San Martín goleó al ritmo de la joven sensación de su plantel. El 3-0 que le endosó a Alianza Lima refleja el crecimiento santo y la desesperación blanquiazul.
Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

Elegante y desprolijo. Seguro y desesperado. Observador e impetuoso. Roberto Mosquera es una constante contradicción con su versión de Alianza Lima. El extécnico de Aurich tampoco exterioriza su preocupación. Incluso cuando hay caos, se mantiene sobrio.

Alianza es Lionard Pajoy sin encontrar la salida, pero sí la llegada desde la banda izquierda. Es Julio Landauri, disciplinado con regularidad, pero perdido como volante de primera línea. Es el caos de ambas apuestas, una vieja -la del colombiano como extremo izquierdo- y una nueva -la de Landauri como volante interior- sin que funcione alguna. Mosquera luce sobrio, pero sus decisiones son las de un técnico que raspa la olla en búsqueda de variantes.

Frente a esta confusión que se ha vuelto un estilo sin manual, estuvo un plantel que ha aprendió a ser equipo. José del Solar acertó en San Martín aunque tarde. Si el torneo hubiese durado 18 fechas habría descendido. Pero felizmente para 'Chemo', el tiempo le da aire para recuperarse en el torneo y, por qué no, sacudirse de malos recuerdos.

A Del Solar no lo quería buena parte de la población futbolera antes de tomar la selección peruana. Su llegada a Cristal, club en el que fue resistido, unió a la 'U' y Alianza. Su paso por la selección, donde quedó último, unió al Perú (futbolero) en la resistencia. Con o sin razones de por medio, Del Solar no es necesariamente un buen recuerdo para cualquier hincha peruano.

San Martín regala la emoción de ver a un equipo chico superar a un grande. Hizo caer a los compadres que se unieron para resistir a 'Chemo' hace once años. Primero Universitario cayó 1-3; ahora Alianza Lima repitió el plato con una goleada. Ante los blanquiazules, Joel Sánchez y Cristian Ortiz lideraron desde un juego que encendió desde tres cuartos de cancha. Pero el soporte enérgico llegó de Wilder Cartagena y Sergio Peña, cada uno en su estilo, quienes destruyeron el desorbitado esquema aliancista.

>>>Clic aquí para leer más: Dos formas de dar pena (y penales)

Así, pues, 'Chemo' ha confundido a todos, menos a los suyos. Porque no solo juega bien y tiene un estilo definido; también gusta y entretiene, aun cuando pelea el descenso. En veintinueve días debe haber esbozado sonrisas en hinchas de Alianza y la 'U'. Su equipo da ganas de ensayar elogios. Mosquera, en cambio, parece confundir solo a los suyos con sus decisiones.

Del Solar descubre así una nueva juventud de su carrera como técnico. Con sensaciones encontradas para quienes lo sufrieron y ahora se pueden resistir a disfrutar a su San Martín. Un equipo excepcional -sin ser una maravilla- dentro un torneo en el que las propuestas disforzadas, como la de Mosquera, son regulares.

Las Fotos

Los goles

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del San Martín 3 - Alianza Lima 0

Las Caletas del San Martín 3 - Alianza Lima 0: Viaje y sana costumbre

Comentarios (1)add
...
escrito por Anonymous , septiembre 12, 2016
Eso del tic-tic-tac viene con segunda.

Es música de quinceañeras, jajaja...
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy