Municipal y Melgar dividieron tanto esfuerzos como honores en Villa El Salvador. El 0-0 -que no mueve a ambos de sus cómodas posiciones semifinalistas- fue reflejo de un partido no vistoso pero sí bastante bueno por lo tácticamente peleado, y hasta con una infrecuente expulsión.

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

El empate a cero es un resultado indeseable para el fútbol desde que el adagio reza que un partido sin goles es algo así como un jardín sin flores. Pero es en jardines sin flores, irónicamente, donde se escriben las páginas más bellas del fútbol: en las canchas. Aun cuando sean sintéticas como la del Iván Elías Moreno, que esta tarde de sábabo albergaba el que en teoría había de ser el mejor partido de la fecha y, acaso, acabe ratificando tal premisa en la práctica pese al resultado.

Ocurre que el 0-0 entre Municipal y Melgar tuvo pasajes de variada emotividad y chispa, tanto adentro como afuera del campo. Marcelo Grioni de regreso al banco, más bien Juan Reynoso en la tribuna y hasta el preparador de arqueros rojinegro, el exarquero de Universitario Óscar Gambetta, expulsado por Víctor Hugo Carrillo -quien se hizo cargo del partido tras la desprogramación del cuestionado Michael Espinoza- debido a portar una tablet en el banco de suplentes, algo que está prohibido por el reglamento. Pero el ingrediente principal fue el duelo táctico de dos ideas muy fijas acerca de cómo llevarse el resultado conveniente de Villa El Salvador para seguir asegurando el camino de uno y otro hacia semifinales.

>>>Chalacas Curiosas: Óscar Gambetta, preparador de arqueros de Melgar, fue expulsado por emplear una tablet

Por el lado edil, la instrucción fue notoriamente expresa: mantener todo lo posible el balón en el aire para evitar i) que Melgar construya circuitos a ras de piso y ii) explotar en la mayor medida posible el buen juego aéreo de los futbolistas ediles. A partir de eso, llegó una vorágine de balones en búsqueda de Maximiliano Velasco, fuera con comba al corazón del área o de manera larga para explotar el pique en contragolpe del goleador argentino. Destacó sobre todo Luis García como administrador de las principales ocasiones y también Pablo Lavandeira, bien tirado por derecha y en labor esforzada de tapar la salida de Nilson Loyola. Sin embargo, fue Damián Ísmodes quien estuvo más cerca de abrir el marcador: un disparo cruzado suyo a los 32' remeció el travesaño de Patricio Álvarez, quien ya antes había tenido una atajada de campeonato ante un mortífero cabezazo de Velasco.

El 3-1-4-2 de Reynoso le permitió explotar el desborde de sus carrileros, uno de ellos Nilson Loyola. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Por el lado rojinegro, Reynoso propuso un 3-1-4-2 muy ofensivo para ser visitante que le permitía explotar al tope los desbordes de sus carrileros Dahwling Leudo -reubicado en esa función y al parecer para bien- y especialmente Loyola, hombre de moda. La propuesta, no obstante, tuvo como costo recargar la labor defensiva del mexicano Rogelio Chávez, quien tuvo que blandirse cual espadachín solitario contra el incisivo mediocampo edil. Irónico resultó que Melgar acabara hasta con seis hombres al fondo, cuando nadie menos que Ysrael Zúñiga -quien había ingresado por José Carlos Fernández- tuvo que pasar por el siempre amargo trance de salir cambiado tras haber entrado, de forma de que Werner Schüler protegiera el juego aéreo en los últimos minutos.

Con ese mix de propuestas, Melgar la tuvo difícil para, por un lado, construir juego; y, por otro, soportar la sobrecarga edil. Así, y todo, la visita tuvo las suyas, como que producto de la mejor combinación entre sus diversas líneas Bernardo Cuesta quedó a tiro de gol y puso en aprietos a Erick Delgado a poco del final del primer tiempo. Pero en general, el partido se jugó más en el campo rojinegro, incluso cuando Reynoso apeló a Hernán Hinostroza para corregir la falta de contención, dado que 'Muni' ya estaba muy volcado cargando sobre el arco de Álvarez, con Masakatsu Sawa en el campo como herramienta para pensar y luego con el grandote Lucas Simón para simplemente meterla como fuera, cosa que no sucedió.

Y pese a que no pasó así, tampoco ocurrirá gran alteración, puesto que con 70 y 66 puntos, respectivamente, rojinegros y ediles gozan de sobrado crédito para pensar en semifinales a cuatro fechas del final. Que lo expuesto les alcance como crédito, en cambio, para pensar que este sábado 29 pueden haber jugado los previos de una final en diciembre es inexacto. Pero hay tiempo y margen en puntos para seguir ensayando variantes tácticas y de paso entretener al nicho de mercado que goza de esas que por estos lares son excentricidades.

Las Fotos

Los goles

- No hubo

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La Ficha del Municipal 0 - Melgar 0

Las Caletas del Municipal 0 - Melgar 0: Nada nueve

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy