Foto: José Carlos Angulo / DeChalaca.comCienciano se impuso por 5-0 a Los Caimanes, que poco pudo hacer para evitar la paliza en el Garcilaso de La Vega. En el Día del Padre, quedó ratificado que el cuadro imperial -más allá del entrenador de turno- es letal en su feudo y esta vez con hat trick incluido de Óscar Franco, máximo goleador de la Liga 2.

    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

El Capo: Franquicia impuesta

Si hubo un goleador nato y un jugador que llevó esa superioridad en juego al resultado, ese fue el delantero Óscar Franco. El artillero paraguayo rubricó un triplete perfecto, pues el primer gol -de media tijera- lo anotó con derecha; después, marcó con un cabezazo y, por último, cerró su hat trick con un potente zurdazo. En cada una de las jugadas, demostró un alto nivel de concentración para sacar provecho de la jugada y capacidad de definición para no fallar de cara a la portería.

La Pizarra: Con todo el derecho

El sector derecho fue el más poderoso de Cienciano, sobre todo en el primer tiempo. El tándem entre José Adalberto Cuero -esta vez inició acciones como lateral derecho- y Ray Gómez -extremo del mismo lado- permitió una variedad de combinaciones que terminó por destrozar la defensa visitante. Resultó importante, también, la volante de tres mediocampistas dispuesta por el interino Jorge Parihuana -Marcelo Grioni, quien estuvo en la tribuna, asumirá el cargo oficialmente para la Copa Bicentenario-, con Jorge Luis Molina en el centro y Luis García con Jhonny Obeso un poco más adelantados, que aseguró la transición segura del balón en ofensiva.

La propuesta de Los Caimanes no logró consolidarse, pues el 4-trapecio-2 de Miguel Miranda no funcionó ni defensiva ni ofensivamente. En el medio, poco fue lo que puso hacer Adderli Campos para intentar organizar a su equipo, que se avizoraba partido de la mitad para adelante. De hecho, Claudio Velázquez nunca recibió ningún balón claro de tiro al gol.

La Joyita: Francamente, un golazo

No le había costado mucho a Cienciano generar oportunidades de gol, pero le había faltado eficacia, hasta que Franco abrió la cuenta con un gol de gran factura. A los 27’, Luis García lanzó un pase al vacío para que Cuero llegara casi a la línea de fondo y recibier el esférico. En lugar de sacar el centro inmediatamente, el colombiano se sacó la marca con un amague y centró con izquierda -siendo él diestro- para que apareciera Franco, quien midió bien el balón y conectó una media tijera imposible para el portero Iván Mayta.

El Tapadón: Un paso en falso

En el primer tiempo, fueron varios los intentos de García por llegar al gol. En uno de ellos, el volante aprovechó un tiro libre -que se presumía sería ejecutado como centro- para disparar al arco e intentar sorprender a Mayta. El portero regresó a su palo a tiempo y evitó dar el paso en falso, lo que le alcanzó con lo justo para poder manotear el tiro con una reacción muy rápida y evitar que el ‘10’ ciencianista lograra su cometido.

El Jugadón: Palo tras palo

Como ya se mencionó, fue García uno de los que más probó el arco en la primera mitad. Poco después de la jugada del tiro libre, recibió el balón cerca del mediocampo y avanzó unos metros; al ver medio salido a Mayta, intentó sorprenderlo con un derechazo de larga distancia. El remate fue muy bien dirigido y por poco no ingresó, pues remeció el parante horizontal de la portería y dejó con la boca abierta a más de uno.

El Cambiazo: Con el gol bajo el brazo

Sebastián Lojas reemplazó a Óscar Franco a los 77’ y nadie sabía que el lateral derecho iba a contagiarse de la fiebre de gol que había contraído el paraguayo. Apenas diez minutos después de su ingreso, el defensor se elevó en el área y conectó un cabezazo que terminó significando el 4-0. Si bien el balón chocó en el palo y luego en Mayta, por lo que se consideró autogol, fue importante la participación del menor de los Lojas en esa jugada, en rol netamente ofensivo.

Kazuki Ito: Un par para comentar

Fue regular la actuación de la cuarteta arbitral encabezada por Mario Quispe, pero hubo dos jugadas en las que se pudo haber decidido mejor. Por un lado, la jugada del primer gol empezó a partir de una contra en la que Daniel Prieto sacó desde su lado del campo tras haberse cobrado una posición adelantada inexistente para Los Caimanes, lo que dejó en desbalance defensivo al cuadro de Puerto Eten. Por otro lado, a los 28’, Moisés Cabada, quien ya estaba apercibido, le cometió una dura falta a Molina; era para que el zaguero recibiera la segunda amarilla, pero Quispe determinó solo darle un ultimátum.

Los Goles

Fotos: José Carlos Angulo / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Cienciano 5 - Los Caimanes 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy