Foto: Celso Roldán / DeChalaca.comVallejo y UTC regalaron un discretísimo 0-0 que reflejó el momento de ambos equipos en el Clausura. El resultado deja más contento al 'Gavilán', pues le permite mantener la distancia con Boys en la pelea por no descender.


Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: En corto y en largo

En un partido trabado, Gerardo Martínez fue quien más intentó elaborar juego. Cada vez que el espigado volante de 28 años nacido en Moreno tomaba la pelota, había esperanza de que algo bueno iba a ocurrir. El argentino intentó asociarse con Rick Campodónico en la elaboración del juego en el mediocampo, sacando la pelota limpia y lanzando balones para que piquen Jean Deza y Jarlín Quintero. El volante surgido en Deportivo Morón tiene el porte y la cadencia de los volantes setenteros: de muy buen pie, trotón y de fuerte remate de larga distancia, tanto que obligó a Raúl Fernández a esforzarse en dos ocasiones para evitar la caída de su valla.

La Pizarra: Se borró en la cancha

José del Solar envió un 4-2-3-1, aunque cuando el 'Poeta' tenía la pelota quedaba con tres al fondo: el volante Frank Ysique se incrustaba entre Renzo Garcés y Leandro Fleitas, soltando a los laterales Pedro Requena y Elsar Rodas, quienes recorrían toda la banda. Al medio quedaba Ronald Quinteros con Érinson Ramírez y arriba, Germán Pacheco por derecha, Raziel iba García por izquierda y de punta, Santiago Silva. El ingreso de Alexander Sánchez en el complemento por Ramírez fue nominal y la apuesta, de hecho, no surtió efectos. Sobre el final, ingresó Maximiliano Velasco por Pacheco, con lo cual el cuadro naranja pasó a jugar con dos puntas.

Gerardo Ameli, por su parte, dispuso un 4-3-2-1, con Omar Reyes -de generoso despliegue durante los 90 minutos- delante de los zagueros. Abierto por derecha estuvo Rick Campodónico y por izquierda, con el perfil cambiado para tener el panorama de la cancha y aprovechar su remate de larga distancia, el argentino Gerardo Martínez. En segunda línea, por derecha fue Jean Deza, por izquierda quedó Kevin Ruiz y de punta, el colombiano Jarlín Quintero, al acecho siempre de cualquier error del fondo trujillano. En el complemento, Ameli reforzó la labor de contención: colocó a Jorge Murrugarra por Campodónico sobre los 66'; y cuando ya quedaba poco para el final, refrescó el ataque, colocó a Sergio Almirón y Janio Pósito por Quintero y Ruiz, respectivamente.   

La Calamidad: Máquina averiada

Leandro Fleitas no tuvo una buena actuación y cometió dos errores que pudieron tener consecuencias fatales en el marcador. Al soltar 'Chemo' a los laterales como carrileros, el capitán poeta se colocaba muy recostado por izquierda y sobre los 14' fue presionado por Quintero detrás de la línea media. El colombiano le robó la pelota y enfiló motores en diagonal hacia el arco de Fernández; cuando sacó el remate, apareció la pierna de Garcés para mandarla al córner. Solo 4 minutos más tarde, otra vez falló la 'Máquina' al pifiar la pelota en el área, lo cual permitió a Quintero echar un centro hacia Deza, quien no conectó bien el balón.

El Extraviado: Se fue sin silbar

Así como falló Fleitas en Vallejo, al otro lado también hubo horrores en el fondo. Así, a los 12' un yerro compartido entre Roberto Guizasola y Jonathan Segura dejó la pelota a merced de Santiago Silva. El goleador poeta controló la pelota y avanzó rumbo al arco de Erick Delgado, pero su fuerte remate fue desviado por el 'Loco'. Esa fue la única chance de la que dispuso Silva, pues luego desapareció de la cancha al ser absorbido fácilmente por Segura y David Díaz.

El Tapadón: Salvó el empate

Se jugaba tiempo de reposición y había urgencia en el local por sumar de a tres. Por eso, Vallejo desechó el libreto que ha usado toda la temporada: pelota al césped y elaboración, y más bien optó por cargar sobre  la zaga cajamarquina. Para ello, Del Solar envió a 'Maxi' Velasco con el objetivo de que fuera el segundo punta. En plena carga apareció Ysique, quien encontró una pelota que perdió Martínez y sacó un remate fuerte desde el borde del área; el esférico se desvió en Segura y cambió de trayectoria. Cuando Delgado ya se estaba jugando para el lado derecho, se rehizo y estiró la mano izquierda, de modo de desviar la pelota, que tenía destino de red. No fue una volada espectacular ni una atajada abajo, pero el minuto en que ocurrió convirtió la acción de Delgado en trascendental.

La Cancha: Pocas luces

El partido fue opaco y no solo por la poca claridad en la elaboración de jugadas de peligro, sino porque además la iluminación en el Mansiche no es óptima. Para quien ve el partido por TV es un detalle que quizá pase desapercibido gracias a los modernos dispositivos, pero los jugadores sí lo padecen. Sobre el final del juego, Delgado -sincero y sin tapujos como es- disparó fuerte ante la prensa contra la iluminación del coloso trujillano.

El Duelo: Se comió el arroz

'Chemo' había colocado a 'Wally' Sánchez por un inexpresivo Ramírez sobre los 51', con la idea de que le cambiara la cara al 'Poeta' como en otros partidos de la temporada. Sin embargo, Omar Reyes tomó bien a 'Arrocito', quien casi no pudo sacudirse de la marca del volante central del 'Gavilán'.

Kazuki Ito: Le faltó autoridad

No hubo jugada polémica alguna que complicara a la cuarteta comandada por Gherson Huiman. Sin embargo, sobre el final del primer tiempo el juez se topó con el destemplado reclamo de Segura por una falta contra Deza que no se sancionó. Cuando Huiman le pedía calma al zaguero, fue empujado por detrás por Guizasola, quien  también le reclamó -y de forma airada-. Al juez se lo notó titubeante, sin saber si sacar amarilla o roja; al final, mostró dos amarillas a ambos jugadores. Tal vez no se haya querido complicar, pero lo cierto es que a Huiman le faltó autoridad para enviar a las duchas a 'Cucurucho'.

Los Goles

No hubo goles.

Fotos: Celso Roldán / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Vallejo 0 - UTC 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy