En su primer partido con San Alejandro, Mostto demostró toda su capacidad goleadora a pesar de no encontrarse en plenitud física y encaminó el triunfo del equipo pucallpino sobre un Minero que para no perder la costumbre terminó con inferioridad numérica.

 

Casi como una intervención divina, acaso mediada por un santo, San Alejandro sacó adelante un complicado partido ante Minero de la mano de un Miguel Mostto que se las ingenió para hacerse presente en el marcador en dos oportunidades, a los 25’ y 65’  pese a no encontrarse en el mejor estado físico. Sí, el ex atacante de UTC no mostró la movilidad que tuvo en Bolognesi o en Cienciano pero sí demostró que sigue siendo efectivo cuando recibe un balón en el área rival. Aunque se mostró aislado del resto de sus compañeros en buena parte del partido, el atacante metió dos de las tres opciones que tuvo en el partido y posibilitó que San Alejandro marcara diferencias en un cotejo donde brilló poco.

Javier Arce apostó por un 3-4-2-1 basado en el ataque por las bandas teniendo a Curay y Rossel como carrileros, siendo apoyados por dos volantes de buen pie recostados por las bandas como Aguirre y Faiffer. Si bien el equipo logró tener posesión de balón y amplitud en su juego, la conexión con el único punta, Mostto, falló por la poca comprensión que había en los movimientos de ataque entre los jugadores mencionados.

Pero si San Alejandro tuvo problemas para hilvanar juego, Minero vivió un martirio en el Aliardo Soria. Como si el cuadro de Matucana estuviese expiando culpan, sus jugadores se mostraron imprecisos y hasta Ricardo Uribe, el jugador con más técnica del plantel, hizo parecer que le quemaba la pelota cuando la tenía en su poder.  Apenas dos intentos de Portillo y un cabezazo de Carty asustaron el pórtico de Vegas. La expulsión de Alexander Salas hizo que el cuadro naranja perdiera toda opción de buscar acortar el marcador. Además, hizo que Minero no perdiera la mala costumbre de terminar con uno menos. En siete fechas jugadas, los dirigidos por José Ignacio Vernem terminaron con una o más expulsiones en cinco de ellas al punto de contabilizar ocho rojas. Tan solo en el arranque del torneo ante Gálvez y en la quinta jornada ante Pacífico, Minero no terminó con hombres de menos.

Más que un tema de funcionamiento, los resultados adversos de Minero terminan produciéndose por el descontrol de sus jugadores ante un resultado negativo.  En Pucallpa no fue la excepción y posibilitaron que San Alejandro se reencontrara con el triunfo y con el liderado de la tabla, que más que nunca, sabe a cacao.

 

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy