Foto: Prensa FPFUn gol de Maximiliano Freitas a poco del final decretó el 0-1 de Stein sobre Binacional, que forzó una dramática definición por penales. En ella, el cuadro leonardino consiguió el retorno a Liga1 y la consagración como el segundo club de ascenso que gana una promoción en la historia de los torneos nacionales.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

La brecha competitiva entre la Liga1 y la Liga2 ya había demostrado con claridad ser menos amplia de lo que se imaginaba en la Copa Bicentenario del presente año. Tal situación no hizo más que confirmarse el último miércoles 3 cuando Deportivo Binacional derrotó por 0-1 a FC Carlos Stein en la ida de la revalidación, pero el nivel exhibido por ambos fue bastante parejo.

En el Monumental nuevamente, esta vez para la revancha, la figura no cambió: ninguno sacó una gran ventaja sobre el otro en el trámite en sí, pero ciertamente fue el equipo de Jahir Butrón el que llevó las riendas del encuentro. Total, estaba obligado a ganar para por lo menos forzar la tanda de penales a la que terminó llegando.

Con un 3-4-2-1 asimétrico, en el cual Mario Ramírez se mostraba como enlace en la franja central mientras Brandon Palacios -deliberadamente- jugaba por izquierda para apoyar ambos a Maximiliano Freitas, el equipo leonardino accedió a entrar al juego rudo pero poco preciso de los primeros minutos. Igual, de a pocos fue a pulso acercándose al arco de Michael Sotillo. El primer tiempo acabó en blanco, pero si ambos equipos se hubieran llegado a adelantar en el marcador, resultado y trámite se habrían alineado.

La temprana salida de De Jesús por lesión condicionó a Binacional. (Foto: Prensa FPF) 

Del otro lado, el 'Poderoso del Sur' arrancó mal la tarde al perder a John Fajardo -quien estaba alineado como titular- por lesión en el calentamiento y a Marlon de Jesús al sexto minuto de partido por un fuerte golpe, como a modo de presagio de que lo que mal empieza, mal acaba. Lo cierto es que la actitud del cuadro dirigido por Carlos Desio no fue propia de una definición: es verdad que las bajas mermaban las filas altiplánicas, pero la nula oposición presentada a los arrestos ofensivos de Stein resulta difícil de explicar.

Aun así, ya para la segunda parte -y a pesar de que los ingresos de Andrés López y Paolo Méndez podrían haber dado la sensación de que los de José Leonardo Ortiz iban a inclinar cada vez más la cancha- el desarrollo se decantó de otra manera: durante más de 20 minutos en el complemento, el partido entró en un punto muerto. Los capitaneados por Josimar Vargas ya no encontraban formas de amenazar el arco rival y Binacional parecía más bien cómodo con el hecho de dejar morir el partido por su propio curso.

A los de Desio, de hecho, les llegó una chance caída del cielo cuando José Cotrina perdió el balón en posición de último hombre. Andy Polar sirvió para Leonardo de la Cruz -quien ingresó en lugar de Johan Arango, en una cuestionable decisión-, pero el joven mediapunta no supo definir ante Juan Goyoneche. Entonces a los de Butrón les llegó un segundo aire y se fueron con todo en procura del gol que les urgía.

Freitas grita su gol acompañado por López, ante la desazón de Mesones. El uruguayo, referente indiscutido del ataque carlista en el año, apareció cuando más se lo necesitaba. (Foto: Prensa FPF) 

Y entonces, llegó. Víctor Salas, desde su posición de stopper por izquierda, escaló para desde la línea de cal sacar un centro al corazón del área. Allí encontró al 'Tanque' Freitas' para que este, en demostración una vez más de sus credenciales de goleador, decreara el tan ansiado 0-1 con un muy buen golpe de cabeza. Quedaban poco más de 10 minutos, pero quedaba claro que ya nadie iba a arriesgar más de la cuenta en ese tramo.

En la tanda de penales, el experimentado Goyoneche fue el héroe al atajar el remate de José Anthony Rosell, que suponía el penúltimo tiro. Quedó así en los pies del trujillano López la posibilidad de sellar el retorno. Y con la misma suficiencia y carácter que había tenido su equipo durante el partido, disparó y devolvió al cuadro leonardino a la Liga1, en un hito auténtico: es el segundo equipo de ascenso que gana una revalidación, después de que Morba FBC lo lograra en 1989 ante Juan Aurich. Y por supuesto, con el sabor a revancha de conseguirlo apenas unos meses después de que un fallo normativo le quitara al equipo esa categoría que ahora recupera.

El Gol

La Encuesta

Las Caletas

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Cerro Porteño - Nacional de Montevideo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy