Foto: Marcos Silva / Prensa BinacionalReal Garcilaso aprovechó las groseras desatenciones de EM Binacional para darse un festín y propinarle un doloroso 1-4 en el 25 de Noviembre. La 'Máquina' ratifica sus credenciales de candidato a llevarse el título del Clausura.

Kenneth Millones | @MillonesRKH
Redactor

¿Por dónde pasó la enorme -y en teoría poco previsible- diferencia de Real Garcilaso sobre EM Binacional?

Por lo pronto, desde lo institucional y administrativo, la Escuela Municipal Binacional no la pasa del todo bien -sus entrenamientos en la semana se suspendieron por problemas con el alquiler del estadio Melgar-, a diferencia de un Real Garcilaso que corre como lo indica su apodo: una máquina. Entonces, a pesar del empate del inicio, el encuentro comenzaba inclinado hacia un solo lado.

Respecto de lo sucedido sobre el gramado de juego, vale señalar que fue el cuadro cusqueño el que empezó más suelto y versátil al elaborar jugadas de riesgo. Es más, la visita no tardó en adelantarse rápido: a los 12', Hernán Rengifo aprovechó el rebote de un disparo de Vidales para marcar el primero. Solo 3 minutos más tarde, el extremo derecho tuvo su revancha de cara al arco al anotar el segundo y duplicar la ventaja visitante, lo que instaló además la sorpresa entre los presentes en el estadio y los jugadores locales.

Sin que el 'Poderoso del Sur' consiguiera reaccionar, el tercero llegó a través de un disparo de media distancia de -quién más- Alfredo Ramúa. La goleada era una realidad irremisible ante un EM Binacional que se mostraba apático sobre el campo. Si bien había tenido algunas oportunidades de descontar, el equipo de Luis Flores padeció de una falta de precisión total sobre la valla de Christian Ortiz.

Andy Polar y Cristian Alessandro para cuidar el balón. (Foto: Marcos Slilva / Prensa Binacional) 

Al regreso de los vestuarios, el local salió más animado y en procura de descontar para luego ir paso a paso en busca de una hipótética igualdad. Sin embargo, el reloj se convirtió en el peor enemigo de EM Binacional, sobre todo mientras más avanzaban los minutos y el descuento no llegaba. Lo que sí había cambiado era la cantidad de ocasiones locales, ante las que la falta de decisión y precisión mataban cualquier intención de descontar. No pasó así con Real Garcilaso, que llegó al cuarto vía una magistral ejecución de tiro libre de Gustavo Dulanto -ya todo un especialista en esas funciones-.

Los restantes 24 minutos constituyeron realmente un trámite. El gol de Dulanto había cerrado el partido, si no estaba sentenciado ya de antemano. El local seguía intentándolo a la desesperada, pero el descuento seguía sin subir al marcador. Es más, el cuadro cusqueño podría haber llegado al quinto de no haber sido porque el travesaño se interpuso entre Ramúa y su disparo seco al centro.

Al final, en el primer minuto de adición, fue Héctor Zeta quien -después de mucho bregar- selló el 1-4 con un tanto que únicamente sirvió para maquillar el resultado. La goleada a favor, además de dar una buena inyección de ánimo a los dirigidos por Tabaré Silva, ratifica las credenciales garcilasianas de candidato al título del último torneo corto del año.

Fotos: Marcos Silva / Prensa Binacional


Leer más...

La ficha del EM Binacional 1 - Real Garcilaso 4

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy