Foto: Celso Roldán / DeChalaca.comSan Martín se plantó ordenado en su visita al Mansiche y derrotó 0-1 a una Vallejo que no tuvo sorpresa ni encontró espacios para atacar. El equipo de Carlos Bustos sumó tres puntos claves para seguir pegado a Boys en la lucha por rehuir el segundo descenso.

Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor

El Capo: Con contundencia

Un delantero en racha y en buen momento es sumamente importante para hacer daño con un planteamiento defensivo como el de la Universidad San Martín, y Joffré Escobar cumplió con la regla. Sobre la base de movilidad, el ecuatoriano complicó a la defensa de la Universidad Vallejo, le marcó el pase a Jairo Concha en la jugada del penal y él mismo se encargó de convertirlo en gol de muy buena manera. Es justa también una mención a la dupla formada por Jefferson Portales y José Luján, que despejó de todo en Trujillo.

La Pizarra: Olvidó el libro

La Vallejo salió al campo con un 3-línea-1-2, con Franco Medina y Élsar Rodas prácticamente lanzados al ataque. El cuadro poeta dominó con amplitud la posesión del balón, y básicamente lo movió de un lado a otro en campo de la San Martín. Al no poder encontrar espacios y encontrarse con el marcador en contra, el recurso del equipo de José del Solar fue lanzar centros poco efectivos al área.

La San Martín se paró con un 4-2-3-1, en el cual incluso los volantes ofensivos cumplieron labores defensivas. Los santos se replegaron con mucho orden, y buscaron hacer daño con salidas rápidas o con lanzamientos largos para Yamir Oliva, Oslimg Mora y Joffré Escobar. El cuadro de Carlos Bustos aprovechó que su rival estuvo cada vez más inclinado en su vocación ofensiva.

La Clave: Lo que el partido pedía

Aunque su propuesta era de naturaleza defensiva, la San Martín no salió a no perder, y supo cuándo y cómo hacer daño sobre la base a las deficiencias de su rival. El elenco de Santa Anita tuvo alguna oportunidad adicional para estirar la cuenta, y se sintió cómodo debido a que los intentos de la Vallejo se volvieron cada vez más predecibles.

El Jugadón: El arte de la simpleza

No resultó pintoresco ni extraordinario, pero el correcto pase de Jairo Concha para Joffré Escobar en la jugada del penal fue algo que la Vallejo nunca logró gestar a pesar de jugar en campo rival prácticamente todo el partido. Fue una pelota que valió finalmente tres puntazos.

La Joyita: Una que vale oro

La ejecución de Escobar para convertir el penal en gol fue el ejemplo perfecto de un tiro inatajable: un disparo fuerte, con buena altura y al ángulo opuesto del arquero.

El Tapadón: Los reflejos de la experiencia

Para mala fortuna poeta, la única buena jugada colectiva que armó el cuadro de 'Chemo' del Solar fue arruinada por la buena intervención de Diego Penny. A los 22', Rolando Díaz pasó y metió un servicio preciso para Santiago Silva, quien le pegó en primera de derecha; sin embargo, el experimentado y espigado arquero reaccionó para negarle el gol. En el rebote, el uruguayo no pudo vencer a su exclub debido a que estrelló el tiro en el travesaño.

El Cambiazo: Brilló por su ausencia

Los tres cambios que ejecutó Del Solar fueron de carácter ofensivo; el más marcado de todos, el de Maximiliano Velasco por Leandro Fleitas. Igual, ninguno de los ingresantes poetas logró marcar la diferencia, y sumar más hombres arriba mostró ser inefectivo ante la falta de inspiración así como el buen juego colectivo y el orden del rival.

Kazuki Ito: Académicamente aprobado

Buen partido de la cuarteta arbitral encabezada por Bruno Pérez, que pasó desapercibida a lo largo del encuentro. El juez solo tuvo que sacar tres amarillas, y acertó en el cobro del penal por una falta clarísima de Leandro Fleitas en contra de Joffré Escobar.

Los Goles

Fotos: Celso Roldán / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Vallejo 0 - San Martín 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy