Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comEn un clásico en que brillaron los goleros, Boys logró su segundo triunfo consecutivo en el Clausura tras vencer 2-1 a Municipal. Aunque la 'Misilera' sigue en posición de descenso directo, la mejoría que muestra en actitud y en fútbol avizora una lucha descarnada en pos de la salvación.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: La Meca es Medina

Entre tantas frases hechas que se repiten cual letanía en el fútbol, hay una que reza que los equipos se arman de atrás para adelante, y la noche del sábado 7 en el Miguel Grau el verbo se hizo carne en las manos de Jonathan Medina. Gran actuación del golero de Sport Boys, quien desde el arranque del partido evitó la caída de su pórtico: contuvo un remate cruzado de Ricardo Buitrago a los 5' y otro de tiro libre del panameño a los 17', de modo de otorgar tranquilidad a sus compañeros para que busquen el arco contrario. Lo bueno que el meta rosado hizo en el primer tiempo lo ratificó en el segundo, al ordenar su defensa y respondiendo con solvencia cada vez que fue requerido.

La Pizarra: Clásico y moderno

Marcelo Vivas plasmó un 4-trapecio-2, con Eduardo Uribe y Claudio Torrejón delante de la línea de zagueros. Piero Ratto estuvo bien abierto por derecha y Jesús Chávez se desplegó por el otro sector, para dejar a Sebastián Penco y Sebastián Gonzales como doble eje de ataque -aunque en ocasiones, el argentino se recogía-. Para la segunda etapa, con el ingreso de Reimond Manco por Penco y ya con el marcador arriba, Vivas varió a un 4-2-3-1, con 'Rei' por el medio, en la línea de Chávez y Ratto, para dejar a Gonzales de único punta.

Víctor Rivera, por su parte, envió un 4-2-3-1. Carlos Javier Flores y Pier Larrauri -más atrás de lo usual- se situaron como doble pívote, ambos cortando y tratando de dar salida clara a Deportivo Municipal. Arón Torres se tiró por derecha, Ricardo Buitrago quedó por el medio y Jeremías Bogado fue por izquierda, para dejar a Matías Succar de punta. En el complemento, el 'Chino' utilizó sus tres cambios; y aunque el ingreso de Jorge Obregón por Succar fue nominal, el colombiano fue mucho más punzante y llevó más peligro, tanto que fue quien descontó sobre el final.

La del VAR: ¡Qué pena!

Corrían 18' y Gonzales, de espaldas al arco, conectó la pelota con su botín izquierdo. El exseleccionado Sub-20 no ensayó una chalaca; más bien perdió el equilibrio ante la marca de Adrián Zela. Más allá de la anécdota, la pelota pegó en el brazo del 'Mudo' Flores; la jugada prosiguió, Penco remató y el balón, luego de desviarse en el propio Flores, chocó en el travesaño. Los rosados reclamaron, pero el réferi Miguel Santiváñez, frente a la jugada, no sancionó la pena máxima. La imagen de la televisión confirmó que Flores tocó la pelota con el brazo y la desplazó levemente.

La Clave: Repeticuá

Adán Balbín había aparecido la semana anterior en la agonía del partido contra Academia Cantolao para pescar la pelota corajudamente, mandarla al fondo de la red y sumar tres puntos. Esta vez, como si se hubiera puesto pausa en la imagen, el zaguero volvió a aparecer; ahora no fue sobre el final del partido ni el mismo arco, pero resultó igual de clave. Tampoco fue para sellar el triunfo, pero sí para cimentarlo en un partido que se le complicó a Boys desde el inicio por los recursos de Municipal del medio para adelante. Esta vez, a los 36', el exseleccionado nacional aprovechó una pelota que Josué Rodríguez ganó por arriba y fusiló a Rivadeneyra.

El Tapadón: Manos y cuerpo

Si Medina fue El Capo, lo de Steven Rivadenyra fue también meritorio. El portero edil evitó que la 'Misilera' liquidara el partido en el inicio del complemento, pues a los 51' atajó dos remates a boca de jarro  de Sebastián Penco. En primer término, bloqueó con mano izquierda un zurdazo del argentino luego de un centro de Chávez; y en el rebote, bloqueó con el pecho el derechazo del espigado ariete.

El Cambiazo: Manco, pero nunca cojo

Vivas envió a Reimond Manco por Penco, quien antes de salir desperdició una chance clara de gol en una réplica de la jugada que había terminado con la doble atajada de Rivadeneyra. Con el ingreso del exjotita, Boys controló mejor la pelota, pues Chávez encontró un socio para la elaboración de juego. Además de ello, 'Rei' regaló algunos lujos que despertaron al hincha rosado. Y para sellar la buena actuación que brindó en la media hora que estuvo en la cancha, Manco ejecutó de gran forma el penal que Santiváñez decretó por mano de Zela.

La Cancha: El Cantante mood

El nombre de la canción que interpretó Héctor Lavoe es el mismo que la Administración de Boys le ha puesto a la campaña que lanzó hace un par de semanas contra la Universidad César Vallejo: abrir las populares para que los hinchas ingresen a pago voluntario a apoyar a la 'Misilera' y demuestren de qué tamaño es su amor. Esta vez, el ingreso a las populares bajo esas condiciones se fijó hasta las 19:30. Y vaya que hubo un gran ambiente en el Grau; pese a la baja temperatura, hubo calor popular, la salsa de siempre y los goles que derivaron en la alegría final. Eso sí, el césped no estuvo a la altura, pues se advirtió hasta tres caídas de los jugadores -una de cada arquero entre ellas- al conectar la pelota.

Kazuki Ito: Ahí nomás

La cuarteta comandada por Miguel Santiváñez tuvo una actuación regular. Lo dicho: el juez no sancionó penal de Carlos Javier Flores en el primer tiempo, pero en el segundo sí marcó penal de Adrián Zela luego de detener con el brazo un golpe de cabeza de Sebastián Gonzales. Fueron dos jugadas similares para las que el réferi de lo bigotitos aplicó diferente criterio.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde y Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Boys 2 - Municipal 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy