Foto: Jhon GuevaraComercio ofreció una de sus mejores presentaciones en lo que va de la temporada y cortó la racha de 11 partidos consecutivos sin derrotas de visita de Cristal. Una vez más, Willyan Mimbela fue el genio que frotó la botella de los goles fabulosos y, con un tiro formidable tiro libre, coronó la gran tarde de la ofensiva neocajamarquina.

Bruno Chirinos | @BrunoChirinos2
Redactor

¿Qué permitió a Unión Comercio convertirse en el tercer equipo capaz de vencer a la sólida versión 2018 de Sporting Cristal?

Los rostros y el rechazo a brindar declaraciones de los jugadores de Cristal al finalizar el partido lo decían todo: el estar acostumbrados a sacar puntos en casi todos los partidos de la temporada -salvo en dos, ante Ayacucho FC en el Torneo de Verano y Alianza Lima en el Apertura- y el saber que de no ganar el Clausura disputarían una final hacían de esta derrota una más sufrida que lo normal.

Las ausencias de Patricio Álvarez, Johan Madrid, Marcos López y Horacio Calcaterra –quienes en las últimas fechas del Apertura eran habituales titulares- por haber sido convocados a la selección y, por tanto, estar recién reincoporados a filas cerveceras hacían que el cuadro rimense partiera con cierta desventaja: en el local, solo el zaguero Jonathan Segura fue desafectado, por su expulsión ante la Academia Cantolao en la primera jornada.

La consigna en Comercio fue clarísima desde el pitazo inicial: sorprender a Cristal con el adelanto de sus líneas, además de ejercer una presión alta para así buscar el primer gol rápidamente. Si bien este último no llegó, el dominio en los primeros 15’ fue total para el elenco de Nueva Cajamarca: Carlos Preciado dispuso de dos oportunidades que pasaron muy cerca del arco y Wilmer Aguirre estrelló el balón en el parante.

Gabriel Costa y Reimond Manco despliegan talento en Moyobamba. (Foto: Jhon Guevara) 

Fue tras estas jugadas que se terminó de equilibrar un poco más el partido luego del ritmo tan rápido que demostró el 'Poderoso del Alto Mayo', que más allá de esa imposibilidad de tomar la ventaja mantuvo clara superioridad. Sus fortalezas radicaron en la capacidad de anular mediante una férrea marca a Carlos Lobatón -el llamado a crear juego en la escuadra bajopontina- y en el juego asociado y veloz de sus cuatro hombres de arriba: Willyan Mimbela, Aguirre, Reimond Manco y Preciado generaron una articulación traducida en continuo dolor de cabeza para el equipo rimense, principalmente para Édinson Chávez, quien acusó continuos problemas con la marca.

Fue solo a los 37 minutos que se pudo abrir el marcador, y curiosamente lo hizo alguien que juega bastante lejos de ese cuarteto: nada menos que el zaguero David Dioses, quien tras recibir un pase de Eduardo Uribe muy cerca del área chica, se sacó la tímida marca del amonestado Jorge Cazulo y, de zurda, puso el primero. Mérito de todo el equipo, que lo buscó de diversas formas a lo largo del primer tiempo y pudo irse con una mayor ventaja al descanso.

Para la segunda mitad, Mario Salas decidió efectuar un cambio: ante la falta de creación en el primer tiempo, sacó a Flavio Gómez –de regular desempeño- y dispuso que ingresara Yulián Mejía, quien si bien no es de ensayar recorridos por la banda podía ensayar otras variantes, como pases en profundidad y el tiro de larga distancia. El trámite se hizo similar al de gran parte del primer tiempo: el juego dinámico de Comercio generaba muchos problemas en filas cerveceras.

Jair Céspedes busca el espacio ante la marca de Eduardo Uribe. (Foto: Jhon Guevara) 

A pesar de la superioridad del local, un golpe reafirmó un poderío de Sporting Cristal a lo largo del año, pues el no tener el control de la pelota no es impedimento para que no dejen de anotar: a los 65’, Lobatón jugó rápido con Mejía, y el colombiano tocó el balón con Gabriel Costa para que el recientemente nacionalizado se la pasara en primera a Emanuel Herrera. El goleador argentino venció la valla de Ángel Zamudio y llegó así a su tanto número 28 en el año. Era un empate que no reflejaba cómo había sido el trámite a lo largo del partido.

Sin embargo el gol de Herrera no significó un cambio en materia de la posesión de balón. Comercio, a pesar de mostrar un desgaste físico importante -que implicó que Reimond Manco y Wilmer Aguirre, de buen desempeño, fueran sustituidos-, continuó intentando llegar al arco, aunque esta vez con Matias Succar y José Daniel Rivera, quienes tienen más características de delanteros clásicos.

Cuando ya todo hacía indicar que el marcador no se movería más, una falta por el sector derecho con solo 2 minutos por jugarse le dio una nueva chance al ‘Poderoso', y vaya que la aprovechó: Mimbela, de tiro libre y con un certero remate de zurda que pasó entre Mejía y Fernando Pacheco, le dio el triunfo a su equipo sobre el final. El trayecto del balón habría sido interrumpido de no haber saltado hacia los lados los dos jugadores en mención.

Willyan Mimbela y el golazo con que Comercio derrota a Cristal. (Foto: Jhon Guevara) 

Así se consumó la merecida victoria de los dirigidos por Marcelo Vivas, que demostraron -una vez más- un fútbol muy vistoso y que debe generar, además de mucha alegría, un poco de fastidio por no haber podido tener este rendimiento desde el Torneo de Verano, ya que todavía encuentran entre los últimos de la tabla acumulada. El poder haber casi sacado del partido a Carlos Lobatón, el no amilanarse y tener cuato jugadores en ofensiva con un juego dinámico y de mucho entendimiento y los problemas defensivos de Cristal –llamó la atención el bajo nivel de Renzo Revoredo y Omar Merlo- hicieron posible este valioso triunfo, muy celebrado en el Alto Mayo.

Fotos: Jhon Guevara


Leer más...

La ficha del Comercio 2 - Cristal 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy