Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comCristal volvió a ganar un partido de forma contundente luego de algunas jornadas. Fue un 0-3 inobjetable ante un Cantolao que, de manera acaso inesperada, comienza a complicarse decididamente con el descenso.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

¿Qué aspectos del Cristal de todo el año se vieron nuevamente ante Cantolao en el Callao?

Termina el partido y Mario Salas camina con su libreta y lapicero en la mano, con un gesto de aprobación y satisfacción. Sonríe mientras saluda sus jugadores y va saliendo del campo del Miguel Grau del Callao. En la conferencia de prensa, se lo vuelve a ver tranquilo después de varias jornadas en las que no se convencía del rendimiento de su equipo. Todo esto después del contundente triunfo 0-3 de Sporting Cristal ante la Academia Cantolao.

La primera gran sonrisa para el comando técnico y también el plantel rimense se dibujó apenas se inició el partido. Gabriel Costa aprovechó una serie de rebotes en el área chica para rematar, fuerte y casi debajo del arco, y poner el primero de la noche apenas a los 7' de juego. La jugada la habían construido en un inicio Marcos López -de buen primer tiempo- y Horacio Calcaterra, quien a diferencia del juvenil tuvo un rendimiento más regular.

Pero no hay que olvidar cómo partieron tanto el gol como las ocasiones que generó Cristal en los minutos iniciales del partido. La palabra clave: agresividad. El cuadro celeste trató de cortar lo más rápido que pudo todos los circuitos que intentó crear el mediocampo aurinegro, conformado por Gerson Barreto, Paulo Albarracín y Josimar Atoche. Para esta función fueron claves las labores tanto de Calcaterra como de Josepmir Ballón, quienes comenzaron a recuperar rápido la pelota -en ocasiones mediante duras faltas- para iniciar rápidamente los ataques.

Josepmir Ballón hace imposible el avance de Sandro Rengifo. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Cristal volvió a ser vertical. Luego de las constantes recuperaciones, los laterales Édinson Chávez -quien reemplazó a Johan Madrid- y Jair Céspedes pasaron rapidísima y constantemente para ser siempre opciones de pase en ataque. Costa y López, por definición, miran siempre hacia adelante y se animan a encarar. Eso se contrapuso a la intención de Cantolao de elaborar juego en el medio con toques cortos, propuesta que -contradictoriamente- se sostenía en el desequilibrio individual por la izquierda de Fabián González, quien además salió lesionado cuando terminaba el primer tiempo.

Ya para la segunda mitad, Cristal encontró al killer. Un penal inexistente cobrado por Ramón Blanco por supuesta falta de Franco Otárola sobre Costa fue convertido en gol por Emanuel Herrera, quien le fusiló el arco a su compatriota Federico Nicosia. Sinceramente, es complicado afirmar que algún arquero pueda sacar un remate como el que ejecutó el goleador del Descentralizado. Y como para demostrar que marca goles de todos los tipos, solo 2 minutos después Herrera puso el tercero con un remate sutil con la derecha, tras un pase de Ballón.

De lo que ocurrió después hay poco por decir. Los rimenses manejaron -y no sufrieron- el partido, mientras que Cantolao careció de reacción para por lo menos tentar el descuento. ¿Qué tuvo Cristal? Agresividad, verticalidad, velocidad y eficacia. Y bueno, una pequeña ayuda de Blanco que le abrió el camino, pero que no terminó siendo realmente determinante.

Duelo de laterales jóvenes: Marcos López ante Carlos Cabello. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

En suma, el de Salas vuelve a ser el equipo que se vio en casi todo el año. Y ya era hora, porque las fases finales están cada vez más cerca. El 'Delfín', por su lado, tendrá por delante una tarea bastante complicada: el descenso es una posibilidad existente en La Punta, y le corresponderá jugar ante rivales importantes en las jornadas que vienen.

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Cantolao 0 - Cristal 3

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy