Foto: Davidson Arce / DeChalaca.comEn la calurosa Pucallpa, San Alejandro, sin convencer, se impuso por 1-0 ante un defensivo Mannucci que ahora es colero absoluto. El gol lo marcó el juvenil Anthony Rosell en la última jugada del partido y encendió los ánimos al final del cotejo.

 

¿Quieres ver más fotos del partido? Entra a la galería en el Facebook de DeChalaca

 

San Alejandro recibió con un marco importante de gente en el estadio Aliardo Soria Pérez de Pucallpa al equipo más histórico de Trujillo, Carlos A. Mannucci. Fueron un aproximado de quince mil personas quienes se dieron cita para alentar a ‘La Fuerza del Cacao’ sin dejar de ver espacios azules de trujillanos que se hicieron presentes en el recinto selvático.

Las oncenas salieron al verde y las tribunas retumbaron no solo por ver a los inicialistas, sino también al darse cuenta de la presencia del zaguero colombiano RollerCambindo, futuro refuerzo del equipo cacaotero, además de uno de los grandes de nuestro balompié, ‘El Nene’, Teófilo Cubillas, como invitado ilustre, en las graderías del coloso pucallpino.
Entre Oswaldo Rivas y Edward Campos se anticipan a Gerardo Gárate, que al final terminó expulsado (Foto: prensa Carlos A. Mannucci)
En la primera mitad se evidenció el trabajo de Javier ‘Humildad’ Arce, puesto que los hombres ofensivos de su equipo hicieron la tarea a la perfección, luego de recibir los pases de Seminario y Salinas: Portilla o Faiffer recogieron los pelotazos y distribuyeron para los costados, en el que Bardales y Aguirre encararon o hicieron la pausa para que Rosell y Curay desdoblen siempre por los laterales, buscando nuevamente al primer actor en área rival; o sea, Juan Carlos Portilla. La visita sorprendió con una defensa a prueba de todo, aquella que necesitó desde la primera fecha: dejaron todo en la cancha, no pasó ni el aire por la última línea carlista y, si se colaba algún balón, Quiroz, un poco nervioso y como podía, se encargaba de despejarla. El gran enemigo del equipo tricolor, pues, ocasionó un desgaste preocupante en la oncena azul: el calor penetrante los dejó con la lengua afuera antes del inicio del segundo tiempo.

Por el desgaste de San Alejandro, cualquier pensó que el gol iba a llegar tarde o temprano; sin embargo, era Javier Arce el más preocupado, puesto que con el correr de la segunda mitad, y casi poniendo toda la carne en el asador, el tanto no llegaba de ninguna manera. Salió Salinas para poner otro delantero y minutos más tarde sacaron a Faiffer para jugar con tres delanteros. El 4-2-3-1 del inicio se replanteó a un 4-1-5. Así como lo lee: eran dos volantes de avanzada que retrocedían poco -Bardales y Aguirre-, con dos atacantes que salían constantemente del área (Ricardo Pérez y Juan Carlos Portilla) dejando a un único nueve (Mauro da Silva). Crifford Seminario recuperó balones y sí… ¡también era el encargado de elaborar las jugadas!
El cruce de Ysmael Regalado no alcanzó para evitar el remate de Sidney Faiffer, aunque el balón no alcanzó a vulnerar el arco trujillano (Foto: Davidson Arce / DeChalaca.com)
No fue hasta el final del encuentro que se pudo resolver para que equipo serían los puntos: luego de ver el pundonor del equipo azul por defender como sea, lo que les costó las expulsiones de Gárate y Fernández, a los 81’ y 89’, respectivamente, Anthony Rosell se salió del libreto con un zurdazo inesperado. A falta de creación, los remates de larga distancia llegaron a buena hora, como el de Rosell, quien les dio tres puntos más a ‘La Fuerza del Cacao’ para no despegarse de la punta.

Fotos: Davidson Arce / DeChalaca.com, prensa Carlos A. Mannucci

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy