Foto: Mijaíl Úrsula / DeChalaca.comAlianza Universidad brilló en el primer tiempo y se impuso por 2-1 a un Municipal que intentó complicarlo en el complemento -y estuvo a punto de hacerlo del todo-. El trío formado por Julio Landauri, Lionard Pajoy y Jack Durán fue vital para que el cuadro azulgrana sumara tres puntos importantes.
    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

El Capo: Julito con maña

La madurez que ha adquirido Julio Landauri lo convierte en una de las piezas principales del equipo dirigido por Ronny Revollar. Su presencia tanto en defensa como en ataque suele ser fundamental, dado su buen recorrido para cubrir las marcas o para fungir de asistidor. Ante Municipal, fue de los que se mostró más constante en su juego, en perspectiva respecto de otros destacados como Jack Durán o Lionard Pajoy que vieron descender un tanto su nivel en la segunda mitad. Para terminar, Durán estuvo cerca del gol en un par de ocasiones gracias a su buena pegada, la cual le hace dueño de casi todas las pelotas detenidas de su elenco.

La Pizarra: Fue al segundo intento

Revollar ordenó un 4-2-3-1 en Alianza Universidad. La volante central tuvo bastante movilidad con José Rivas y Óscar Vílchez, quienes no se mostraron renuentes a aportar en ataque y sumarse en ofensiva. Por los lados, Landauri y Pajoy lograron intercambiar posiciones cada cierto rato y tuvieron por el medio a un Durán movedizo, quien trataba de asociarse con ellos según se movieran. Arriba, a la espera de alguna oportunidad de gol, Joyce Conde no contó con muchas oportunidades claras, pero aprovechó la más significativa que tuvo para anotar el segundo tanto azulgrana.

Víctor Rivera, por su parte, también optó por el 4-2-3-1, pero no intentó ser conservador. Si bien tenía a Carlos Javier Flores junto con Daniel Cabrera en la volante de primera línea, el segundo convergió a su posición natural y adelantó líneas para tratar de generar mejor juego colectivo en ataque. Ricardo Buitrago se movió por el medio como organizador y trató de juntarse con Arón Torres e Ítalo Regalado, ambos con predisposición para hacer daño al cuadro local, pero con poca claridad. En solitario, Matías Succar no logró marcar la diferencia como centrodelantero. Fue a partir de los ingresos de Jeremías Bogado y Pier Larrauri, en el complemento, que el cuadro edil mejoró en líneas generales, pero tuvo al frente a un rival que había decidido cerrarse y aguantar el resultado, lo que complicó el trámite para sus intenciones.

La Clave: Velocidad e inteligencia

En los dos goles del cuadro huanuqueño, los ediles quedaron mal plantados en defensa. De esta manera, Revollar aprovechó estos espacios para rebasarlos con sus hombres más veloces y desequilibrantes, tales como Durán, Pajoy y Landauri. En esos pases largos que fueron aprovechados para ser convertidos en asistencias de gol u oportunidades de generar peligro fue que el local sacó ventaja y obtuvo el triunfo.

La Joyita: Casi todo suyo

A los 35’, un contragolpe orquestado por el local encontró a Pajoy prácticamente solo contra la defensa rival. El ariete aguantó el balón y, al ver que no estaba tan bien perfilado como para concluir la jugada solo, aprovechó que Durán corría por derecha para cederle el pase. El habilidoso volante recibió el balón y esperó con lo justo la carrera del colombiano para ceder de lujo y concretar la pared, de modo de dejarlo solo frente a un arco vacío ante la intempestiva salida de Steven Rivadeneyra. Pajoy, con el pórtico a su disposición, tan solo atinó a empujar el balón con zurda y, luego, emprendió carrera para celebrar.

El Tapadón: Sigue sorprendiendo

Steven Rivadeneyra tuvo varias atajadas importantes, pero una de las más vistosas se produjo a los 8’. Durán recibió al balón en tres cuartos de cancha y aprovechó para sacar un furibundo remate con derecha con la intención de sorprender al portero edil. El misil teledirigido parecía colarse en el ángulo, pero una espectacular atajada de Rivadeneyra le negó la oportunidad de gol al ‘28’ azulgrana.

El Cambiazo: Llame a su Bogado

Rivera no había tenido mucha suerte con los intentos de Arón Torres en el primer tiempo, por lo que le dio la oportunidad a Jeremías Bogado para que ingresara en reemplazo del ex Cienciano. De inmediato, el paraguayo tomó la batuta del ataque por izquierda y comenzó a generar desequilibrio y practicar remates peligrosos, para volverse así protagonista de la ofensiva edil durante el complemento.

El Extraviado: No le lanzaron Flores

No fue el mejor partido de Carlos Javier Flores, quien tiene acostumbrado a los simpatizantes ediles a mostrar una excelente forma. Ante su ex equipo, el 'Mudo' no estuvo certero en las transiciones en el mediocampo y dejó un sin sabor en su rendimiento. Mejoró un poco en la segunda mitad, pero con el resultado en contra ya todo fue muy complicado para Municipal.

Kazuki Ito: ¿Y la nueva norma?

En líneas generales, fue bueno el arbitraje de la cuarteta liderada por Ramón Blanco. Sin embargo, hubo una jugada en la que más de un espectador se detuvo a discutir: a los 8’, Landauri ejecutó un córner e Ítalo Regalado se elevó para disputar el balón, pero este terminó impactando en la mano del extremo edil y viendo desviado su destino original tras el rebote. Los asistentes al Heraclio Tapia y los mismos jugadores reclamaron a Blanco que sancionara penal; el juez, no obstante, no consideró que la acción ameritaba la pena máxima y dejó que el partido siguiera su rumbo.

Los Goles

Fotos: Mijaíl Úrsula / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Alianza Universidad 2 - Municipal 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy