Foto: Marcos Silva / Prensa BinacionalRosario continúa en caída libre y sumó su tercera derrota consecutiva tras caer 3-1 ante Binacional en Moquegua. La crísis futbolística nicrupampina ya se extendió a la cancha, mientras el ‘Poderoso del Sur’ robustece su ilusión de terminar en la parte superior de la tabla.

Juan Diego Gilardi | @jd_gr90
Columinsta editorial

¿La crisis extradeportiva de Sport Rosario ha comenzado a influir en los resultados del equipo?

Un nuevo partido para el equipo de Fernando Nogara y una derrota más que anula cualquier chance de los auriazules para luchar por el Apertura, y que además comienza a sincronizar lo que ocurre fuera de la cancha con el rendimiento del cuadro ancashino dentro de ella. No jugó un mal partido Rosario, pero al final ciertas sutilezas inclinaron el marcador y la cancha a favor de Escuela Municipal Binacional, al que le bastó aprovechar desatenciones y hacer valer superioridades momentáneas para quedarse con la victoria.

El cuadro visitante salió con tres centrales y dos carrileros para intentar protegerse del buen juego por las bandas del equipo de Luis 'Puchito' Flores. Sin embargo, fueron varios los momentos en que Carlos Caraza y Javier Carnero complicaron a Faríhd Jasaui y Ronaldo Andía, respectivamente, pues la línea de tres se pegó mucho a Juniors Barbieri y dejó sometidos al mano a mano a sus carrileros.

Tras encontrar el gol del empate con una combinación entre Allan Murialdo y Carlos Olascuaga, Rosario halló la respuesta a su necesidad: si activaba a esos dos, podía complicar a la zaga local. Sin embargo, la falta de consistencia y puntería le jugó en contra. La chance de ser superior se le diluyó y el marcador se fue inflando a favor del rival.

Héctor Zeta cumplió ante un Faríhd Jasaui que no la pasó bien en Moquegua. (Foto: Marcos Silva / Prensa Binacional) 

‘Puchito’ puso tres hombres en ataque para complicar a una zaga ancashina que no se ha mostrado muy sólida en los últimos partidos. Como ya se mencionó líneas arriba, el trabajo por fuera de Caraza y también el de Andy Polar sirvieron para alimentar a Héctor Zeta, quien solo buscaba pelear con los zagueros y habilitar a sus extremos.

Por momentos, la paciencia de Édson Aubert para armar jugadas se convertía en desidia y el ataque local se volvía espeso y predecible. Todo cambió con el ingreso de Marco Aldair Rodríguez, quien ofreció más verticalidad y así EM Binacional pudo encontrar el tercer gol: el de la tranquilidad y la seguridad de poder mirar la tabla desde arriba.

Las Fotos

Los Goles

Fotos: Marcos Silva / Prensa Binacional


Leer más...

La ficha del EM Binacional 3 - Rosario 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy