Foto: Emilio Ruiz / DeChalaca.comAlianza Lima celebró el título del Clausura en la tarde de Moyobamba tras un partido reñido que solo se desbalanceó con un preciso y vistoso tanto de tiro libre de Rinaldo Cruzado. Dicha acción selló el 2-3 que, además, provocó el descenso de Comercio a la Liga 2 2020.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

El Capo: Che Carlitos

En un encuentro de rendimientos parejos, Carlos Beltrán destacó en la anticipación a la ofensiva de Unión Comercio. La buena ubicación y la voz de mando del 'Che' colaboró para soportar el aluvión del 'Poderoso del Alto Mayo' cuando este se volcó sobre el campo íntimo. Asimismo, el central de Alianza Lima fue partícipe del ataque de los dirigidos por Pablo Bengochea al aprovechar los centros que le eran enviados; como recompensa a esta tarea, certificó su actuación al capitalizar un débil remate de Federico Rodríguez frente al arco de Ronald Ruiz para, con disparo de zurda, celebrar el primero del encuentro.

La Pizarra: Por la efectividad o por la cautela

Comercio comenzó el juego con un 4-2-3-1 y tuvo serios inconvenientes en la marca de la volante íntima, que ingresó sobre todo por la banda derecha. Con el marcador en contra, el cuadro local reordenó sus líneas e equiparó las acciones en un juego que se transformó de ida y vuelta, momento en el cual asomó el gran trabajo de Miguel Carranza como motor y generador de los principales ataques del 'Poderoso'. Estuvo apoyado por las oportunas subidas de Hugo Ángeles, quien destacó más en la función ofensiva que cuando tuvo que sofocar los avances de Kluviert Aguilar. Tras el descanso y con el empate conquistado, llegó el mejor momento de Comercio, que con pases cortos y precisos controló el manejo del balón e inclinó el juego al campo rival; pero con el nuevo gol aliancista y la desventaja numérica, Wálter Aristizábal ordenó el ingreso de Edy Rentería.

Los dirigidos por Pablo Bengochea iniciaron el partido con un 5-trapecio-1 que les reportó un ligero dominio con rápido tránsito de balón por el mediocampo y peligrosos ingresos por la derecha y el centro. Ronald Ruiz pasó momentos de zozobra por los constantes centros al área que se plasmaron en el gol de Beltrán. El ímpetu y la efectividad íntimos de los primeros 15' se vieron palidecidos por la aumento de la marca y las salidas rápidas del rival; así, aparecieron en Alianza Lima problemas para despejar las pelotas aéreas, situación que se reflejó cuando Sebastián Gularte le ganó en el salto a los tres marcadores que lo rodearon y logró el empate. Tras el gol de Federico Rodríguez, el cuadro victoriano se replegó, cuidó el balón y contraatacó con balonazos a Kevin Quevedo, quien aportó sorpresa, retención de la pelota y asistencias de riesgo.

La Calamidad: Fallas iniciales, fallas letales

No habían pasado ni 5 minutos del primer tiempo cuando un centro desde la media cancha de Comercio provocó una serie de rebotes que dejaron a Luis Garro frente a Pedro Gallese. El exaliancista remató de zurda a quemarropa y el balón salió muy elevado ante una acumulación de manos sobre las cabezas de sus compañeros. Solo 1 minuto después, la visita cambiaría el rumbo del juego al aprovechar lo que desperdició el 'Poderoso'.

La del VAR: Un pasito adelante, un pasito atrás

El grito apasionado de José Daniel Rivera tras lograr el aparente empate fue aplacado por el banderín elevado del asistente Mario Espichán por una controvertida posición adelantada que anuló el tanto. Antes, para decorar esta peculiar jugada, Sebastián Gularte ganó dos veces en el aire y fabricó sendos tiros al palo derecho de Pedro Gallese.

La Joyita: Salto alto

Gularte fue, en general un dolor de cabeza no solo para el bloque defensivo de Alianza Lima, sino para los hombres blanquiazules que se replegaban en los tiros de esquina. Para muestra quedaron dos tiros al palo desde el área chica y un gol, este último logrado cuando lo salieron a buscar cinco íntimos para finalmente saltar junto al delantero montevideano y quedar como espectadores de lujo de la acción.

El Tapadón: Una visible y otra invisible

Una diagonal de Kevin Quevedo dejó el camino libre por la banda izquierda. Salió a cortar Cristian Dávila; ambos jugadores se miraron y, al llegar al borde del área, el '27' íntimo trató de sorprender con un sutil toque de derecha a Ronald Ruiz. Pero ante la posibilidad de que el balón saliera a cualquiera de sus palos, 'Banana' decidió con certeza y rechazó el balón tras lanzarse a la derecha. En el arco opuesto, antes del tanto de empate de Mario Velarde, Pedro Gallese ensayó una acrobática volada para rechazar el balón de la línea de meta ante un cabezazo de Gularte, en destacada acción opacada por el posterior gol.

El Cambiazo: Lo bueno de esperar

Poco más de 20 minutos faltaban para el silbatazo final cuando la zurda de Ronaldo Cruzado pisó el campo del IPD de Moyobamba. Si bien el volante regaló algunas buenas asistencias, el destino le reservó la cereza del partido: ejecutó un preciso tiro libre con un sutil toque que devino en el gol de campeonato íntimo.

Kazuki Ito: Errores sobre el barro

La lluvia previa al encuentro ocasionó decisiones polémicas de parte de la cuarteta dirigida por Joel Alarcón, que -además del penal anulado a Comercio- mostró solo tarjeta amarilla por una artera falta de Luis Garro en contra de Ronaldo Cruzado. Además, se guardó otras amonestaciones, aunque sí estuvo acertado en la expulsión de David Dioses por un deliberado falta conta Aldair Fuentes.

Los Goles

Fotos: Emilio Ruiz / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Comercio 0 - Alianza Lima 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy