Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa escuadra escarlata, con nuevo comando técnico, hizo una reingeniería a su plantel y, con mayor promedio de experiencia, va por la sorpresa.

 

El equipo de Tacna quiere corregir la mala campaña que salvó de un pelo gracias a individualidades como Smith en 2011 y, por ello, para este año ha aflojado la billetera y contrató a jugadores de cierto recorrido en todas las posiciones del campo. Salvo seis hombres del año pasado que quedaron en el club, el resto del plantel proviene de equipos de las tres competiciones conocidas en el país. El grupo que ha venido trabajando con Iván Saavedra, que finalmente sería sustituido por el italiano Óscar Maltese, tendrá como consigna asegurar la categoría y, con trabajo, tratar de no deambular en la zona media y convertirse en uno de los animadores del torneo.

Arco: Un muro recontra resguardado

Como alternativa principal, la gente de Tacna cuenta con Jaime Muro como portero. Si bien el veterano arquero tiene unas de cal y otras de arena, para no preocupar el accionar bajo los tres palos, detrás suyo hay hasta cuatro porteros, en el que desfilan los nombres de Michael Guzmán -ex Universitario- y Luis Juárez -ex Diablos Rojos- como alternativas expectantes, dejando un peldaño más abajo al novel Ismael Quintana proveniente de la reserva del Inti Gas. El polifuncional Ray Calderón también podría pararse en el pórtico.

Defensa: Para escoger

Como ha venido trabajando en una línea de cuatro, el equipo escarlata se pararía con Javier Chirinos -ex jugador del descendido U América FC- y César Moreyra -ex Géminis- en la zaga central. Otras opciones para reemplazarlos serían Erasmo Gutiérrez -ex Municipal-, Nick Vásquez y Carlos Renquifo, valor conocido en Tacna por pertenecer al equipo del año pasado. Como laterales derechos tienen a los ex San Marcos Mauro Vilca y Alberto Cuadros. El primer mencionado corre con mayores oportunidades por tener una pizca más de experiencia; sin embargo, Cuadros también podría actuar por el andarivel opuesto. Finalmente, en el carril izquierdo, el dueño sería Ronald Villanueva -subcampeón de la Copa Perú con Pacífico FC-, pero esta zona estaría bien resguardada por Junior Armestar y Jesús Cacsire. Otros jugadores que podrían actuar son los juveniles Bryan Bernal, Luis Torrealva, Joel García -que provienen de equipos de reserva de clubes de Primera División- además de Roberto Vargas, que jugó la temporada pasada en ADT hasta antes del comienzo de la etapa Nacional.

Volante: Pocas variantes

César Casas sería uno de los abanderados en la primera línea de volantes por ser uno de los hombres con mayor experiencia. A su lado, se podría acomodar Manuel Tello, como también los hermanos Raúl y Raúl Alonso Maguiña que la temporada pasada militaron en el esaparecido San Marcos. El juvenil Alessandro del Mazo es otra opción a tomar. Metros más arriba, por los costados, los titulares vendrían a ser Arnold Zuluaga por izquierda y el argentino Nahuel Fonseca por el sector derecho. La falta de variantes en esta zona es una incógnita: apenas Jhoel Huamaní, que jugó algunos de los últimos partidos el año pasado, podría ser un relevo que otorgue seguridad. Carlos Cabezas, Renato Vásquez, Charles Vidal -que provienen de las reservas de cuadros de la liga de élite- como Franco Ferrari, que se la pasó sentado en el banco San Marcos durante el 2011, y el juvenil Milton Soyer, que viene del Municipal de Pichanaki de la Liga de Tarma, son las otras variantes.

Delantera: Juventud y juventud

Pierre Orozco y Hugo Cano eran los habituales titulares en los partidos de práctica; a ellos se le suma Edson Chuchón, que sería el principal relevo por los buenos resultados que le dio a Bolognesi cuando actuaba en las segundas mitades tras esperar en el banco. El ex Sport Boys, Héctor Santos, como los juveniles John Carlos y Aldair Acevedo, completan la lista.

En suma: Pueden ser

Es un plantel atractivo sobre la base de la cantidad de elementos que posee. Sin embargo, en esta temporada se ha conformado un plantel por jugadores de cierto recorrido, que si bien fueron tomados en cuenta en sus anteriores clubes, no tuvieron el mejor desempeño deseado. A esto se le suma la mistura que están haciendo entre el grueso de jugadores que han llegado desde las reservas de los equipos de Primera División, que si bien pueden aportar las energías, pueden pecar de inexperiencia, la mayor constante que atacó al equipo del año pasado. La realista misión del equipo escarlata, un año más, es conservar la categoría. Con trabajo, podrían convertirse en los jueces del torneo. Será un equipo complicado de enfrentar, pero no pasaría de ubicarse en la parte media de la tabla.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy