Foto: Yerisaf Saavedra / Prensa Atlético GrauA Grau le bastaron 45 minutos de contundencia para desarmar a un Loreto en crisis -y sin comando técnico- que no pudo mantener la solvencia defensiva mostrada en el primer tiempo en Piura. El tenístico 6-2, con el colombiano Steven Aponzá como figura, mantiene al 'Patrimonio' con esperanzas de llegar a la fase final.

 

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

¿Qué análisis se puede hacer de un partido tan desvirtuado por el marcador final?

Ante todo, que Atlético Grau simplemente fue superior a su rival de turno. El marcador y el trámite del encuentro así lo demuestran. Los dirigidos por Gerardo Gutiérrez tuvieron a mal traer a su rival, pero la poca efectividad les pasó factura en el primer tiempo. Pese a que Steven Aponzá, Josué Rodríguez y Gino Navarro hacían un buen partido, esto no bastaba para llevar la superioridad al marcador. Las innumerables ocasiones erradas empezaron a mermar el rendimiento de todo el equipo piurano, que volvió la imprecisión una patrón en sus jugadas ofensivas.

De otro lado, por las penurias que pasan semana a semana los muchachos de Sport Loreto, era entendible que no perder era el mejor plan por ejecutar sobre el césped del Miguel Grau de Piura para el 'Decano' ucayalino. Si bien no la pasaron bien durante los primeros 45', tanto Aldo Minaya y Marco Godos se las ingeniaron para mantener el ataque local alejado de su pórtico.

Pero tras el segundo, ambas escuadras sufrieron variaciones rotundas y determinantes. El 'Patrimonio' cambió ineficacia por claridad con el balón en los pies, mientras que la visita canjeó la solvencia defensiva por desatenciones. Solo así -y por comprensibles problemas físicos- se puede intentar entender que a un equipo le anoten seis tantos en tan solo 45'. En promedio, a la escuadra selvática le anotaron un gol cada 7 minutos y 30 segundos. El primero, el tercero y el cuarto fueron anotados por Aponzá, quien vivió así su mejor tarde desde su llegada a Piura, departamento en el que su hermano mayor Róbinson ya supo dejar una importante huella.

Josué Rodríguez controla la pelota para lanzar el ataque masivo de Grau. (Foto: Yerisaf Saavedra / Prensa Atlético Grau) 

Otro que aportó con su cuota goleadora fue Gino Navarro, autor del segundo y el quinto tantos locales. Y como para completar el set, el nigeriano Charles Adibe, reemplazante de Aponzá, también se hizo presente a los 78'. En la visita, Manuel Olaya no quiso quedarse atrás y con un doblete a los 76' y 88' puso los tantos del honor para su escuadra. Otro de los pocos que se salvaron de tener un rendimiento flojísimo fue Johan Sotil, quien siempre -y a pesar de estar debajo en el marcador- intentó ir para adelante buscando el arco contrario.

Con este resultado, Grau aún sueña con meterse entre los siete primeros de la tabla que acceden a la siguiente fase del torneo de ascenso. Su rival en cambio intentará salvarse del descenso -y del walk over- más por amor propio y por orgullo que por respeto a una dirigencia que prácticamente ya los abandonó. Clara muestra de ello es que en su visita a Piura, Jefry Ramírez debió seguir cumpliendo el rol de entrenador de emergencia. Sin dudas, en estas condiciones será difícil para el cuadro pucallpino salvarse, aun cuando en el fútbol no existan los imposibles.

Fotos: Yerisaf Saavedra / Prensa Atlético Grau


Leer más...

La ficha del Grau 6 - Loreto 2

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy