Foto: Ciro MadueñoEl Ciudad de Cumaná regresó al circuito profesional con un césped en buen estado; y si se destaca el gramado en primer lugar es porque Ayacucho y Melgar ofrecieron poco. Fue un 0-0 marcado por la imprecisión.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

¿Acaso la vuelta del Ciudad de Cumaná -en óptimas condiciones- resulta un golpe anímico para Ayacucho?

Bien lo dijo Germán Alemanno en Twitter: "Si alguien está mirando el Ayacucho -Melgar, noten la diferencia de velocidad de este partido a cualquier otro de Ayacucho en su historia. Un lujo el estado del césped", imposible refutar eso, pues efectivamente el cuadro dirigido por Mario Viera tuvo mayor velocidad, sobre todo en los primeros minutos del partido cuando Jeremías Bogado y Robert Ardiles se encargaron de la producción ofensiva. Hasta tres llegadas consecutivas de los zorros animaron el inicio y a la gente presente en el remosado Ciudad de Cumaná.

Sin embargo, Melgar también aprovechó la calidad del césped y se puso a jugar. Demoró entre 10 y 15 minutos para llegar al ritmo esperado, apostando por el control de la pelota en la mitad de cancha con cuatro volantes mixtos en esencia: Alexis Arias, Pablo Míguez, Christofer Gonzales y Joel Sánchez. Aunque entre tanto traslado del esférico, este le llegó poco a Tulio Etchemaite y Bernardo Cuesta.

No fue un tema de espacios, pues tanto Ayacucho como Melgar tuvieron libertades para comenzar con la embestida, pero faltó el penúltimo pase. Así como se menciona que los argentinos de Melgar casi no tuvieron contacto con la pelota, Mauricio Montes y Víctor Rossel tampoco presentaron algún mano a mano de peligro frente a Diego Penny.

Alexis Arias se perfila para rematar de media distancia. (Foto: Ciro Madueño) 

Pasaron los minutos y el fuego se apagó. Lo que comenzó como un encuentro atractivo, terminó en una oda a la imprecisión, sobre todo con el cambio de Bogado por Ever Chávez, para que Ayacucho sume un volante de contención y deje a Ardiles como único creativo. Y para seguir llamando la atención, Viera hizo ingresar a Juan Raúl Neira por Ardiles. Con las variantes, Melgar tuvo mayor decisión para alcanzar el área de Ítalo Espinoza, pero el arquero participó más para anticipar los pase filtrados antes que atajar.

Volvió Ayacucho al Ciudad de Cumaná y puede que esto sriva para que Viera se anime a más, sabiendo que su objetivo es única y exclusivamente la permanencia en Primera. Horizonte distinto para Melgar, que si bien se enfrentó a un cuadro con un plantel inferior en presupuesto, tiene que valorar el punto de visita.

Fotos: Ciro Madueño


Las Fotos 

Leer más...

La ficha del Ayacucho 0 - Melgar 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy