El último sábado quedó increíblemente postergado el partido extra por el título de la Segunda División. El argumento de la Onagi fue un pedido extemporáneo de solicitud de garantías, aunque no hubo tacto para solucionar el impase. Finalmente, dos días después, quedó confirmado que el Cantolao - Áncash se jugará este domingo 11 a las 15:00 en Matute.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Cuando ya se empezaba a palpitar la fiesta que se iba a trasladar al Alejandro Villanueva el último sábado 3 a las 14:00, e incluso se sabía de un multitudinario traslado de la afición huaracina a la capital, llegó la noticia -cual golpe bajo- desde la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi). Allí, tras varios dimes y diretes, se resolvió que el Academia Cantolao - Sport Áncash que iba a definir el título de la Segunda División -la mejor temporada de la historia-, quedaba pospuesto por falta de garantías. Tal determinación resultó increíble, básicamente porque entró a colación una circunstancia más que palpable; es decir, ni Cantolao ni Áncash son precisamente equipos cuyas hinchadas se caractericen por propagar la violencia. Peor aun, ni por asomo se trata de un partido de alto riesgo. No obstante, la Onagi se amparaba en algunas razones que es necesario mencionar.

El entrampamiento sin criterio

¿Cuál fue la razón por la que la Onagi decidió suspender abruptamente la realización del partido? Según se supo, fue por un tema de extemporaneidad de la ADFP-SD al momento de solicitar las garantías del partido a dicho organismo. Ocurre que tal petición se la hizo el último jueves, cuando el plazo máximo era en realidad el miércoles de la semana que se fue. Por el lado de la Oficina Nacional de Gobierno Interior, el argumento fue que la Segunda no podía pretender que el partido tenga el visto bueno para desarrollarse, ya que rompió el plazo. Por tanto, optó por la determinación de suspender el partido.

No obstante, hay un tema elemental que se pasó por alto y es el motivo principal de las críticas que ha recibido la Onagi en los últimos días: el criterio para la toma de decisiones. Y esa fue la principal razón por la que en determinado momento de la reunión entre la Onagi y la ADFP-SD, que se produjo el viernes en horas de la tarde, hubo una posibilidad de que el partido finalmente se juegue el sábado 3, que surgió tras la primera negación. Sin embargo, Hugo Julca, director de garantías de la Onagi, no firmó la resolución en la cual se le daba el visto bueno al desarrollo del partido extra en Matute.

Va de todas maneras

El Cantolao - Áncash se jugará en Matute a als 15:00 del domingo 11. (Foto: Mario Azabache / DeChalaca.com) 

Tras la infausta reunión que se produjo aquel viernes 2, la ADFP-SD convocó una asamblea para este lunes 5 con los representantes de la Academia Cantolao y Sport Áncash, con la finalidad de llegar a un acuerdo para elegir el estadio y el día y hora correcto para su desarrollo normal. Al final, tal como se había anticipado en la última edición del programa De Segunda Mano por DeChalaca Radio, el encuentro que determinará al nuevo inquilino de la Primera División se jugará este domingo 11, a las 15:00, en el estadio Alejandro Villanueva de La Victoria.

Lo incoherente pasa justamente por el día y la hora elegidas: casi en simultáneo con la primera final del Descentralizado entre Melgar y Cristal, por jugarse en Arequipa (15:30). ¿Por qué no sábado y sí domingo, justo cuando hay un evento de tamaña envergadura en paralelo? La único que avala tal determinación es que el día anterior se juega la última fecha de la Finalísima de la Copa Perú, razón que -de hecho se deslizó- fue también uno de los impedimentos por los que la Onagi no le dio el pase al choque programado inicialmente el sábado 3 en Matute -por la cercanía con el estadio Nacional, sede de los encuentros de etapa decisiva del "fútbol macho"-.

Tal modificación generó una serie de complicaciones logísticas para los dos clubes implicados. Por el lado de Cantolao, el último viernes ya había cerrado su concentración, que fue bastante rígida; por dicha razón, tuvo que prolongar su régimen. A su vez, de parte del Sport Áncash había un itinerario que incluyó la fecha de retorno a la ciudad de Huaraz, tal como también ocurrió con los más de mil hinchas que se habían trasladado a la capital para apreciar este partido.

La final de la Segunda se jugará casi en simultáneo con la ida de la final del Descentralizado entre Cristal y Melgar. (Foto: Miguel Zavala / DeChalaca.com) 

La lección de esta suspensión, más allá del retraso en la solicitud de garantías de parte de la ADFP-SD, que en realidad tuvo una justificación pertinente -los finalistas fueron definidos tras la última fecha-, es que en casos puntuales con dos equipos que ni por asomo son azuzadores de la violencia las determinaciones que dictamine la Onagi deben considerar las causas y efectos que va a generar su retraso.

En primer lugar, este mal manejo le viene en pésimo momento, pues al margen del fútbol, quienes no creemos en los cargamontones políticos -sobre todo cuando estos provienen de partes interesadas y sin credibilidad- nos quedamos sin piso para defender la labor de autoridades que operan sin el mínimo criterio para acabar perjudicando a la población -en este caso, a la gente que vino de Huaraz-. Además, este tipo de inconvenientes curiosamente se presentan siempre en diciembre, lo cual deja mucho que pensar por ser un tramo del año en que todos quieren asegurar un buen cierre. Que el bien colectivo, en ese sentido, empiece a prevalecer.

Fotos: Mario Azabache / DeChalaca.com; Miguel Zavala / diario El Pueblo de Arequipa

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy