• SORPRENDIDOS TODOS. Nadie imaginó que Acosvinchos pisaría con firmeza el terreno contrario durante los primeros minutos. Al final, el esfuerzo desplegado fue en vano (Foto: Radio Líder Chancay)
  • SIEMPRE ATENTO. A pesar de los tres goles encajados, el meta Vidaurre mantiene su seguridad en la retaguardia. En la imagen, contiene el balón ante el acecho de los atacantes Chichizola y Molina (Foto: Radio Líder Chancay)
  • LEVÁNTESE RÁPIDO. Nalvarte y Camarino tropiezan luego de disputar el balón. Mendoza y Ugarte miran la escena, mientras los locales Vera y Uribe se preparan para contener la réplica visitante (Foto: Radio Líder Chancay)
  • IDEAS NUBLADAS. Claudio Mendoza, que reapareció tras varias jornadas, se zafa de la marca de un defensor chancayano e intenta habilitar al atacante Chumpitaz. La acción se extinguiría en un abrir y cerrar de ojos (Foto: Radio Líder Chancay)
  • ¿POR QUÉ A MÍ? Paolo Joya le propinó un golpe a su marcador y el arbitro Yovani Quevedo lo expulsó del terreno de juego por doble amonestación. Desde ese momento la oncena vitartina caería en decadencia (Foto: Radio Líder Chancay)

LECTURA OPUESTA. Contra lo que pudiera pensar el aficionado instalado en el Rómulo Shaw Cisneros, las primeras insinuaciones de peligro provinieron del lado visitante. Gracias a la oportuna labor creativa de Mendoza y Joya, los atacantes Goya y Chumpitaz quedaron a tiro de gol en reiteradas oportunidades. Sin embargo, para su mala fortuna, se toparon con un muy bien ubicado guardameta Reynoso, quien con sus acertadas intervenciones empezó a brindarle seguridad a su línea defensiva.

SOCIEDAD DEL GOL (I). No por algo sus ubicaciones son extremadamente opuestas en la clasificación. Mientras Acosvinchos pugnaba por asestar el primer golpe, pero de manera precipitada, los locales mantenían la cordura y no caían en la desesperación. En una de sus primeras acciones de riesgo, Chichizola peinó magistralmente el balón tras un centro en profundidad y este llegó a los pies de Molina, quien de furibundo remate superó la resistencia de Vidaurre. 

SOCIEDAD DEL GOL (II). A partir de ese momento la tónica del encuentro se alteró. Acosvinchos volvió a ser el elenco timorato acostumbrado a resignar puntos cuando mejor hace las cosas. Y eso fue muy bien comprendido por Coopsol, que solo atinó a esperar en su territorio para gestar nuevas posibilidades en el área contraria. La segunda conquista se produjo luego de un contragolpe iniciado por el lateral Zambrano, quien a ojos cerrados envió un pase en profundidad para la pareja ofensiva de la tarde: Chichizola retuvo el esférico y se lo entregó a Molina. El moreno atacante, esta vez con elegancia, se encargó de decretar el 2-0 y festejar por partida doble.  

CUESTA ARRIBA. Verme -desde la tribuna- ordenó que se efectúe una variante: el ingreso de Muchotrigo por el intrascendente Chumpitaz. Esto hacía suponer un mejor desenvolvimiento de la ofensiva visitante; empero, la ‘Arañita’ fue opacado en todo momento por Camarino y jamás rindió a cabalidad. La desconexión con los atacantes era cada vez más notoria. Lo propio ocurrió cuando saltó al terreno de juego Charly Vicente. Sin embargo, el verdadero golpe recibido por la oncena de Vitarte fue la expulsión del volante Joya por doble amonestación.  

MAZA QUE DA VOLUMEN. Todo lo contrario ocurrió en tienda chancayana, ya que con el ingreso de Marlon Maza ganaron en contundencia, aunque valgan verdades, desperdiciaron un sinnúmero de ocasiones que tranquilamente pudieron desencajar al compromiso con un marcador de escándalo. Igual, el jugador forjado en divisiones menores de Cristal tuvo la oportunidad de ejecutar un disparo desde los doce pasos que a la postre sirvió para seguir respirándole en la nuca al líder Cobresol.
 
LUNA EN EL OCASO. Cuando faltaban 25’ para que concluyera la brega, hizo su ingreso al terreno de juego Juan Luna. El ex CNI tomó protagonismo de inmediato y en una de sus primeras intervenciones se encargó de aminorar la cuenta. A partir de ese momento se convirtió en el principal dolor de cabeza para la zaga chancayana. Es más, cuando se jugaban los descuentos, fue derribado dentro del área por Almanza y el juez Yovani Quevedo se encargó de sancionar la pena máxima. El disparo fue ejecutado por Mendoza, quien decretó el 3-2 final. Pese a la derrota, quedó la sensación de que con más minutos en cancha, la presencia del embetunado delantero pudo haberle cambiado el rumbo al compromiso.

Fotos: Radio Líder Chancay

Leer más...

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy