Es una de las grandes interrogantes de la temporada: ¿el descenso administrativo en la Segunda División está considerado dentro de los dos cupos que pierden la categoría deportivamente? A diferencia de 2015, en este año no es así, por lo que incluso tres equipos podrían bajar en la edición 2016 del torneo de ascenso.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Es una de las grandes interrogantes de la temporada: ¿el descenso administrativo en la Segunda División está considerado dentro de los dos cupos que pierden la categoría deportivamente? A diferencia de 2015, en este año no es así, por lo que incluso tres equipos podrían bajar en la edición 2016 del torneo de ascenso.

Mucho ojo con los clubes que están peleando en este momento la baja: no es un hecho que solo los equipos que ocupen los dos últimos lugares van a perder la categoría. Y esta aclaración, básicamente, es porque, más allá de que Unión Tarapoto ya perdió la categoría administrativamente, además de ser de todos modos el equipo que se quede hasta el final de temporada en el sótano de la clasificación, hay clubes que aun están en riesgo de perderla. Y no solo porque pueden caer en el puesto 15: también pueden descender encontrándose incluso en una mejor ubicación en la tabla.

Descenso no complaciente

Como se sabe, en la Segunda División 2016 pierden la categoría los dos últimos de la clasificación. Y hasta acá, el último lugar va a ser de todos modos para el Unión Tarapoto, descendido sobre la marcha por no acreditar el pago de la tercera cuota del Convenio de Aporte Extraordinario establecido por la Resolución 005 FPF. En esa línea, se sobreentiende que la pugna para zafar de la baja solo va a estar inmiscuida en no caer a la decimoquinta ubicación. Sin embargo, hay un detalle más: el descenso administrativo -salvo que ese sea del puesto 15- no va a completar el otro cupo para la pérdida de la categoría, de acuerdo con las bases del presente campeonato.

Torino corre riesgo de descender en un torneo deformado por la salida de Unión Tarapoto. (Foto: Juan Paiva / diario La Hora)

Es decir, si se toma como referencia a la tabla de posiciones vigente, si Atlético Torino, que actualmente ocupa el puesto 14, acumula tres reducciones de dos puntos por no cumplir con cancelar de manera oportuna el pago de las remuneraciones de su plantel, automáticamente pierde la categoría desde el plano administrativo, pero no blinda al que se encuentra en la ubicación 15, por lo que su descenso (en este caso Boys) sería inminente desde el plano deportivo, y por lo cual podrían bajar hasta tres clubes. Incluso cuatro o más, si existieran más clubes con la escala de sanciones detallada en el ejemplo.

Obviamente, lo propio podría ocurrir si es que Boys supera en puntos a Torino y salta al puesto 14, pero llega a acumular tres sanciones por el pago de remuneraciones. Allí su baja sería inminente, igual que la de Torino, que bajaría por caer al puesto 15 y lo haría desde el plano deportivo. Ojo, eso sí, que tal figura, en términos reales, podría adaptarse con el conjunto rosado, puesto que ya recibió la resta de dos puntos por dicha sanción, y existe una apelación pendiente que podría acarrear una segunda reducción por deudas en las remuneraciones y que lo dejaría con la soga al cuello en el tema de su permanencia.

Así las cosas, en este instante ni Boys ni Torino podrían sentirse completamente salvados: más allá de que un equipo (Unión Tarapoto) ya bajó, se podría dar el caso de que rosados y talareños también se despidan de la categoría. Ojo con eso.

Foto: NOMBRECREDITO


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy