Foto: Fernando Herrera / DeChalaca.comAlianza Atlético y CNI, equipos que alteraron su condición de equipos descendidos, deberían asumir las consecuencias por negarse a jugar en el actual torneo de ascenso.

 

Lo normal, a estas alturas del año, sería poseer un calendario establecido con el rol de partidos que tendrían que disputar los equipos que integran la Segunda División. Todo en orden y sin mayores contratiempos, con planificación. Pero las circunstancias para esta temporada han sido, incluso desde antes de que empiece 2012, nefastas, partiendo del cúmulo de deudas en la mayoría de los clubes participantes, el cual viene siendo la principal causa del por qué hasta fines de marzo no se tiene certeza de cuántos elencos tomarán parte del venidero torneo.

Fuera de esta situación, que bien podría cambiar el rostro de los clubes más deudores (como San Marcos o Acosvinchos) por otros que están a la espectativa de tener el camino libre (como Los Caimanes, que incluso ya incluyó en su plantel al paraguayo Sixto Santacruz -una clara muestra de su intención por participar en la Segunda-), el certamen que otorga un cupo al Descentralizado está más desdibujado que nunca desde que Alianza Atlético y CNI, como si se tratara de un campeonato barrial, optaron por negarse a participar a sazón del escaso interés que les genera, además de subestimar la capacidad de sus organizadores. Peor aún, estos dos equipos le sacaron vuelta a su condición de equipos descendidos, imponiendo sus condiciones sobre las bases que rigen al torneo.

En las últimas semanas más se ha resaltado el lado autoritario de ambas directivas; en el caso de Lánder Alemán, con la amenaza de denuncia penal que ya empezó a hacerse efectiva -empezando con la FPF, y lo que podría poner nuevamente al fútbol peruano en riesgo de una desafiliación de parte de la FIFA- y su constante negativa de jugar en la presente temporada; del lado de Yván Vásquez, por la intención de acoplarse a la competencia desde la Etapa Regional de la actual Copa Perú. Todo esto, pues, no deja de ser indignante, sobre todo porque estos dos clubes se están mofando de las bases del campeonato. Uno se pregunta: ¿en alguna parte del mundo un equipo de fútbol profesional decide en qué torneo jugar?

Alianza Atlético y CNI, en este momento, solo tienen dos caminos por recurrir: compiten en la Segunda 2012 o, en su defecto, se hacen merecedores a una drástica sanción. Solo tomando como referencia a las bases de la ADFP-SD en 2011, el artículo 80º es claro respecto al equipo que opte por retirarse antes (como en este caso) o durante el desarrollo de la competencia: automáticamente pierde la categoría y está impedido de retornar a la división en los cinco años siguientes. Además, los directivos de estos clubes deben ser inhabilitados para ejercer cargos en el sistema nacional futbolístico de por vida. Tal situación, por ejemplo, ocurrió con IDUNSA y Sport Águila, que se negaron a jugar en la Segunda de 2010.

Desde luego, se exhorta a la FPF a que actúe con mano dura en este caso, pero a la vez tiene que hacer mea culpa por la ilógica variante que incluyó hace algunos años en su reglamento. Y es que tanto Alianza Atlético y CNI poseen filiales que, en este instante, compiten en la Copa Perú: el cuadro churre tiene presencia con el Alianza Atlético que pertenece a la Liga Distrital de Sullana. En tanto, los albos poseen hasta dos equipos en la Liga Distrital de Iquitos: CNI FBC y CNI Vida Abundante. O sea, deportivamente ambos equipos podrían "tentar" su acceso a Primera División en 2013.

Lo concreto es que, en su momento, la FPF prohibió que los clubes profesionales cuenten con filiales, cuando lo idóneo era mantener la restricción para el ascenso a Primera. Sin duda, una muestra de que los torneos que organiza la FPF, por el lado de la reglamentación, carecen de coherencia y otorgan alas a clubes que, como el caso de los aludidos, deberían pagar las consecuencias de su inusitada rebeldía. 

Foto: Fernando Herrera / DeChalaca.com

Comentarios (6)add
...
escrito por Juan Carlos Castillo , marzo 30, 2012
Los de 'De Chalaca' son muy drásticos con Alianza Atlético y CNI, los sullanenses y los loretanos son consecuentes con su economía y si piensan en no participar en la Segunda es porque ellos creen que económicamente ese torneucho les generará más pérdidas que ganancias, ojo De Chalaca, son equipos que no adeudan a sus trabajadores, pero Uds. no son tan duros con las irregularidades flagrantes de la gente de U y Alianza, ahí no son tan drásticos con ellos, claro, con los ¿grandes? del fútbol peruano es imposible pensar en descenso, ¿cierto De Chalaca?.
...
escrito por HENRY LEMOS HERRERA , marzo 30, 2012
respecto a este comentario me gustaria saber si es cierto que la comision de segunda profesional condiciona a los equipos participantes en este torneo (segunda profesional) que si esta fuera de los 18 u 18,000 kilometros de distancia de Lima el equipo local tendria que costear los gastos de traslado, hospedaje y alimentacion del equipo visitante tal seria el caso del CNI del porque decidio no participar en este torneo.............



saludos,



Henry Lemos H.

Iquitos
...
escrito por Kenny Romero , marzo 31, 2012
Juan Carlos,

Parece que en estos últimos meses te has perdido las innunerables sagas que DeChalaca.com, justamente, le ha dedicado a los equipos con manejo informal, escala en la que están Alianza Lima y Universitario. En este momento los íntimos están haciendo todos los méritos para irse a Segunda (no han acreditado los pagos por remuneraciones de su plantel en enero y febrero), y los cremas incluso el año pasado debieron descender junto a Boys, pero por un invento de la CJ-FPF se quedaron en Primera. Desde tal perspectiva, pues, esta página web está convencida de que en el campeonato solo deben de permanecer los equipos que se alineen a las normas, o sea los formales. Y si el costo es que los llamados "grandes" se vayan a Segunda, que así sea.

Respecto a tu punto de vista sobre la autoexclusión de Alianza Atlético y CNI en el torneo de ascenso -que no es la razón por la que han adoptado tal postura-, justamente lo que señalas es lo que no debe hacer un club que tiene que regirse a las bases. Y te repito lo que dice en el artículo: en ninguna parte del mundo un equipo profesional decide en qué torneo jugar.

Saludos.
...
escrito por Kenny Romero , marzo 31, 2012
Henry,

La Segunda no los condiciona así sean 18 mil o un millón de kilómetros de distancia (esto no figura en ningún artículo de las bases de 2011): hasta el año pasado, todo equipo que actuó como local costeó los gastos de traslado de su rival; obviamente, si el equipo provino de otra provincia, también se le tuvo que costear el hospedaje y la alimentación, y si la distancia era más pronunciada (como por ejemplo ocurrió con Alianza Unicachi de Puno) el gasto tuvo que ser mayor porque también incluyó los pasajes aéreos.

Para este año, la AFFP-SD tiene la intención de solventar estos gastos (como siempre debió ser) y, de hecho, consideró tal presupuesto a la FPF; por ende, está en la cancha de estos últimos tal posibilidad. Si realmente quieren que mejore el producto del torneo de ascenso, deberían oficializarla mediante una resolución.
...
escrito por Hugo Noriega , marzo 31, 2012
Deberian decretar que los equipos de 2da tienen el 2012 para pagar deudas o reducirlas hasta un monto máximo o en caso contrario descienden... Luego, escoger por métodos válidos equipos de copa perú que puedan afrontar el gasto de una temporada y de una vez decretar copa peru como 3ra division...

Burga nunca lo va a hacer...
...
escrito por franz ronald , abril 01, 2012
Simplemente que se cumpla la norma, si la desconocen que sean sancionados de la forma como estipula el reglamento.Es simple.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy