Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comA puertas del inicio del campeonato, Los Caimanes de Miguel Miranda genera incertidubre. Tras ser desplazado de su habitual localía por Juan Aurich, deberá trabajar mucho no ubicarse en los puestos inferiores de la tabla.

En una Segunda 2018 que apunta a ser la más competitiva de los últimos años, para el conjunto de Puerto Eten el horizonte este año no es alentador: viene de cumplir su temporada más pobre desde que está en el profesionalismo -se salvó de regresar a Copa Perú tras vencer a Defensor La Bocana-; además, el histórico Juan Aurich descendió de Primera División y le quitó tanto la exclusividad en cuanto a atención en la región, como la que venía siendo su localía habitual: el estadio de La Juventud de Chongoyape.

La propuesta

Se ha confirmado que el técnico a cargo del equipo reptil será Miguel Miranda. Con el 4-trapecio-2 como su táctica predominante, desde sus inicios de entrenador en Defensor La Bocana, ahora busca su revancha con otro equipo del norte. Aún cuenta con un grupo corto como para pensar en una propuesta sólida de cara al torneo de ascenso.

Ataque: Marca de importación (calificación: 2 estrellas)

Con el regreso de Claudio Velásquez -tras su ida a mitad de temporada en 2017- y la llegada de Henry Fabián Solís -ex UTC-, Los Caimanes tiene en la delantera a dos hombres con experiencia en Primera División, además de la llegada de Jhon Mosquera -ex Serrato Pacasmayo-. Sin embargo, ha sufrido la partida de Alonso Fernández, Pierre Orosco y Agustín Giosa, con lo que, de momento, se ha quedado casi sin recambios arriba.

Defensa: Me defiendo con 'Chaveta' (calificación: 3 estrellas)

 

Está es la zona en la que más hombres reúne Caimanes: mantuvo a Moisés Cabada y a Jhonny Lalopú, además de reforzarse con el ex Universitario Diego Chávez y el juvenil Mauricio Colchado, quien seguramente será utilizado para completar la Bolsa de Minutos pues es categoría 1998.

Recambios: Sin palabras (calificación: 1 estrella)

Los Caimanes aún cuenta con un plantel corto y suena difícil vislumbrar algún tipo de posible recambio en la posible oncena de los de Puerto Eten.

Juego en equipo: Cocodrilo recién nacido (calificación: 1 estrella)

Para esta temporada, el conjunto reptil ha sufrido la partida de varios elementos destacados en 2017, por lo que, con la llegada de un nuevo técnico y un nuevo grupo de jugadores, el encontrar un once inicial tendrá que ser rápido de modo que no se pierda protagonismo desde los primeros partidos.

Promedio de puntos: 1.51 puntos (calificación: 3 estrellas)

El conjunto reptil, si se toma en cuenta los factores que le rodean, asoma con un plantel corto y una apuesta muy fuerte por los jóvenes jugadores; lo hecho el año pasado en el torneo puede tomarse como un aviso para lo que viene: una nueva campaña cerca de la zona baja de la tabla, a pesar de los hombres de experiencia que hasta ahora ha logrado juntar.

Conclusión

 

Las campañas de Los Caimanes, según han ido avanzando los años desde su descenso de Primera División en 2014, han ido perdiendo protagonismo, al punto de que el año pasado se salvó en el último partido. Si bien han empezado su preparación mucho antes que en 2017, el hecho de tener un plantel corto y mucha cantera puede derivar en una campaña lejos de las ambiciones de ascenso.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: diario La Verdad de Chiclayo


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy