Foto: Plus DeportesEl equipo huaralino mantuvo algunos rostros del plantel subcampeón del año pasado, para reforzarlo con nuevas caras, la mayoría de ellas, inexpertas. La meta es clara: mantener la categoría y seguir consolidando jugadores.

 

Unión Huaral regresa a la Segunda División tras siete años, luego de caer vencido en la final de la Copa Perú 2013 a manos de San Simón. Si bien supo mantener a la cabeza del proyecto, el joven entrenador Guillermo Esteves, la hinchada se encuentra en desconcierto por los jóvenes refuerzos que llegaron y la falta de gente experimentada, la que les permita soñar con al anhelado ascenso a la máxima división.

Deshojando naranjitas

Mantener una base de jugadores puede jugar a favor del Huaral pese a que no es uno de lo favoritos en el torneo (Foto: prensa Pacífico FC)El equipo huaralino tuvo cuatro partidos de preparación hasta la fecha, obteniendo un 50% de efectividad: dos victorias (Por 0-1 a Sport Loreto y 1-2 a Pacífico) y dos derrotas en su haber (Por 2-0 ante Municipal y San Alejandro). Lo positivo: enfrentó a tres de sus rivales de la temporada y uno de los candidatos para alzarse con la Copa Perú de este año, por lo que no se puede decir que la tuvo tan fácil.

Escogiendo la mejor java

Del plantel del año pasado, se quedaron ocho jugadores, la mayoría de ellos habituales titulares. Para no sentir los constantes llamados de Karlo Sánchez a la selección sub-20 (y al fin poder cederlo sin problemas), el equipo se hizo con dos guardametas que pueden suplirlo con creces: Bruno Enríquez -que ya jugó en el equipo en la Copa Perú 2012- y Michael Guzmán. Trabajo para el técnico, pues tiene tres porteros de condiciones similares. La zaga central solo cuenta con Wálter Cruz, Erick Gómez y Jonathan Asalde, lo que indica que le hace falta reforzar esta parte del campo. Por los laterales no habría problemas: mientras que Josef Chávez sería el dueño del lateral derecho -aunque antes se debe recuperar de una lesión-, Sebastián Pinedo tiene tiempo para poder robarle el titularato. Por izquierda están Danfer Doy y Daniel Peláez, ambos con pasado en el cuadro huaralino.

Ya pasando al mediocampo, en la primera línea de volantes se mantiene uno de los mejores del año pasado, Johan Macahuachi. Los refuerzos son Manuel Tello, que jugó algunos encuentros de la Liga Distrital por el equipo naranjero el año pasado, así como Diego Andrés Sánchez, que comenzó el 2013 en Huaral pero que terminó jugando en Sport Boys. Además está la cuota de juventud de Guillermo Vernal, un mediocampista mixto. Las bandas en la volante están cubiertas por Christian Salazar, el paraguayo Pablo Espíndola, Ronald Herrera y Héctor Quichua. Los cerebrales esta temporada son Benito Yllaconza, además de Amador Monteverde y Julio Melgar. Por la cantidad de jugadores en ataque, ya se esboza la formación de esta temporada, que se mantendrá con un 4-2-3-1. Conociendo esto, los referentes de área serían Daniel Maldonado, José María Córdova o Jonathan Obregón, pues la última variante, Hugo Montoya, suele ir por fuera, por lo que podría quedar a la expectativa de que el equipo juegue con dos delanteros.

Quieren una naranja mecánica

La misión del equipo es clara: mantener la categoría. Con el plantel que tiene esto se da por descontado, aunque su talón de Aquiles puede ser la falta de jugadores con experiencia en la Segunda División. No se le debe descartar del todo, pues Esteves suele jugar mejor cuando no es favorito. Aun así, la apuesta del técnico y de la directiva es interesante e inteligente: buscan consolidar un buen grupo de jugadores (la mayoría menor de 23 años) que pueden ser la base del ‘Pelícano’ en las próximas temporadas, para poder así buscar el regreso del equipo a la Primera División.

 

¿Quieres conocer más de tu equipo? Haz clic aquí

 

Fotos: Plus Deportes, prensa Pacífico FC

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy