el Campeonísimo (Recorte: diario El Bocón)Si la campaña de Boys había sido irregular en la primera rueda, la de Atlético Torino fue  muy mala pues solo sumó dos empates como local ante Alianza Atlético y León. Por ello, los dirigentes talareños aprovecharon el receso por la Copa América disputada en Uruguay y contrataron a José Carlos Amaral para tratar de revertir la situación. Cabe señalar que Torino ya había tenido dos entrenadores en esa campaña: Diego Agurto y Rufino 'Maturana' Bernales, quienes tuvieron que salir debido a los pobrísimos resultados obtenidos.

De esta manera, en la fecha 16, el técnico brasileño debutó en el banco de Torino en el empate 1-1 ante Alianza Atlético en Sullana y en la fecha siguiente empató sin goles como local contra Melgar. En la decimoctava fecha visitó a su exequipo: Sport Boys derrotó por la mínima diferencia a Torino con gol de Ricardo Cano en el Lolo Fernández. Luego, cayó en Talara contra San Agustín por 1-2 y recién en la vigésima fecha pudo saborear la victoria, pues venció por 0-1 a Deportivo Sipesa en Chimbote con gol de Pedro 'Popeye' Marchán, un triunfo que Amaral celebró por su cuenta ante los medios de comunicación ya que el plantel prefirió estar cerca de su asistente técnico, Percy 'La Chanca' Maldonado, con quien llevaban el trabajo de la semana porque el brasileño solo llegaba a dirigir al equipo el día de los partidos. Sin embargo, los dos resultados obtenidos en las siguientes fechas precipitó su salida: cayó 0-1 ante Cienciano en Talara y 3-0 ante Sporting Cristal en Lima.

Dado que el 'Taladro' estaba más complicado con el descenso, Amaral fue despedido y, cuando todo indicaba que estaba desahuciado, Torino tuvo un espectacular fin de temporada en el que sumó cinco triunfos y tres empates en las últimas ocho fechas y logró la salvación a costa del Unión Huaral de Roberto Mosquera, que finalmente descendió junto con León. Posteriormente, José Carlos Amaral tuvo un último paso en el Perú al dirigir a Aurich/Cañaña, del que también se fue por la puerta falsa.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario El Bocón

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy