• SALUD, CHIMBOTE. Con Luis Mayme como capitán, José Gálvez sale al campo sintético del Manuel Rivera Sánchez. (Foto: Diario de Chimbote)
  • NO LOS QUIEREN. El elenco de Coopsol recibe el maltrato del público local. Aun así, demuestran educación con el saludo. (Foto: Diario de Chimbote)
  • TANQUE EN DEUDA. El balón aéreo fue una constante en Gálvez; por ello, Miguel Silva fue tomado al milímetro por los defensores de Coopsol. (Foto: Diario de Chimbote)
  • EL PRIMER POSITO. El ariete galvista, Janio Posito, anota el primer tanto del encuentro a los 18' con un derechazo. (Foto: Diario de Chimbote)
  • BOMBARDEO. Janio Posito tuvo bastante movilidad en el área. El delantero galvista busco anticipar constantemente a los defensores de Coopsol. (Foto: Diario de Chimbote)
  • TANQUE ROTO. Miguel Silva sufre una caída aparatosa y se toma la pierna izquierda. Preocupación en el banco chimbotano. (Foto: Diario de Chimbote)
  • NO FUE UN MURO. A pesar de la regular actuación de Jaime Muro, no pudo evitar la goleada de su equipo a manos de Gálvez. (Foto: Diario de Chimbote)
  • EL TOLE-TOLE. Juan Carlos Pérez y Javier Salazar iniciaron una trifulca que acabo en la roja para ambos jugadores. (Foto: Diario de Chimbote)
  • LO DE SIEMPRE. Luego de las expulsiones sobre el final del primer tiempo, los reclamos no se hicieron esperar para Diego Haro. (Foto: Diario de Chimbote)
  • FOSFORITOS. A los 60', otra rencilla terminó con dos expulsados: primero fue Jhan Paul Ratto, marcador derecho de Coopsol. (Foto: Diario de Chimbote)
  • PAGÓ PATO. A Jhan Paul Ratto, le siguió los pasos Juan Luna, experimentado goleador de José Gálvez que tuvo una floja actuación. No se lo puede explicar. (Foto: Diario de Chimbote)

 

La frecuencia: Radio Televisión Chimbote

Wilfredo Peláez se encargó de relatar las incidencias del partido en Chimbote, mientras que Félix Córdova estuvo en los comentarios. Si bien en un principio los problemas con el sonido eran constantes, con el pasar de los minutos pudieron solucionar tales inconvenientes y seguir con la transmisión. Por otro lado, la dupla criticó a varios jugadores rivales durante gran parte del partido. Sin embargo, dentro de todo, mostraron un buen análisis de lo que ocurría en el campo de juego, explicando cómo iban variando las figuras tácticas de ambos equipos.

La pizarra: Nada de nada

'Rafo' Castillo se animó por continuar con su habitual esquema táctico, mostrando un 4-cuadrado-2, tratando de hacer prevalecer el ataque con Medina, Silva y Posito. Sin embargo, lo mostrado por los chimbotanos fue totalmente irrelevante. Si bien la defensa anduvo segura cuando tenía que estarlo, el medio sector anduvo escaso de ideas y mostró un desorden poco usual en el equipo del estratega de Gálvez. En tanto, Jorge Espejo llegó con su clásico 4-1-3-2 y la orden, al parecer, fue clara: tenían que proponer. Al principio el equipo debió acatar las órdenes de Espejo; no obstante, el ser visitantes pareció pasarles factura, ya que se olvidaron de proponer y el cuadro de la franja pasó a tener, medianamente, la posesión del balón. Se vio fútbol durante los primeros minutos; luego, ambos equipos se dedicaron a golpear, dejando como saldo a cinco hombres expulsados, por los que Gálvez aprovechó al tener un hombre de más para vencer el partido.

Los cambiazos: Quedaron chicos

La primera expulsión fue en el primer tiempo y ambos perdieron en defensa, por lo que, para el complemento, tuvo que ingresar Juan Luna en el Gálvez, y Sandro Gamarra, en Coopsol, ambos para cuidar la zona defensiva, ya que el partido estaba para cualquiera. Juan Luna, quien recién había ingresado, también fue expulsado y, ante ello, Castillo apostó por refrescar el mediocampo, haciendo ingresar a Álex Magallanes. El cuadro de Chancay, en tanto, sufrió la expulsión de Jhan Paul Ratto, otro de sus defensores y, al igual que los locales, Jorge Espejo quiso darle frescura a la volante, dejando amplios espacios en la zona defensiva. Así, Coopsol se quedó con ocho hombres, mientras que Gálvez -con nueve hombres- aprovechó los espacios dejados por la visita que, ante la desesperación, atacaba –o intentaba hacerlo- con casi todo el equipo, quedando en la zona defensiva solo Zapata y Gamarra, quienes, dicho sea de paso, eran los únicos defensores –propiamente dicho- del equipo.

El capo: Álex Magallanes

Como ya se había mencionado, el fútbol había sido dejado de lado en el partido, por lo que Rafo Castillo hizo ingresar a Magallanes para que proponga, nuevamente, algo de fútbol. Y así fue. El veterano volante ingresó y le cambió la cara al cuadro galvista, generando constantes jugadas de gol por medio de largas y precisas asistencias. De hecho, marcó el segundo gol (golazo) y participó en el tercero al mandar un servicio de aquellos a Renzo Guevara a quien “hizo famoso”.

El extraviado: Reiser Herrera

Si bien todo el equipo de Jorge Espejo estuvo extraviado, Reiser Herrera se mostró por demás desconcertado en Chimbote. Ni bien empezó el juego, el volante no sabía dónde estaba parado y casi no participó en las pocas –poquísimas- jugadas que elaboró Coopsol. El estratega visitante, pues, debió replantear el partido para el complemento y hacer ingresar a un jugador que haya podido ser capaz de generar un poco más de fútbol, ya que ni Reiser ni Paolo Maldonado estuvieron a la altura.

Jailaits

Posito clavó un tantito:Gálvez era dueño absoluto del partido, pero no lograba dar el toque final y, así, llegar al gol. Fue entonces que, luego de un centro de Renzo Guevara como con la mano, Janio Posito se encargó de inaugurar el marcador en el Manuel Rivera Sánchez con un potente remate. Este tanto, por cierto, motivó al plantel local que empezó a generar ataques por todos lados.

Mago Magallanes:El primer gol llegó producto de un balón parado y debido a la motivación extra que sintieron los chimbotanos. Rafael Castillo hizo ingresar a Magallanes, un hombre de experiencia que podría ayudar a liquidar el partido. ‘Maga’, pues, ni bien tocó el balón se encargó de generar peligro en la valla de Jaime Muro y hasta se mandó con un golazo, poniendo el 2-0 momentáneo. Además, el veterano volante influyó en el tercer gol al mandar un servicio espectacular a Renzo Guevara, quien marcó el tercero y definitivo del partido.

Tinta roja:Sobre el final de la primera mitad, Diego Haro no se hizo problemas y expulsó a un hombre de cada equipo por reclamar airadamente. Hasta ese momento, no se había complicado. No obstante, para el complemento, el árbitro salió decidido a complicarse la vida y expulsó –léalo bien- a tres jugadores en un lapso de ocho minutos. Al menos, por lo que se pudo apreciar en base a los comentarios de la frecuencia, dos de esos tres expulsados en el complemento se fueron innecesariamente, caso Luna y Oré. Así, sobre el final del partido se armó un conato de bronca entre los jugadores visitantes y Diego Haro, debido a que consideraban que algunas expulsiones habían sido injustas. Sin ánimos de ofender a nadie, vale decir que a Diego Haro le quedó grande el partido: se complicó demasiado.

Fotos: Diario de Chimbote

Leer más...

La previa

El bloc de notas

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy